Glaucoma: qué es y por qué es importante detectarlo - Tarify
Salud y bienestar

Glaucoma: qué es y por qué es importante detectarlo

Síguenos en:

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera y puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad. Detectar los signos puede marcar la diferencia. ¡Te contamos cómo!

La vista es uno de los sentidos más valiosos para el ser humano. Es la forma que tenemos de ver el mundo tal y como es, y disfrutar de todo su esplendor.

Sin embargo, a diferencia de otros sentidos, se pierde agudeza visual a lo largo de los años. En algunos casos, la pérdida de visión deriva de afecciones graves como el glaucoma. Te contamos cuáles son los síntomas de esta enfermedad, sus consecuencias y cómo prevenirla en la medida de lo posible. 

El glaucoma es la principal causa de ceguera en personas mayores de 60 años.

Visitar al oftalmólogo regularmente es la mejor medida de prevención.

 También puede interesarte:

¿Mi seguro tiene un servicio de telemedicina?

¿El seguro de salud cubre las operaciones de ojos?

Cómo prevenir la cinetosis, la enfermedad del viajero.


Glaucoma, ¿qué es?

glaucoma-definicion-ejemplo

El glaucoma es un tipo de afección ocular que perjudica al nervio óptico del ojo humano. ¿Por qué se produce? En esencia, por una presión intraocular más alta de lo normal.

El glaucoma puede darse a cualquier edad. Sin embargo, es más común a partir de los 60 años, siendo la principal causa de ceguera en adultos mayores.


Tipos de glaucoma


1. Glaucoma de ángulo abierto

Es el tipo de glaucoma más extendido. Esta enfermedad tiene una evolución muy lenta. El motivo principal de su aparición es que  el ojo no drena los fluido como debería y, como consecuencia, la presión intraocular aumenta, dañando el nervio óptico.

Es importante mencionar que la persona que padece este tipo de glaucoma no siente dolores ni pérdida de visión al principio.

2. Glaucoma agudo de ángulo cerrado

El glaucoma agudo de ángulo cerrado es bastante más agresivo y peligroso. Se da cuando el iris está a poca distancia del ángulo de drenaje del ojo y, a consecuencia de esto, bloquea la acción normal de drenado.

Para que te hagas una idea, es como si hubiese un atasco en la ducha. El propio atasco no deja fluir el agua y se acaba formando un charco. Ocurre de igual forma en el ojo, si el ángulo de drenaje se bloquea, la presión aumenta.

En estos casos, lo principal es darse cuenta de qué está pasando y acudir a un oftalmólogo de urgencia. Puede marcar la diferencia entre un tratamiento efectivo y una ceguera. A lo largo de este artículo te explicamos los síntomas a los que debes prestar alerta.

3. Otros tipos de glaucoma

  • Glaucoma de baja tensión.
  • Glaucoma congénito.
  • Glaucoma secundario.
  • Glaucoma pigmentario.
  • Glaucoma pseudoexfoliativo.
  • Glaucoma traumático.
  • Glaucoma neovascular.
  • Síndrome endotelial iridocorneal (SEI).

Logo Endesa
 
Tarifa Luz tarifa libre 22%
Energía a precio fijo
Tarifa sin tramos horarios
Gestiones 100% Online
 
20% dto en el consumo durante un año
Sin permanencia
 
66
,38* €/mes
56
,06*
€/mes
 
Ver detalles


Causas y síntomas del glaucoma

examen-ocular-hombre-rubio

Cada tipo de glaucoma presenta unas causas y unos síntomas. Algunas formas son asintomáticas, el efecto es progresivo y, probablemente, el paciente que lo padece no sepa que lo tiene hasta una fase avanzada de la enfermedad.

Por este motivo es importante realizarse chequeos periódicos, no solo en términos oculares, en la mayoría de los casos. Una analítica anual que nos proporcione información sobre nuestro estado de salud es la mejor forma de quedarse tranquil@.

Para el caso que tratamos, el examen de presión ocular permitirá hacer un diagnóstico del glaucoma y conocer en qué fase se encuentra para poder tratarlo de la mejor forma.

Según la Academia Americana de Oftalmología (AAO) es recomendable someterse a un examen visual cada 5 o 10 años para los menores de 40 años, cada 2 o 4 años para los que estén en la franja de 40 y 54 años, cada 1 o 3 años para aquell@s que tengan entre 55 y 64 años y, por último, cada 1 o 2 años si están por encima de los 65 años.

1. Síntomas glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto, por regla general, no presenta síntomas. Solo en las fases más avanzadas de la enfermedad. Algunos ejemplos son:

  • Puntos ciegos en la visión lateral/central. En uno o los dos ojos.
  • Visión túnel.

2. Glaucoma agudo de ángulo cerrado

Como decíamos, el glaucoma es una enfermedad silenciosa. Si bien, en el caso del glaucoma agudo de ángulo cerrado, los síntomas son más notorios. Estos son algunos de los que podrían darte a entender su aparición:

  • Dolor de cabeza agudo.
  • Dolor en los ojos frecuente.
  • Náuseas y vómitos.
  • Halos que acompañan a las luces.
  • Ojos rojos.
  • Visión borrosa continuada.

