Comparador de ofertas de energía | Tarify

Comparador de ofertas de Energía
Todas las tarifas a tan solo un ¡CLIC!

Cómo consultar el precio de la luz

En una factura vienen desglosados todos los precios unitarios para mostrar al cliente el coste final a abonar. Debes tener en cuenta que el precio varía de un cliente a otro, a no ser que tu tarifa se encuentre en el mercado regulado. 

Para saber cuál es el precio de la luz, tienes que fijarte en una de tus facturas. Allí encontrarás detallado el precio de la potencia (kW) y del consumo de energía en kilovatios hora (kWh). Recibirás las facturas vía correo electrónico u ordinario, según lo hayas acordado.

En tu factura encontrarás desglosados los términos fijo, variable, el consumo, el impuesto de electricidad y el IVA. Si además tienes contratado algún servicio extra de mantenimiento o avería, también vendrá detallado.

Además, en todas las lecturas suele aparecer la lectura del contador de la electricidad y la fecha en la que se realizó. Esta lectura sirve para conocer la cuantía de electricidad consumida.

Cómo elegir una buena comercializadora

Si estás pensando en cambiarte de suministro o en contratar uno nuevo, debes prestar atención a la información que recibas sobre las compañías eléctricas, así como los datos sobre descuentos u ofertas.

Cada vez hay más comercializadoras, por eso los precios son más competitivos. Aun así, debes prestar atención a la letra pequeña que imponen las compañías eléctricas para no llevarte sorpresas a final de mes. 

¿Nuestra recomendación? Busca y compara entre comercializadoras de electricidad. Es la mejor forma de encontrar aquella que se adapta a lo que necesitas en precio, tramos horarios, tipos de fuentes de energía y otros parámetros que en Tarify encontrarás detallados.

Qué debes valorar en una comercializadora

Las compañías eléctricas ofrecen tarifas diversas para que encuentres la que mejor se adapta a lo que estás buscando, pero hay que tener en cuenta algunos aspectos para que la tarifa salga lo más rentable posible:


  • El consumo y la potencia. Los dos aspectos más importantes, contrates la compañía que contrates. El consumo será el término variable de la factura, ya que no todos los meses consumirás la misma electricidad. Lo que es fijo es la potencia; siempre tendrás contratada la misma, a no ser que, por necesidad, necesites cambiarla. 
  • Valorar ventajas y desventajas de cada compañía en relación a sus tarifas.
  • Los servicios de mantenimiento que te ofrecen una vez que ya tienes contrato con una comercializadora.
  • Informarte sobre los descuentos que ofrecen: si tienen fecha de caducidad, si son rentables cuando terminen o si no son del todo beneficiosos. 
  • Permanencia: comprobar si el contrato tiene cláusula de permanencia y, en su caso, de cuánto tiempo y con qué tipo de penalización.