¿Qué es la encefalitis y cómo se trata? - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

354 visitas

¿Qué es la encefalitis y cómo se trata?

encefalograma-medico

La encefalitis es un trastorno que puede generar consecuencias graves en el sistema inmunológico de los seres humanos. Te explicamos más en profundidad el concepto, cómo tratarlo y prevenirlo.

El conocimiento es imprescindible en cualquier ámbito de nuestra vida. Pero si hay algo que destaca por encima de todo es en términos de salud. Conocer, de primera mano, los síntomas de una enfermedad es el primer paso para reconocerla y actuar a tiempo. Hoy, te explicamos en qué consiste encefalitis.

✅ También puede interesarte:

Glaucoma: qué es y por qué es importante detectarlo.

¿Mi seguro tiene un servicio de telemedicina?

¿El seguro de salud cubre las operaciones de ojos?


Encefalitis: descripción de la enfermedad

La encefalitis es un conjunto de enfermedades producidas por una inflamación, hinchazón e irritación del sistema nervioso central (SNC), que afecta principalmente al cerebro. En su mayoría, esta enfermedad se produce cuando un virus u otros agentes patógenos provocan una infección.

Cuando dichas infecciones acceden al torrente sanguíneo y al líquido cefalorraquídeo, puede afectar a los nervios y a ciertas membranas. Es ahí cuando se produce la inflamación, capaz de dañar o destruir neuronas.

Es importante prestar atención a los síntomas, puesto que este tipo de afección puede suponer ciertos riesgos. Acudir al médico a pedir un diagnóstico temprano permitirá predecir cómo se desarrollará la enfermedad en el paciente.

En términos de infecciones que afectan al Sistema Nervioso Central, la encefalitis, junto con la meningitis, son consideradas dos de las más destacadas.

¿Qué es la meningitis? Una infección de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Dicha inflamación puede dar paso a la encefalomielitis y cuando se producen daños en las meninges, se produce la meningoencefalitis.


LOGO NECTAR
 
Cobertura Completa para toda tu familia
Especialidades y Hospitalización
Urgencias en el extranjero
Cuadro médico nacional específico
 
COPAGO BAJO 6 primeros servicios SIN COSTES
 
30
,30*
€/mes
 
Ir a la oferta


Tipos

Existen múltiples variedades de virus que pueden provocar encefalitis en una persona. Para identificar la enfermedad, hay que comprender qué tipo de encefalitis podemos estar padeciendo:

  1. Encefalitis primaria: se produce cuando un virus u otro agente patógeno infecta directamente el cerebro. Puede estar aislada o extendida. Además, puede tratarse de una reactivación de un virus que había estado inactivo tras una enfermedad previa. Ejemplo: herpes simple tipo 1 (VHS1).
  2. Encefalitis secundaria: provocada por una reacción del sistema inmunitario como respuesta a una infección en otra zona del organismo. Este tipo de encefalitis, en lugar de combatir las células que causan infección, ataca, por error, a las células sanas del cerebro. Suele darse dos o tres semanas después de la infección inicial.

Los tipos de encefalitis, por su etiología, pueden categorizarse en base a los siguientes criterios:

  • Micóticas: cryptococcus, coccidioides, aspergillus.
  • Bacterianas: neumococo, meningococos, estafilococo aureus.
  • Parasitarias: cisticercosis, esquistosomiasis, equinococosis.
  • Virales (las más comunes): influenza, rotavirus, adenovirus.


Etiología encefalitis vírica

  • Encefalitis por herpes simple (HSE): en su mayoría, producido por la reactivación de una infección que se mantiene latente en el organismo, pero aparentemente inactiva.
    • Herpes simple tipo 1 (VHS 1).
    • Herpes simple tipo 2 (VHS 2).
  • Otros tipos de herpes: por ejemplo, el virus de Epstein-Barr, más conocido como mononucleosis infecciosa, y el virus de la varicela-zóster, que causa la varicela y el herpes zóster.
  • Enterovirus: destaca la polio (que afecta, en su mayoría, a niñ@s) Otros causantes de la encefalitis son el virus coxsackie y la hepatitis.
  • Virus transmitidos por mosquitos o garrapatas en ciertas zonas del mundo.
  • Virus de la rabia por la mordida de un animal infectado.
  • Infecciones de la infancia. Las más comunes son el sarampión, paperas y la rubéola, que pueden ser causa de encefalitis secundaria.