¿Cómo se detecta el glaucoma?

La única forma de diagnosticar al 100% un glaucoma es a través de un examen ocular completo. ¿Esto qué incluye? Las siguientes pruebas o diagnósticos:

  • Tonometría: medición de la presión del ojo.
  • Revisión del ángulo de drenaje ocular.
  • Examen de dilatación de pupilas. Así se mide la salud del nervio óptico y la retina.
  • Prueba de visión periférica (para descartar glaucoma de ángulo abierto).
  • Imagen o medición digital del nervio óptico para un análisis exhaustivo.
  • Paquimetría: medición del espesor de la córnea a través de ondas ultrasónicas.

¿Quién está en riesgo de glaucoma?

Como decíamos, nadie está exento de sufrir una enfermedad ocular. Si bien, algunos perfiles de personas tienen mayores probabilidades de padecer glaucoma que otros grupos. Estos son algunos de los grupos más propensos:

  • Personas mayores de 50 años.
  • Casos de glaucoma en la familia.
  • Ascendencia hispana, africana o asiática.
  • Presión ocular alta.
  • Padecen otras enfermedad oculares como la hipermetropía o la miopía.
  • Han sufrido alguna lesión en el ojo.
  • Uso de esteroides.
  • Córneas delgadas.
  • Estrechamiento del nervio óptico.
  • Tienen una mala circulación de la sangre u otras enfermedades como la diabetes o migrañas.

Ante cualquier signo de alerta, acude a un/a oftalmólog@ de confianza para efectuar un chequeo lo antes posible.

Tratamiento del glaucoma

Una vez que se produce el glaucoma, revertir el efecto es bastante complejo. Aun así, la buena noticia es que se puede detener el avance. Para ello hay que hacer uso de una serie de medicamentos o, dependiendo de la gravedad, recurrir a la cirugía.

1. Medicamentos

El más utilizado para el tratamiento del glaucoma son las gotas para los ojos. Un tipo de medicina que debe usarse a diario y siguiendo siempre las indicaciones del médico. Ayudarán a disminuir la presión del ojo.

En contrapartida, como la mayoría de medicamentos del mercado, este tipo de gotas tienen una serie de efectos secundarios. Es importante que te informes bien antes de empezar a usarlas. Recordemos algunos de los más comunes:

  • Enrojecimiento o picazón de los ojos/piel de alrededor del ojo.
  • Visión borrosa.
  • Crecimiento de las pestañas.
  • Cambio en el color de los ojos.
logo virgin telco
 
15GB datos móviles
Llamadas ilimitadas
 
Precio Final
Acumula los gigas que no uses
Sin permanencia
 
9
,00*
€/mes
 
Ver detalles


2. Cirugía láser

Si el nivel del glaucoma requiere operación, la cirugía ocular es el mejor tratamiento. Existen dos métodos principales de cirugía con láser:

Trabeculoplastia

Destinada a pacientes que padecen glaucoma de ángulo abierto. El oftalmólogo ejerce un rayo láser sobre la zona afectada para que el ángulo de drenaje funcione mejor. Así, el fluido acuoso puede drenar adecuadamente y regular la presión del ojo.

Iridotomía

Para pacientes que padecen glaucoma de ángulo cerrado. En este caso, el oftalmólogo utiliza el láser para agujerear el iris y ayudar al fluido a facilitar la llegada al orificio de drenaje y reducir la presión.

Otras cirugías

  • Trabeculectomía.
  • Dispositivos de drenaje para el glaucoma.
  • Cirugía de catarata.

Consejos para cuidar la vista

Para ahorrarnos sustos innecesarios en relación a nuestra salud visual, lo mejor es seguir a rajatabla una serie de indicaciones. Estos tips para cuidar la vista te serán de mucha ayuda:

  1. Revisa tu visión con regularidad en el oftalmólogo. A ser posible, que estos exámenes sean lo más completos y, sobre todo, si eres mayor de 50 años, que incluya una medición de la tensión intraocular. De esta forma, de detectarse un glaucoma, tendrá mejor pronóstico.

  2. Mantén una dieta rica, variada y saludable, que incluya todos los grupos de alimentos en su justa medida.

  3. Plantea una rutina de actividad física. Esto puede ayudar a prevenir el glaucoma, ya que reduce la presión ocular.

  4. Utiliza solo medicamentos para los ojos bajo prescripción médica. Evita los autodiagnósticos o diagnósticos no efectuados por profesional sanitario.

  5. Protege tu vista de los rayos UV con gafas de sol.

  6. Mantén una higiene adecuada en tus ojos. Lava tu cara diariamente y, en caso de utilizar maquillaje, limpia en profundidad la zona.

  7. Descansa entre 7 - 8 horas todos los días.

  8. No sobreexpongas tu vista a pantallas y si lo haces, plantea pausas periódicas para descansar los ojos.

Recomendación Tarify: pregunta a tu seguro de salud sobre las revisiones oftalmológicas anuales. Así podrás descartar cualquier lesión en tu vista. ¡Cuida tu visión!

Tal vez te interese:

Cómo sincronizar tu móvil con tu tablet.

Activar identificador de llamadas.

Yoigo: Contrata más megas.