Batch cooking: qué es y cuáles son sus beneficios - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

158 visitas

Batch cooking: qué es y cuáles son sus beneficios

pizarra-batch-cooking-alimentos

El batch cooking te permite llevar una dieta saludable y equilibrada. Además, tiene una serie de virtudes que no solo benefician a tu salud, también a tu bolsillo. ¿Quieres conocerlos?


Deja de recurrir a alimentos procesados día tras día. ¿No te cansas? ¡Recurre al batch cooking! La mejor forma de comer sano, variado y equilibrado. Te explicamos en profundidad este concepto culinario.


¿Qué es batch cooking?

¿Eres de esas personas que siempre pone excusas para cocinar? Sí, sabemos que la comida preparada es cómoda y, además, suele estar bastante rica. ¡A nadie le amarga un dulce!

Pero… ¿Es realmente sana? Lo cierto es que, en la mayoría de ocasiones, no lo es. Además, tampoco es barata, lo que afecta directamente a nuestro bolsillo. Si lo que quieres es comer bien, barato y variado… ¡bienvenid@ al batch cooking?

Este concepto anglosajón es algo que existe desde hace mucho tiempo. Solo que ahora le hemos dado un nombre muy fancy con el que nos sentirnos los más modernos del universo.

Si lo traducimos al castellano, viene a ser “cocinar para toda la semana”. Esto significa, a grandes rasgos, organizar un menú semanal elaborando las comidas/cenas en un solo día.


Diferencias con el meal prep

El batch cooking consiste en preparar los alimentos y almacenarlos independientemente. Así, tendrás un táper con pasta, otro con arroz, otro con carne en salsa…

Por otro lado, el meal prep consiste en preparar la comida al completo y almacenarla en raciones, es decir, tendremos nuestra pasta boloñesa lista en un único táper.


¿Cuáles son sus beneficios?

El objetivo del batch cooking no es otro que la eficiencia doméstica en un amplio abanico de supuestos. Veamos en profundidad los beneficios que puede aportar esta buena práctica alimenticia.

Platos sanos

mesa-alimentos-taper

¡Olvida las comidas procesadas! Recordemos que llevar una buena alimentación es el primer paso para gozar de buena salud y evitar enfermedades graves.

Por este motivo, es importante adoptar unas costumbres tanto de nutrición como de ejercicio físico. Esta rutina debe configurarse desde la infancia. Si no ha sido tu caso, siempre es buen momento para cambiar.

Además, si eres de gustos limitados, debes saber que, hoy en día, existe una amplísima variedad de alimentos destinados a llevar un estilo de vida saludable.

Eso sí, conviene recalcar que para seguir una dieta saludable no deberías eliminar ningún grupo nutricional de la famosa pirámide (No, no es Keops). Ah, y siempre en las proporciones adecuadas (que muchas veces nos pasamos). Tu dieta tendrá que adaptarse a tu edad, el peso y el estado físico.

El hecho de seguir el batch cooking con un menú semanal te permitirá elaborar platos a tu gusto, con los ingredientes que deseas y lo mejor… ¡es que estarán listos en el momento que los necesites!

¿Qué deberías incluir (y qué no) en tu dieta batch cooking? Aquí algunas recomendaciones.

5 porciones de fruta y verdura al día. Esta es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Consumir cereales y legumbres como fuente de hidratos de carbono, fibra, vitamina B y proteína.

Incluir en tu dieta las grasas cardiosaludables, como los ácidos grasos insaturados, presentes en el aceite de oliva, aguacate, frutos secos o algunos pescados azules.

Evitar las grasas saturadas, por ejemplo, la bollería industrial o las salsas preparadas.

Reducir el consumo de sal y azúcar.

Leche y sus derivados (por ejemplo, queso) como fuente de calcio, proteínas, vitamina A, vitamina B y vitamina C.

⭐ También puede interesarte:

Grasas saturadas e insaturadas: ¿cómo se comen y dónde se encuentran?

10 superalimentos que te darán un aporte extra de energía.

Inducción, gas o vitrocerámica, ¿cuál es mejor?


Ahorro económico

Sí, como lo lees, el batch cooking puede ayudarte a ahorrar en tu presupuesto mensual destinado al hogar. ¿Cómo? Piensa que esa planificación del menú semanal te llevará al supermercado sabiendo en todo momento qué vas a comprar.

Eso sí, aquí debes ser fuerte y evitar las tentaciones. Sabemos que hay muchas, pero… ¡Tú puedes! Compra única y exclusivamente lo que está en tu lista y lo que necesitas para preparar tus menús.

Si quieres otros trucos para ahorrar en tu cesta de la compra, te recomendamos este post.