Síntomas de la encefalitis

mujer-dolor-cabeza

En su mayoría, las personas que padecen encefalitis suelen desarrollar síntomas leves. De hecho, se parecen mucho a los de la gripe. Destaquemos los más comunes:

  • Dolor de cabeza.
  • Apatía.
  • Fiebre.
  • Dolor muscular.
  • Fatiga y debilidad.

También pueden darse una serie de síntomas graves que se manifiestan de la siguiente forma:

  • Alucinaciones, confusión y agitación
  • Convulsiones.
  • Parálisis en algunas zonas de la cara o del cuerpo.
  • Debilidad muscular extrema.
  • Problemas de audición o habla.
  • Pérdida de conciencia (que puede incluir el coma).

Si hablamos de niños pequeños y bebés, los síntomas varían y pueden desarrollarse:

  • Frontanela saliente (punto blando en la parte superior de la cabeza de un bebé).
  • Náuseas y vómitos.
  • Rigidez.
  • Alimentación deficiente.
  • Irritabilidad.


Diagnóstico

Según afirma la Asociación Española de Pediatría, cuando un niño presenta síntomas tales como fiebre, irritabilidad, convulsiones, ecétera, se debe considerar la posibilidad de encefalitis.

También se deben valorar los antecedentes maternos, en términos de fiebre intraparto o perinatal, lesiones herpéticas genitales o algunas infecciones producidas durante el embarazo.

¿Qué pruebas se pueden llevar a cabo para diagnosticar la encefalitis? Existen múltiples métodos, aquí algunos de los más comunes:

  1. Punción lumbar: para efectuar esta prueba se extrae una pequeña muestra de líquido cefalorraquídeo, que actúa como protector del cerebro y de la médula espinal.
  2. Electroencefalograma (EEG): examen para medir la actividad eléctrica del cerebro. Esto, junto con la resonancia magnética, ayudan a diagnosticar la encefalitis a través de imágenes de la zona en cuestión.
  3. Tomografía computarizada de la cabeza: captar imágenes con rayos X para detectar el problema.
  4. Reacción en cadena de la polimerasa (sí, la famosa PCR): muestra la presencia de virus que provocan encefalitis en el líquido cefalorraquídeo.
  5. Serología: detecta anticuerpos que luchan contra los microorganismos.
  6. Biopsia: se usa en personas con síntomas muy graves o con mala evolución clínica a pesar del tratamiento para encontrar una solución.


Factores de riesgo

Como decíamos, cualquier persona puede padecer encefalitis. Si bien, existen algunos factores que aumentan las probabilidades de sufrir esta enfermedad:

  • Edad: determinados grupos de edad son más propensos a sufrir encefalitis. Por ejemplo, los niños pequeños y los adultos mayores tienen más probabilidad de padecer encefalitis tipo vírica.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las personas que padecen VIH, toman medicamentos inmunodepresores o padecen otra enfermedad que afecta a su sistema inmunitario son más propensas a sufrir encefalitis.
  • Ubicación geográfica. Como decíamos, algunos insectos transmiten la enfermedad. Por eso, algunas regiones del mundo son especialmente peligrosas si no recurrimos a las vacunas para inmunizarnos.
  • Periodo del año. Algunos insectos transmisores de la enfermedad son más comunes en ciertas épocas del año, por ejemplo, verano.
LOGO SANITAS
 
BÁSICO DIGITAL
Cobertura básica + Dental
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Sanitas
Sesiones de Psicología y de Podología
 
Videoconsulta con especialistas de regalo
Más un 10% dto adicional para siempre
 
22
,50*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
MÁS SALUD FAMILIAS PLUS
Cobertura Completa + Dental
6 primeros servicios SIN Copago
Urgencias y Hospitalización
Asistencia familiar
 
Videoconsulta con especialistas de regalo
Hasta un 25% Dto. el primer año
 
Desde
22
,90*
€/mes
 
Ir a la oferta


¿Cómo tratar la encefalitis?

infografia-encefalitiss

Los pacientes que sufren encefalitis en fases avanzadas suelen precisar, en su mayoría, cuidados intensivos en un hospital. ¿Los motivos? Los profesionales sanitarios son capaces de controlar todos los parámetros que pueden agravar la enfermedad con el objetivo de que el cerebro se inflame más:

  • Tensión arterial.
  • Frecuencia cardíaca.
  • Respiración del paciente.
  • Fluidos corporales.

Si bien, si la enfermedad está en fases leves, es posible tratarla en base a una prescripción médica especializada.

