10 tips para hacer la compra perfecta y no gastar de más - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

907 visitas

10 tips para hacer la compra perfecta y no gastar de más

hucha-cesta-compra-cocina

¿Cada día se te hace más difícil llenar la nevera? Con estos consejos conseguirás ahorrar en tu cesta de la compra mes a mes. ¡Apúntalos todos!

El bolsillo de todos los españoles lleva sufriendo la subida del precio de la electricidad y de los carburantes durante varios meses.  Además, el conflicto en Europa del este no ha hecho más que empeorar la situación, llegando a afectar al precio de los alimentos.

Gran parte de los productos básicos se han visto afectados por la inflación que, según los últimos datos, está en 9,8% (la mayor tasa registrada desde el año 1985).

La palabra ahorro se ha convertido en la más pronunciada en España y no solo en términos energéticos, también en la cesta de la compra. Hoy, te damos 10 tips para que consigas hacer la compra perfecta sin gastar de más.


1. Comprueba qué tienes en casa

mirando-ticket-carro-compra

Antes de embarcarte en la maravillosa aventura de ir a hacer la compra, comprueba qué es lo que tienes en casa. Visita tu despensa y evalúa qué es lo que realmente necesitas. Sí, lo decimos por los 4 botes de kétchup que tienes aún sin abrir.

Sin un balance exhaustivo, caemos en el error de comprar en base a lo que creemos que necesitamos. Estando completamente segur@s, este impulso desmedido no nos ocurrirá jamás (o, al menos, nos ocurrirá con menos frecuencia). 

Ya no solo por el ahorro, también por el desperdicio de comida. En este sentido, conviene que evalúes, además de lo que necesitas, el espacio que tienes para guardar los alimentos. Esto es especialmente aplicable a los congeladores, que suelen tener un espacio limitado.


2. Compra en los supermercados más baratos

Elegir los supermercados más baratos para hacer la compra puede suponer un ahorro de hasta 3.000 euros al año. ¿Sabes cuáles son los más baratos? Tras analizar más de 1.200 supermercados de 63 ciudades, la OCU afirma que los más económicos son Alcampo y Mercadona.

3. ¿Cuántos sois en casa?

logo lucera
 
Precio por tramos horarios
100% Energía verde
Energía a precio de coste
 
¡Alta online sin papeleos en 2 minutos!
Sin permanencia
 
64
,93*
€/mes
 
Ver detalles
logo ganaenergia
 
Precio sin tramos horarios
100% Energía verde
 
Sin permanencia
 
73
,70*
€/mes
 
Ver detalles


No es lo mismo hacer una lista de la compra para uno que para una familia numerosa. Dividamos la explicación en base a los dos tipos de unidad familiar:

Lista de la compra para una persona

La mayoría de productos de alimentación están pensados para ser usados en varias comidas. En algunas ocasiones, no tendrás problema. Hablamos de productos no perecederos, como las legumbres, las pastas o el arroz.

Pero… ¿Qué hay de la fruta, la carne, los lácteos o el pescado? Sé inteligente. Acude a tu supermercado o mercado de confianza y divídelo en paquetes pequeños. Un ejemplo. Compras medio kilo de carne picada. Divídela en raciones de 100 gramos y guárdalas en el congelador. ¡Tendrás para 5 comidas!

Lista de la compra para una familia numerosa

Sabemos el importante gasto en comida al que se enfrentan las familias numerosas. Por eso es importante saber qué es lo que vamos a cocinar a lo largo de la semana y cuántas veces vamos a comer en casa.

¿Por qué decimos esto? En muchas ocasiones, las familias numerosas con hijos pequeños les apuntan a comer en el colegio.

Por tanto, si tu jornada laboral te impide cocinar por las mañanas, ten en cuenta esto a la hora de hacer la compra. Si de los siete días de la semana, únicamente tienes que preparar desayuno, merienda y cena de lunes a viernes… ¡calcula en base a eso! No compres a mansalva por miedo a que falte. Al final, no ahorras y, encima, tendrás que tirar comida.

✅ También puede interesarte:

Renting vs. leasing, ¿cuál es mejor?

¿Se pueden cobrar dos pensiones a la vez?

Estufas de pellets: la solución económica y sostenible de la que todos hablan.


4. Prepara menús semanales

chica-pensando-lista-compra

Imprímete un calendario de comidas. Piensa qué vas a cocinar y compra los ingredientes en base a ese calendario. ¿De qué sirve esto? Además de saber expresamente lo que necesitas comprar y no gastar de más, para plantear todo tipo de comidas.

Si en casa sois más de un@, podéis fijar un día para plantear los menús semanales. De esta forma, tendréis platos variados, suculentos y a gusto de tod@s.