Además del ahorro en comida, preparar todos los platos en un solo día te permitirá un ahorro energético. ¿El motivo? No tendrás que encender varias veces la vitrocerámica o el horno para calentarlos. Aprovecharás la energía residual el mismo día.


Ahorro de tiempo

Vale, sí, seguro que piensas que vas a estar muchas horas en la cocina si tienes que preparar tantos platos. Es cierto. Pero… ¡Piensa a la larga! Un día cocinando y 6 de completo relax.

Solo acude a tu frigorífico, calienta la comida y… ¡a la mesa! Al final, el tiempo que dedicas al batch cooking es mucho menor que si tuvieras que cocinar todos los días. ¡Te lo aseguramos!


logo lucera
 
Precio por tramos horarios
100% Energía verde
Energía a precio de coste
 
¡Alta online sin papeleos en 2 minutos!
Sin permanencia
 
64
,93*
€/mes
 
Ver detalles
logo ganaenergia
 
Precio sin tramos horarios
100% Energía verde
 
Sin permanencia
 
73
,70*
€/mes
 
Ver detalles


Versatilidad en las comidas

Al tener los alimentos separados, no tenemos que ceñirnos al menú final. Imagínate que, en primera instancia, tenías pensado comer el martes pollo al curry. Para ello, preparaste los filetes a la plancha y la salsa aparte.

Si bien, llegado el momento, te das cuenta que prefieres comer arroz con curry. ¡Ningún problema! Abre tu táper de arroz, vierte la salsa y… ¡a comer! A los problemas, soluciones.


¿Cómo poner en práctica el batch cooking?


1. Organización

Antes de poner en práctica el batch cooking, coge papel y bolígrafo o, si lo prefieres, utiliza tu ordenador/tablet. ¡Lo que te resulte más cómodo! Bien, ahora, a pensar qué es lo que quieres comer.

Teniendo en cuenta el método de dieta saludable, incluye ingredientes y alimentos sanos y que, además, sean versátiles. Esto significa que se puedan reutilizar en varios platos. No tienen porqué ser recetas complicadas. ¡Lo que te resulte más cómodo!

En este diseño, ten en cuenta el equilibrio entre los alimentos que configuran una dieta variada y saludable (recordemos: carnes, pescados azules, legumbres, lácteos, frutas, verduras y hortalizas…).


2. Lista de la compra

lista-compra-alimentos

Vale, ¿ya tienes los menús? Llega el momento de planificar la lista de la compra con los ingredientes que necesitas para llevar a cabo esos suculentos platos. Si no quieres salirte del esquema, ve al supermercado sin hambre. Créenos, ¡funciona!

Aquí debes tener en cuenta que hay muchos grupos de alimentos que no se pueden congelar. Es el caso de las frutas y las verduras frescas. Por eso, quizá, si tu plato requiere de este tipo de alimentos, podrás añadirlos el mismo día que lo vas a comer. ¡Te llevará solo unos minutos!


3. ¡A cocinar!

Aquí existen dos opciones. Normalmente, el día preferido para ejercer el batch cooking suele ser el domingo. ¿El motivo? ¡Muy sencillo! Es el día que más tiempo libre solemos tener.

Por tanto, puedes dedicar toda la mañana de tu domingo a preparar los menús semanales o, puedes dividirte el tiempo en varios días, lo que te sea más cómodo. ¡El resultado es el mismo!

En esta decisión también puede influir lo que vayas a cocinar. Si es un plato que no admite congelación, podrás preparar esa receta y guardarla en el frigorífico para consumirlo al día siguiente.


4. Método de conservación

¿Todo listo? Déjalo que se enfríe y divídelo en tápers o recipientes aptos para conservar alimentos de forma eficiente. Recuerda, todos los alimentos no admiten congelación. Por tanto, tendrás que pensar cuáles van al frigorífico y cuáles al congelador.


logo ganaenergia
 
Tarifa RL.1 sin más
 
Sin permanencia
 
22
,33*
€/mes
 
Ver detalles
logo alterna energía
 
Tarifa 3.1
 
Sin permanencia
 
36
,03*
€/mes
 
Ver detalles


Ejemplo de menú semanal en base al batch cooking


Día

Comida

Cena

Lunes

Ensalada de judías + Filetes de pollo a la plancha.

Setas a la plancha + Salpicón de pulpo.

Martes

Crema de puerros + Lubina a la plancha.

Ensalada de tomate y cebolla + Tortilla francesa.

Miércoles

Espaguetis al ajillo con dados de salmón.

Tosta de aguacate con queso Philadelphia y pavo.

Jueves

Arroz integral + Carne en salsa.

Fajitas de pollo y verduras salteadas.

Viernes

Brócoli aliñado con vinagre balsámico de módena y AOVE + Merluza al vapor.

Hamburguesa (carne a elegir) completa y batata asada.