Medicamentos

  1. Medicamentos antivirales. Por ejemplo, las encefalitis causadas a través del herpes simple. En estos casos, La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda usar el Aciclovir IV.
  2. En casos de encefalitis aguda, se pueden usar corticoides e inmunomoduladores.
  3. Si el paciente presenta convulsiones, se pueden administrar anticonvulsivos.
  4. Para los casos más leves es posible administrar paracetamol para ayudar a bajar la fiebre y reducir el dolor de cabeza.
  5. En la encefalitis causada por VIH se recomienda comenzar con el tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA).

Importante: jamás debemos automedicarnos. Se debe seguir estrictamente las indicaciones del médico y, sobre todo, realizarnos chequeos médicos periódicos para descartar cualquier tipo de enfermedad o afección.


En la inmensa mayoría de casos, las personas que contraen encefalitis consiguen recuperarse. Pese a ello, en algunos casos aislados, la inflamación puede provocar problemas a largo plazo.

Por ejemplo, trastornos en el aprendizaje, en el caso de los niños, pérdidas de memoria, problemas en el habla, falta de control muscular, etcétera. Por tanto, podría ser necesaria la logopedia, la fisioterapia, la terapia ocupacional…


¿Cuánto suele durar una encefalitis?

Depende de la fase en la que se encuentre, pero suele durar máximo una semana. Si bien, el tiempo de recuperación puede ser de varias semanas y, en algunas ocasiones, meses.


Prevenir la encefalitis, ¿es posible?

La forma más recomendable de prevenir la encefalitis es no contrayendo infecciones y otros gérmenes. Sí, sabemos que esto es bastante complejo. Si bien, podemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitarlo:

  • La higiene limitará, en gran medida, la propagación de muchos gérmenes que entran en nuestro organismo.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada para mantener un sistema inmunitario en plena forma.
  • Si eres un adulto, descansar entre 7 - 9 horas y, a ser, posible, sueño de calidad. En el caso de bebés, de 12 a 16 horas.
  • Ponerse todas las vacunas recomendadas por la Asociación Española de Vacunología.
  • En caso de viajar a zonas donde podamos contraer virus infecciosos por insectos, vacunarse frente a dichas enfermedades y protegerse aplicando repelentes, vistiendo ropa larga y evitando las actividades al aire libre en ciertas zonas.

RECOMENDACIÓN TARIFY: PREGUNTA A TU SEGURO DE SALUD SOBRE LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS ANUALES. ASÍ PODRÁS DESCARTAR CUALQUIER PATOLOGÍA, ESTÉ EN LA FASE QUE ESTÉ. ¡CUIDA TU SALUD!

✅ Tal vez te interese:

¿Qué es el plan renove de Vodafone?

Bruselas hace frente al alza de la luz sin medidas excepcionales.

Desvío de llamadas de móvil a móvil Movistar.

Home Noticias

Salud y bienestar

354 visitas

¿Qué es la encefalitis y cómo se trata?

encefalograma-medico

La encefalitis es un trastorno que puede generar consecuencias graves en el sistema inmunológico de los seres humanos. Te explicamos más en profundidad el concepto, cómo tratarlo y prevenirlo.

El conocimiento es imprescindible en cualquier ámbito de nuestra vida. Pero si hay algo que destaca por encima de todo es en términos de salud. Conocer, de primera mano, los síntomas de una enfermedad es el primer paso para reconocerla y actuar a tiempo. Hoy, te explicamos en qué consiste encefalitis.

✅ También puede interesarte:

Glaucoma: qué es y por qué es importante detectarlo.

¿Mi seguro tiene un servicio de telemedicina?

¿El seguro de salud cubre las operaciones de ojos?


Encefalitis: descripción de la enfermedad

La encefalitis es un conjunto de enfermedades producidas por una inflamación, hinchazón e irritación del sistema nervioso central (SNC), que afecta principalmente al cerebro. En su mayoría, esta enfermedad se produce cuando un virus u otros agentes patógenos provocan una infección.

Cuando dichas infecciones acceden al torrente sanguíneo y al líquido cefalorraquídeo, puede afectar a los nervios y a ciertas membranas. Es ahí cuando se produce la inflamación, capaz de dañar o destruir neuronas.

Es importante prestar atención a los síntomas, puesto que este tipo de afección puede suponer ciertos riesgos. Acudir al médico a pedir un diagnóstico temprano permitirá predecir cómo se desarrollará la enfermedad en el paciente.

En términos de infecciones que afectan al Sistema Nervioso Central, la encefalitis, junto con la meningitis, son consideradas dos de las más destacadas.