Aquí es importante que prestes mucha atención al tipo de dieta que vais a seguir. Puede que en la familia exista una persona con unas necesidades especiales, por ejemplo, diabétic@s o celíac@s. 

Recuerda que este tipo de alimentos suelen tener un precio superior al habitual. Busca el supermercado que ofrezca este tipo de alimentos a un precio inferior. Puedes comprobarlo en su página web o hacerte una ruta por los mercados de tu barrio. 

Además, intenta evitar (siempre que puedas) los productos preparados. A la larga son más caros que comprar los ingredientes y prepararlos por tu cuenta. Por ejemplo, los san jacobos, o los yogures con frutas.


5. Apréndete la distribución del supermercado

Una de las formas de evitar tentaciones es conocer a la perfección el plano del supermercado. Evita los pasillos y secciones prohibidos. Sí, todos sabemos cuáles son. Empiezan por B y acaban en OLLERÍA INDUSTRIAL.

Recuerda, los supermercados están diseñados para conseguir hacernos pensar que necesitamos más cosas de las que íbamos a comprar. Si vas a un supermercado nuevo por primera vez, trata de ser fuerte y comprar solo lo que realmente necesitas. ¡Tú puedes!

Por ejemplo, los productos que pueden tentarte se colocan a la altura de los ojos. Si nos centramos en golosinas, dulces o la bollería, se ubican a la altura de los niños, para que los vean fácilmente y convenzan a los padres. ¡Está todo pensado! 

logo ganaenergia
 
Tarifa RL.1 sin más
 
Sin permanencia
 
22
,33*
€/mes
 
Ver detalles
logo alterna energía
 
Tarifa 3.1
 
Sin permanencia
 
36
,03*
€/mes
 
Ver detalles


6. Ve al súper sin hambre

Ir con hambre al supermercado es el peor error que puedes cometer. ¿El motivo? ¡Se te va a antojar todo! Para evitarlo, elige una franja horaria en la que hayas comido. Recién desayunad@ o justo después de comer. Sí, sabemos que da mucha pereza y que la siesta es sagrada, pero… ¡piensa en lo que te vas a ahorrar!


7. Evita ir con niños (si puedes)

Si tienes niños en casa y alguna vez te los has llevado de compras, sabrás de lo que hablamos: rabietas que acaban convirtiéndose en un “te lo compro”. Les quieres mucho, lo sabemos, pero ahorrar con ellos se acaba convirtiendo en una auténtica odisea.

Por eso, te recomendamos que vayas al supermercado cuando estén en el colegio o en cualquier actividad extraescolar. Ah, si quieres convertirte en el mejor padre/madre del mundo, puedes destinar parte de tu presupuesto a regalarles algo que les encante, por ejemplo, su dulce favorito. Te aseguramos que te saldrá más barato que la opción de que te acompañen.


8. Dale una oportunidad a las marcas blancas

¿Eres de l@s que piensa que las marcas poco conocidas son de peor calidad? ¡Estás equivocad@! En los últimos años, la calidad de los productos de marca blanca ha mejorado sustancialmente. De hecho, muchos usuarios no encuentran diferencias en algunos productos.

Tal y como afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), optar por este tipo de artículos puede suponer un ahorro de hasta un 30% o un 40% en tu cesta de la compra. Eso sí, todo dependerá del tipo de compra, la cantidad y cuántos miembros tenga la familia.


9. No desprecies los cupones descuento

Si vas con frecuencia al mismo supermercado, es muy probable que te hayan ofrecido hacerte una tarjeta de fidelización. ¿Sabes en qué consisten? La mayoría van con un sistema de puntos con el que adquirirás cupones descuento para determinados artículos.

En otros, no es necesario hacerse socio de su club de fidelización. En muchas ocasiones, el mero hecho de hacer compra ya tiene descuento. Hipercor, por ejemplo, ofrece descuentos extra acudiendo con el tique de compra. Eso sí, fíjate en la fecha en la que caducan.


10. Lleva las bolsas de casa

maletero-coche-compra

Con el objetivo de contribuir con el medioambiente y reducir el plástico, los supermercados han empezado a cobrar a sus clientes por el uso de bolsas de plástico. Esto incentiva a usar las bolsas reutilizables, que están hechas a partir de un 65-70% de plástico reciclado procedente de los embalajes de las tiendas.

Recuerda, para que no se te olviden, puedes llevarlas siempre en el coche o ponerlas cerca de la puerta cuando vayas a hacer la compra. De esta forma, además de ahorrarte unos céntimos, también contribuirás al medioambiente.