Los sábados y los domingos, normalmente, podemos saltarnos un poco esa dieta sana y saludable. ¡Pero siempre con cabeza! A todos nos apetece un buen burrito chorreante. ¿Verdad?

⭐ Tal vez te interese:

¿HBO o Netflix? Ventajas e inconvenientes.

Jazztel: Cambia de domicilio.

Cómo hacer un traslado de línea con Movistar.

Home Noticias

Salud y bienestar

158 visitas

Batch cooking: qué es y cuáles son sus beneficios

pizarra-batch-cooking-alimentos

El batch cooking te permite llevar una dieta saludable y equilibrada. Además, tiene una serie de virtudes que no solo benefician a tu salud, también a tu bolsillo. ¿Quieres conocerlos?


Deja de recurrir a alimentos procesados día tras día. ¿No te cansas? ¡Recurre al batch cooking! La mejor forma de comer sano, variado y equilibrado. Te explicamos en profundidad este concepto culinario.


¿Qué es batch cooking?

¿Eres de esas personas que siempre pone excusas para cocinar? Sí, sabemos que la comida preparada es cómoda y, además, suele estar bastante rica. ¡A nadie le amarga un dulce!

Pero… ¿Es realmente sana? Lo cierto es que, en la mayoría de ocasiones, no lo es. Además, tampoco es barata, lo que afecta directamente a nuestro bolsillo. Si lo que quieres es comer bien, barato y variado… ¡bienvenid@ al batch cooking?

Este concepto anglosajón es algo que existe desde hace mucho tiempo. Solo que ahora le hemos dado un nombre muy fancy con el que nos sentirnos los más modernos del universo.

Si lo traducimos al castellano, viene a ser “cocinar para toda la semana”. Esto significa, a grandes rasgos, organizar un menú semanal elaborando las comidas/cenas en un solo día.


Diferencias con el meal prep

El batch cooking consiste en preparar los alimentos y almacenarlos independientemente. Así, tendrás un táper con pasta, otro con arroz, otro con carne en salsa…

Por otro lado, el meal prep consiste en preparar la comida al completo y almacenarla en raciones, es decir, tendremos nuestra pasta boloñesa lista en un único táper.


¿Cuáles son sus beneficios?

El objetivo del batch cooking no es otro que la eficiencia doméstica en un amplio abanico de supuestos. Veamos en profundidad los beneficios que puede aportar esta buena práctica alimenticia.

Platos sanos

mesa-alimentos-taper

¡Olvida las comidas procesadas! Recordemos que llevar una buena alimentación es el primer paso para gozar de buena salud y evitar enfermedades graves.

Por este motivo, es importante adoptar unas costumbres tanto de nutrición como de ejercicio físico. Esta rutina debe configurarse desde la infancia. Si no ha sido tu caso, siempre es buen momento para cambiar.

Además, si eres de gustos limitados, debes saber que, hoy en día, existe una amplísima variedad de alimentos destinados a llevar un estilo de vida saludable.

Eso sí, conviene recalcar que para seguir una dieta saludable no deberías eliminar ningún grupo nutricional de la famosa pirámide (No, no es Keops). Ah, y siempre en las proporciones adecuadas (que muchas veces nos pasamos). Tu dieta tendrá que adaptarse a tu edad, el peso y el estado físico.

El hecho de seguir el batch cooking con un menú semanal te permitirá elaborar platos a tu gusto, con los ingredientes que deseas y lo mejor… ¡es que estarán listos en el momento que los necesites!

¿Qué deberías incluir (y qué no) en tu dieta batch cooking? Aquí algunas recomendaciones.

5 porciones de fruta y verdura al día. Esta es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Consumir cereales y legumbres como fuente de hidratos de carbono, fibra, vitamina B y proteína.

Incluir en tu dieta las grasas cardiosaludables, como los ácidos grasos insaturados, presentes en el aceite de oliva, aguacate, frutos secos o algunos pescados azules.

Evitar las grasas saturadas, por ejemplo, la bollería industrial o las salsas preparadas.

Reducir el consumo de sal y azúcar.

Leche y sus derivados (por ejemplo, queso) como fuente de calcio, proteínas, vitamina A, vitamina B y vitamina C.

⭐ También puede interesarte:

Grasas saturadas e insaturadas: ¿cómo se comen y dónde se encuentran?

10 superalimentos que te darán un aporte extra de energía.

Inducción, gas o vitrocerámica, ¿cuál es mejor?


Ahorro económico

Sí, como lo lees, el batch cooking puede ayudarte a ahorrar en tu presupuesto mensual destinado al hogar. ¿Cómo? Piensa que esa planificación del menú semanal te llevará al supermercado sabiendo en todo momento qué vas a comprar.

Eso sí, aquí debes ser fuerte y evitar las tentaciones. Sabemos que hay muchas, pero… ¡Tú puedes! Compra única y exclusivamente lo que está en tu lista y lo que necesitas para preparar tus menús.