¿Qué es la meningitis? Una infección de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Dicha inflamación puede dar paso a la encefalomielitis y cuando se producen daños en las meninges, se produce la meningoencefalitis.



Tipos

Existen múltiples variedades de virus que pueden provocar encefalitis en una persona. Para identificar la enfermedad, hay que comprender qué tipo de encefalitis podemos estar padeciendo:

  1. Encefalitis primaria: se produce cuando un virus u otro agente patógeno infecta directamente el cerebro. Puede estar aislada o extendida. Además, puede tratarse de una reactivación de un virus que había estado inactivo tras una enfermedad previa. Ejemplo: herpes simple tipo 1 (VHS1).
  2. Encefalitis secundaria: provocada por una reacción del sistema inmunitario como respuesta a una infección en otra zona del organismo. Este tipo de encefalitis, en lugar de combatir las células que causan infección, ataca, por error, a las células sanas del cerebro. Suele darse dos o tres semanas después de la infección inicial.

Los tipos de encefalitis, por su etiología, pueden categorizarse en base a los siguientes criterios:

  • Micóticas: cryptococcus, coccidioides, aspergillus.
  • Bacterianas: neumococo, meningococos, estafilococo aureus.
  • Parasitarias: cisticercosis, esquistosomiasis, equinococosis.
  • Virales (las más comunes): influenza, rotavirus, adenovirus.


Etiología encefalitis vírica

  • Encefalitis por herpes simple (HSE): en su mayoría, producido por la reactivación de una infección que se mantiene latente en el organismo, pero aparentemente inactiva.
    • Herpes simple tipo 1 (VHS 1).
    • Herpes simple tipo 2 (VHS 2).
  • Otros tipos de herpes: por ejemplo, el virus de Epstein-Barr, más conocido como mononucleosis infecciosa, y el virus de la varicela-zóster, que causa la varicela y el herpes zóster.
  • Enterovirus: destaca la polio (que afecta, en su mayoría, a niñ@s) Otros causantes de la encefalitis son el virus coxsackie y la hepatitis.
  • Virus transmitidos por mosquitos o garrapatas en ciertas zonas del mundo.
  • Virus de la rabia por la mordida de un animal infectado.
  • Infecciones de la infancia. Las más comunes son el sarampión, paperas y la rubéola, que pueden ser causa de encefalitis secundaria.


Síntomas de la encefalitis

mujer-dolor-cabeza

En su mayoría, las personas que padecen encefalitis suelen desarrollar síntomas leves. De hecho, se parecen mucho a los de la gripe. Destaquemos los más comunes:

  • Dolor de cabeza.
  • Apatía.
  • Fiebre.
  • Dolor muscular.
  • Fatiga y debilidad.

También pueden darse una serie de síntomas graves que se manifiestan de la siguiente forma:

  • Alucinaciones, confusión y agitación
  • Convulsiones.
  • Parálisis en algunas zonas de la cara o del cuerpo.
  • Debilidad muscular extrema.
  • Problemas de audición o habla.
  • Pérdida de conciencia (que puede incluir el coma).

Si hablamos de niños pequeños y bebés, los síntomas varían y pueden desarrollarse:

  • Frontanela saliente (punto blando en la parte superior de la cabeza de un bebé).
  • Náuseas y vómitos.
  • Rigidez.
  • Alimentación deficiente.
  • Irritabilidad.


Diagnóstico

Según afirma la Asociación Española de Pediatría, cuando un niño presenta síntomas tales como fiebre, irritabilidad, convulsiones, ecétera, se debe considerar la posibilidad de encefalitis.

También se deben valorar los antecedentes maternos, en términos de fiebre intraparto o perinatal, lesiones herpéticas genitales o algunas infecciones producidas durante el embarazo.

¿Qué pruebas se pueden llevar a cabo para diagnosticar la encefalitis? Existen múltiples métodos, aquí algunos de los más comunes:

  1. Punción lumbar: para efectuar esta prueba se extrae una pequeña muestra de líquido cefalorraquídeo, que actúa como protector del cerebro y de la médula espinal.
  2. Electroencefalograma (EEG): examen para medir la actividad eléctrica del cerebro. Esto, junto con la resonancia magnética, ayudan a diagnosticar la encefalitis a través de imágenes de la zona en cuestión.
  3. Tomografía computarizada de la cabeza: captar imágenes con rayos X para detectar el problema.
  4. Reacción en cadena de la polimerasa (sí, la famosa PCR): muestra la presencia de virus que provocan encefalitis en el líquido cefalorraquídeo.
  5. Serología: detecta anticuerpos que luchan contra los microorganismos.
  6. Biopsia: se usa en personas con síntomas muy graves o con mala evolución clínica a pesar del tratamiento para encontrar una solución.