Si además de ahorrar en tu cesta de la compra, quieres pagar menos en tus facturas de la luz, internet o, simplemente quieres un seguro baratito... ¡Tarify es tu página! Tenemos las mejores ofertas, en base a tus características de cliente y presupuesto. ¿A qué esperas?

✅ Tal vez te interese:

¿El valor catastral influye en el seguro de hogar?

¿Cuántos datos consumen las plataformas de vídeos online?

Tinno mobile: qué es y desarrollo.

Home Noticias

Ahorro del hogar

907 visitas

10 tips para hacer la compra perfecta y no gastar de más

hucha-cesta-compra-cocina

¿Cada día se te hace más difícil llenar la nevera? Con estos consejos conseguirás ahorrar en tu cesta de la compra mes a mes. ¡Apúntalos todos!

El bolsillo de todos los españoles lleva sufriendo la subida del precio de la electricidad y de los carburantes durante varios meses.  Además, el conflicto en Europa del este no ha hecho más que empeorar la situación, llegando a afectar al precio de los alimentos.

Gran parte de los productos básicos se han visto afectados por la inflación que, según los últimos datos, está en 9,8% (la mayor tasa registrada desde el año 1985).

La palabra ahorro se ha convertido en la más pronunciada en España y no solo en términos energéticos, también en la cesta de la compra. Hoy, te damos 10 tips para que consigas hacer la compra perfecta sin gastar de más.


1. Comprueba qué tienes en casa

mirando-ticket-carro-compra

Antes de embarcarte en la maravillosa aventura de ir a hacer la compra, comprueba qué es lo que tienes en casa. Visita tu despensa y evalúa qué es lo que realmente necesitas. Sí, lo decimos por los 4 botes de kétchup que tienes aún sin abrir.

Sin un balance exhaustivo, caemos en el error de comprar en base a lo que creemos que necesitamos. Estando completamente segur@s, este impulso desmedido no nos ocurrirá jamás (o, al menos, nos ocurrirá con menos frecuencia). 

Ya no solo por el ahorro, también por el desperdicio de comida. En este sentido, conviene que evalúes, además de lo que necesitas, el espacio que tienes para guardar los alimentos. Esto es especialmente aplicable a los congeladores, que suelen tener un espacio limitado.


2. Compra en los supermercados más baratos

Elegir los supermercados más baratos para hacer la compra puede suponer un ahorro de hasta 3.000 euros al año. ¿Sabes cuáles son los más baratos? Tras analizar más de 1.200 supermercados de 63 ciudades, la OCU afirma que los más económicos son Alcampo y Mercadona.

3. ¿Cuántos sois en casa?


No es lo mismo hacer una lista de la compra para uno que para una familia numerosa. Dividamos la explicación en base a los dos tipos de unidad familiar:

Lista de la compra para una persona

La mayoría de productos de alimentación están pensados para ser usados en varias comidas. En algunas ocasiones, no tendrás problema. Hablamos de productos no perecederos, como las legumbres, las pastas o el arroz.

Pero… ¿Qué hay de la fruta, la carne, los lácteos o el pescado? Sé inteligente. Acude a tu supermercado o mercado de confianza y divídelo en paquetes pequeños. Un ejemplo. Compras medio kilo de carne picada. Divídela en raciones de 100 gramos y guárdalas en el congelador. ¡Tendrás para 5 comidas!

Lista de la compra para una familia numerosa

Sabemos el importante gasto en comida al que se enfrentan las familias numerosas. Por eso es importante saber qué es lo que vamos a cocinar a lo largo de la semana y cuántas veces vamos a comer en casa.

¿Por qué decimos esto? En muchas ocasiones, las familias numerosas con hijos pequeños les apuntan a comer en el colegio.

Por tanto, si tu jornada laboral te impide cocinar por las mañanas, ten en cuenta esto a la hora de hacer la compra. Si de los siete días de la semana, únicamente tienes que preparar desayuno, merienda y cena de lunes a viernes… ¡calcula en base a eso! No compres a mansalva por miedo a que falte. Al final, no ahorras y, encima, tendrás que tirar comida.

✅ También puede interesarte:

Renting vs. leasing, ¿cuál es mejor?

¿Se pueden cobrar dos pensiones a la vez?

Estufas de pellets: la solución económica y sostenible de la que todos hablan.


4. Prepara menús semanales

chica-pensando-lista-compra

Imprímete un calendario de comidas. Piensa qué vas a cocinar y compra los ingredientes en base a ese calendario. ¿De qué sirve esto? Además de saber expresamente lo que necesitas comprar y no gastar de más, para plantear todo tipo de comidas.

Si en casa sois más de un@, podéis fijar un día para plantear los menús semanales. De esta forma, tendréis platos variados, suculentos y a gusto de tod@s.