Si quieres otros trucos para ahorrar en tu cesta de la compra, te recomendamos este post.

Además del ahorro en comida, preparar todos los platos en un solo día te permitirá un ahorro energético. ¿El motivo? No tendrás que encender varias veces la vitrocerámica o el horno para calentarlos. Aprovecharás la energía residual el mismo día.


Ahorro de tiempo

Vale, sí, seguro que piensas que vas a estar muchas horas en la cocina si tienes que preparar tantos platos. Es cierto. Pero… ¡Piensa a la larga! Un día cocinando y 6 de completo relax.

Solo acude a tu frigorífico, calienta la comida y… ¡a la mesa! Al final, el tiempo que dedicas al batch cooking es mucho menor que si tuvieras que cocinar todos los días. ¡Te lo aseguramos!



Versatilidad en las comidas

Al tener los alimentos separados, no tenemos que ceñirnos al menú final. Imagínate que, en primera instancia, tenías pensado comer el martes pollo al curry. Para ello, preparaste los filetes a la plancha y la salsa aparte.

Si bien, llegado el momento, te das cuenta que prefieres comer arroz con curry. ¡Ningún problema! Abre tu táper de arroz, vierte la salsa y… ¡a comer! A los problemas, soluciones.


¿Cómo poner en práctica el batch cooking?


1. Organización

Antes de poner en práctica el batch cooking, coge papel y bolígrafo o, si lo prefieres, utiliza tu ordenador/tablet. ¡Lo que te resulte más cómodo! Bien, ahora, a pensar qué es lo que quieres comer.

Teniendo en cuenta el método de dieta saludable, incluye ingredientes y alimentos sanos y que, además, sean versátiles. Esto significa que se puedan reutilizar en varios platos. No tienen porqué ser recetas complicadas. ¡Lo que te resulte más cómodo!

En este diseño, ten en cuenta el equilibrio entre los alimentos que configuran una dieta variada y saludable (recordemos: carnes, pescados azules, legumbres, lácteos, frutas, verduras y hortalizas…).


2. Lista de la compra

lista-compra-alimentos

Vale, ¿ya tienes los menús? Llega el momento de planificar la lista de la compra con los ingredientes que necesitas para llevar a cabo esos suculentos platos. Si no quieres salirte del esquema, ve al supermercado sin hambre. Créenos, ¡funciona!

Aquí debes tener en cuenta que hay muchos grupos de alimentos que no se pueden congelar. Es el caso de las frutas y las verduras frescas. Por eso, quizá, si tu plato requiere de este tipo de alimentos, podrás añadirlos el mismo día que lo vas a comer. ¡Te llevará solo unos minutos!


3. ¡A cocinar!

Aquí existen dos opciones. Normalmente, el día preferido para ejercer el batch cooking suele ser el domingo. ¿El motivo? ¡Muy sencillo! Es el día que más tiempo libre solemos tener.

Por tanto, puedes dedicar toda la mañana de tu domingo a preparar los menús semanales o, puedes dividirte el tiempo en varios días, lo que te sea más cómodo. ¡El resultado es el mismo!

En esta decisión también puede influir lo que vayas a cocinar. Si es un plato que no admite congelación, podrás preparar esa receta y guardarla en el frigorífico para consumirlo al día siguiente.


4. Método de conservación

¿Todo listo? Déjalo que se enfríe y divídelo en tápers o recipientes aptos para conservar alimentos de forma eficiente. Recuerda, todos los alimentos no admiten congelación. Por tanto, tendrás que pensar cuáles van al frigorífico y cuáles al congelador.



Ejemplo de menú semanal en base al batch cooking


Día

Comida

Cena

Lunes

Ensalada de judías + Filetes de pollo a la plancha.

Setas a la plancha + Salpicón de pulpo.

Martes

Crema de puerros + Lubina a la plancha.

Ensalada de tomate y cebolla + Tortilla francesa.

Miércoles

Espaguetis al ajillo con dados de salmón.

Tosta de aguacate con queso Philadelphia y pavo.

Jueves

Arroz integral + Carne en salsa.

Fajitas de pollo y verduras salteadas.

Viernes

Brócoli aliñado con vinagre balsámico de módena y AOVE + Merluza al vapor.

Hamburguesa (carne a elegir) completa y batata asada.


Los sábados y los domingos, normalmente, podemos saltarnos un poco esa dieta sana y saludable. ¡Pero siempre con cabeza! A todos nos apetece un buen burrito chorreante. ¿Verdad?

⭐ Tal vez te interese:

¿HBO o Netflix? Ventajas e inconvenientes.

Jazztel: Cambia de domicilio.

Cómo hacer un traslado de línea con Movistar.