Factores de riesgo

Como decíamos, cualquier persona puede padecer encefalitis. Si bien, existen algunos factores que aumentan las probabilidades de sufrir esta enfermedad:

  • Edad: determinados grupos de edad son más propensos a sufrir encefalitis. Por ejemplo, los niños pequeños y los adultos mayores tienen más probabilidad de padecer encefalitis tipo vírica.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las personas que padecen VIH, toman medicamentos inmunodepresores o padecen otra enfermedad que afecta a su sistema inmunitario son más propensas a sufrir encefalitis.
  • Ubicación geográfica. Como decíamos, algunos insectos transmiten la enfermedad. Por eso, algunas regiones del mundo son especialmente peligrosas si no recurrimos a las vacunas para inmunizarnos.
  • Periodo del año. Algunos insectos transmisores de la enfermedad son más comunes en ciertas épocas del año, por ejemplo, verano.


¿Cómo tratar la encefalitis?

infografia-encefalitiss

Los pacientes que sufren encefalitis en fases avanzadas suelen precisar, en su mayoría, cuidados intensivos en un hospital. ¿Los motivos? Los profesionales sanitarios son capaces de controlar todos los parámetros que pueden agravar la enfermedad con el objetivo de que el cerebro se inflame más:

  • Tensión arterial.
  • Frecuencia cardíaca.
  • Respiración del paciente.
  • Fluidos corporales.

Si bien, si la enfermedad está en fases leves, es posible tratarla en base a una prescripción médica especializada.

Medicamentos

  1. Medicamentos antivirales. Por ejemplo, las encefalitis causadas a través del herpes simple. En estos casos, La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda usar el Aciclovir IV.
  2. En casos de encefalitis aguda, se pueden usar corticoides e inmunomoduladores.
  3. Si el paciente presenta convulsiones, se pueden administrar anticonvulsivos.
  4. Para los casos más leves es posible administrar paracetamol para ayudar a bajar la fiebre y reducir el dolor de cabeza.
  5. En la encefalitis causada por VIH se recomienda comenzar con el tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA).

Importante: jamás debemos automedicarnos. Se debe seguir estrictamente las indicaciones del médico y, sobre todo, realizarnos chequeos médicos periódicos para descartar cualquier tipo de enfermedad o afección.


En la inmensa mayoría de casos, las personas que contraen encefalitis consiguen recuperarse. Pese a ello, en algunos casos aislados, la inflamación puede provocar problemas a largo plazo.

Por ejemplo, trastornos en el aprendizaje, en el caso de los niños, pérdidas de memoria, problemas en el habla, falta de control muscular, etcétera. Por tanto, podría ser necesaria la logopedia, la fisioterapia, la terapia ocupacional…


¿Cuánto suele durar una encefalitis?

Depende de la fase en la que se encuentre, pero suele durar máximo una semana. Si bien, el tiempo de recuperación puede ser de varias semanas y, en algunas ocasiones, meses.


Prevenir la encefalitis, ¿es posible?

La forma más recomendable de prevenir la encefalitis es no contrayendo infecciones y otros gérmenes. Sí, sabemos que esto es bastante complejo. Si bien, podemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitarlo:

  • La higiene limitará, en gran medida, la propagación de muchos gérmenes que entran en nuestro organismo.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada para mantener un sistema inmunitario en plena forma.
  • Si eres un adulto, descansar entre 7 - 9 horas y, a ser, posible, sueño de calidad. En el caso de bebés, de 12 a 16 horas.
  • Ponerse todas las vacunas recomendadas por la Asociación Española de Vacunología.
  • En caso de viajar a zonas donde podamos contraer virus infecciosos por insectos, vacunarse frente a dichas enfermedades y protegerse aplicando repelentes, vistiendo ropa larga y evitando las actividades al aire libre en ciertas zonas.

RECOMENDACIÓN TARIFY: PREGUNTA A TU SEGURO DE SALUD SOBRE LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS ANUALES. ASÍ PODRÁS DESCARTAR CUALQUIER PATOLOGÍA, ESTÉ EN LA FASE QUE ESTÉ. ¡CUIDA TU SALUD!

✅ Tal vez te interese:

¿Qué es el plan renove de Vodafone?

Bruselas hace frente al alza de la luz sin medidas excepcionales.

Desvío de llamadas de móvil a móvil Movistar.