Aquí es importante que prestes mucha atención al tipo de dieta que vais a seguir. Puede que en la familia exista una persona con unas necesidades especiales, por ejemplo, diabétic@s o celíac@s. 

Recuerda que este tipo de alimentos suelen tener un precio superior al habitual. Busca el supermercado que ofrezca este tipo de alimentos a un precio inferior. Puedes comprobarlo en su página web o hacerte una ruta por los mercados de tu barrio. 

Además, intenta evitar (siempre que puedas) los productos preparados. A la larga son más caros que comprar los ingredientes y prepararlos por tu cuenta. Por ejemplo, los san jacobos, o los yogures con frutas.


5. Apréndete la distribución del supermercado

Una de las formas de evitar tentaciones es conocer a la perfección el plano del supermercado. Evita los pasillos y secciones prohibidos. Sí, todos sabemos cuáles son. Empiezan por B y acaban en OLLERÍA INDUSTRIAL.

Recuerda, los supermercados están diseñados para conseguir hacernos pensar que necesitamos más cosas de las que íbamos a comprar. Si vas a un supermercado nuevo por primera vez, trata de ser fuerte y comprar solo lo que realmente necesitas. ¡Tú puedes!

Por ejemplo, los productos que pueden tentarte se colocan a la altura de los ojos. Si nos centramos en golosinas, dulces o la bollería, se ubican a la altura de los niños, para que los vean fácilmente y convenzan a los padres. ¡Está todo pensado! 


6. Ve al súper sin hambre

Ir con hambre al supermercado es el peor error que puedes cometer. ¿El motivo? ¡Se te va a antojar todo! Para evitarlo, elige una franja horaria en la que hayas comido. Recién desayunad@ o justo después de comer. Sí, sabemos que da mucha pereza y que la siesta es sagrada, pero… ¡piensa en lo que te vas a ahorrar!


7. Evita ir con niños (si puedes)

Si tienes niños en casa y alguna vez te los has llevado de compras, sabrás de lo que hablamos: rabietas que acaban convirtiéndose en un “te lo compro”. Les quieres mucho, lo sabemos, pero ahorrar con ellos se acaba convirtiendo en una auténtica odisea.

Por eso, te recomendamos que vayas al supermercado cuando estén en el colegio o en cualquier actividad extraescolar. Ah, si quieres convertirte en el mejor padre/madre del mundo, puedes destinar parte de tu presupuesto a regalarles algo que les encante, por ejemplo, su dulce favorito. Te aseguramos que te saldrá más barato que la opción de que te acompañen.


8. Dale una oportunidad a las marcas blancas

¿Eres de l@s que piensa que las marcas poco conocidas son de peor calidad? ¡Estás equivocad@! En los últimos años, la calidad de los productos de marca blanca ha mejorado sustancialmente. De hecho, muchos usuarios no encuentran diferencias en algunos productos.

Tal y como afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), optar por este tipo de artículos puede suponer un ahorro de hasta un 30% o un 40% en tu cesta de la compra. Eso sí, todo dependerá del tipo de compra, la cantidad y cuántos miembros tenga la familia.


9. No desprecies los cupones descuento

Si vas con frecuencia al mismo supermercado, es muy probable que te hayan ofrecido hacerte una tarjeta de fidelización. ¿Sabes en qué consisten? La mayoría van con un sistema de puntos con el que adquirirás cupones descuento para determinados artículos.

En otros, no es necesario hacerse socio de su club de fidelización. En muchas ocasiones, el mero hecho de hacer compra ya tiene descuento. Hipercor, por ejemplo, ofrece descuentos extra acudiendo con el tique de compra. Eso sí, fíjate en la fecha en la que caducan.


10. Lleva las bolsas de casa

maletero-coche-compra

Con el objetivo de contribuir con el medioambiente y reducir el plástico, los supermercados han empezado a cobrar a sus clientes por el uso de bolsas de plástico. Esto incentiva a usar las bolsas reutilizables, que están hechas a partir de un 65-70% de plástico reciclado procedente de los embalajes de las tiendas.

Recuerda, para que no se te olviden, puedes llevarlas siempre en el coche o ponerlas cerca de la puerta cuando vayas a hacer la compra. De esta forma, además de ahorrarte unos céntimos, también contribuirás al medioambiente.

Si además de ahorrar en tu cesta de la compra, quieres pagar menos en tus facturas de la luz, internet o, simplemente quieres un seguro baratito... ¡Tarify es tu página! Tenemos las mejores ofertas, en base a tus características de cliente y presupuesto. ¿A qué esperas?

✅ Tal vez te interese:

¿El valor catastral influye en el seguro de hogar?

¿Cuántos datos consumen las plataformas de vídeos online?

Tinno mobile: qué es y desarrollo.