Virus del papiloma humano (VPH): qué es, síntomas y tratamiento - Tarify
Salud y bienestar

Virus del papiloma humano (VPH): qué es, síntomas y tratamiento

Síguenos en:

El virus del papiloma humano es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes que existe. Conviene conocer todo lo relacionado con este tipo de enfermedad para poder reconocerla al instante. ¡Te lo contamos!

El 4 de marzo se celebra el Día Internacional de Concienciación contra el Virus del Papiloma Humano. Una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Si bien, independientemente de la fecha, conviene estar al tanto de esta afección para evitar que los síntomas se incrementen. ¿Sabes qué es? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Y qué hay de su tratamiento? ¡Te lo contamos!


✅ Tal vez te interese:

Tipos de ortodoncia dental: ¿cuál es la que más me conviene?

Diabetes: causas y síntomas. ¿Tiene cura?

¿Qué es la encefalitis y cómo se trata?

¿Qué es el VPH?

virus-papiloma-humano-fondo-verde

El VPH, también conocido como virus del papiloma humano, es una infección viral que normalmente se produce por transmisión sexual, aunque también puede darse por contacto piel con piel o superficies contagiadas.

Normalmente, es inofensivo y desaparece por sí solo, pero algunos tipos de VPH pueden desarrollar complicaciones, como, por ejemplo, verrugas y ciertos tipos de cáncer.


Contagio del VPH

El VPH forma parte de un grupo de más de 200 virus relacionados. Todos ellos se pueden clasificar en dos grandes categorías:

Riesgo bajo: apenas causan síntomas.

Riesgo alto: pueden causar algunos tipos de cáncer. Existen varios tipos de VPH de riesgo alto e incluyen los siguientes: 16,18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66 y 68. Dos de ellos causan la mayoría de los cáncer. (VPH16 y VPH18). Veamos algunos de los más comunes:

  • Cáncer de cuello uterino.
  • Cáncer del ano.
  • Algunos tipos de cáncer de boca y de garganta.
  • Cáncer de vulva.
  • Cáncer de vagina.
  • Cáncer del pene.

Las infecciones por VPH son más comunes de lo que crees. De hecho, como decíamos, algunos tipos de VPH no presentan síntomas y la persona infectada desconoce que lo está.

Sin embargo, cuando la infección de alto riesgo dura muchos años y no se ha tratado, puede efectuar cambios en las células, pudiendo empeorar la situación y dando lugar a la posibilidad de desarrollar cáncer.


LOGO ADESLAS
 
Cobertura básica
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Adeslas
 
Te devolvemos hasta 50€ por asegurado
 
Desde
16
,20*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
BÁSICO DIGITAL
Cobertura básica + Dental
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Sanitas
Sesiones de Psicología y de Podología
 
Videoconsulta 24h y muchas ventajas más
 
25
,00*
€/mes
 
Ir a la oferta


Síntomas

Algunas personas pueden desarrollar verrugas por un VPH de bajo riesgo, pero normalmente, el virus del papiloma humano no presenta síntomas.

En la mayoría de casos, nuestro propio sistema inmunitario del cuerpo es capaz de vencer una infección de VPH antes de agravar la enfermedad. En el momento que aparecen las verrugas, tendremos que prestar atención y acudir a un especialista médico para conocer el tipo de VPH.

  • Verrugas genitales: pequeños bultos o protuberancias planas en forma de tallo. En el caso de las mujeres, suelen desarrollarse en la vulva, ano, cuello del útero o la vagina. En los hombres, aparecen en el pene, escroto o alrededor del ano. Normalmente no causan dolor.

  • Verrugas comunes: bultos elevados que suelen aparecer en las manos y los dedos. Pueden ser dolorosas y causar sangrado.

  • Verrugas plantares: bultos granulados que aparecen en los pies (generalmente en los talones o en la parte delantera de la planta de los pies). Suelen ser bastante molestas.

  • Verrugas planas: lesiones planas con una ligera protuberancia. Pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo.


¿Cómo se diagnostica?

Realmente, no hay una prueba específica que muestre si existe o no VPH. Por eso, al tratarse de una enfermedad silenciosa, lo más importante son los chequeos periódicos para descartar cualquier infección.

En el caso de las mujeres, existe el examen Papanicolau, también conocido como citología vaginal, Pap test o Pap Smear. ¿Cuál es el objetivo? Detectar células anormales en el cuello uterino causadas por el VPH.

Cabe recalcar que no es un examen capaz de detectar el cáncer o el propio papiloma humano. Es una prueba para monitorizar las células anormales y tratarlas adecuadamente para que no se desarrolle una enfermedad más grave.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para contraer el VPH suelen ser los siguientes:

  • Abundantes parejas sexuales. Una vida sexual muy activa y con varias personas diferentes aumenta las probabilidades de contraer una infección genital VPH o de cualquier otro tipo.

  • Edad.

  • Sistemas inmunitarios debilitados. Aquellas personas con defensas bajas y sistemas inmunitarios debilitados tienen más riesgo de infectarse por VPH.

  • Piel dañada. Zonas perforadas, con heridas o abiertas son más propensas a desarrollar verrugas.

  • Contacto personal. El contacto con personas que estén contagiadas y hayan desarrollado verrugas o tocar superficies expuestas al virus del papiloma humano, aumenta el riesgo de contraer la enfermedad.


Tratamientos y prevención

vacuna-brazo-doctor

La infección no puede tratarse como tal. Sí que existen medicamentos que pueden aplicarse directamente sobre las verrugas. Y, en caso de no funcionar, se puede derivar a atención médica más drástica:

  • Crioterapia.
  • Ácidos.
  • Cirugía láser.
  • Extirpación quirúrgica.

Para los casos de VPH de alto riesgo en los que se ha producido un cambio celular drástico existen ciertos tratamientos a base de medicamentos que se aplican en la zona afectada y algunos procedimientos quirúrgicos. Te recomendamos, consultar a un especialista para ampliar información.

logo ganaenergia
 
Sin horarios: luz al mismo precio las 24 horas
Paga sólo por lo que consumas
Tarifa de Gas RL.1 sin más
 
Sin permanencia
Sin servicios adicionales ni seguros
Sin subidas de precio al renovar
 
72
,26*
€/mes
 
Ver detalles


Prevención

  • Uso adecuado de los profilácticos de látex. Una medida que ayuda a reducir considerablemente la probabilidad de contraer la enfermedad. Si bien, no la elimina por completo, ya que puede estar afectada cualquier otra zona que no cubra el preservativo.

  • Vacunarse contra el virus del papiloma humano. Por ejemplo, con Gardasil 9, una vacuna contra el virus del papiloma humano que se puede aplicar tanto en hombres como en mujeres y que ayuda a proteger el organismo contra el cáncer del cuello del útero y las verrugas genitales.

    En España el calendario de vacunación incluye la vacuna contra papilovirus, solo a niñas entre los 11 y 14 años de edad. El resto de personas interesadas tendrán que acudir al especialista para que le prescriba la vacuna y costearla de su bolsillo (unos 450€ la pauta completa).

  • Estar en una relación mutuamente monógama.

✅ También puede interesarte:

¿Cómo descargar vídeos de TikTok?

Tratamiento de fertilidad: ¿mi seguro lo cubre?

6 consejos de edición de fotografía para principiantes.