Picaduras de insectos: cómo tratarlas eficazmente - Tarify
Salud y bienestar

Picaduras de insectos: cómo tratarlas eficazmente

Síguenos en:

Tratar correctamente una picadura de insecto puede marcar la diferencia entre el sufrimiento y el alivio. Aquí unos consejos para que no te duela en exceso.


Con la llegada del buen tiempo, los insectos empiezan a hacer de las suyas. Y por hacer de las suyas nos referimos a picarnos en cualquier zona que esté al descubierto. ¿Quieres tratarlas eficazmente? Tenemos soluciones.


¿Qué es una picadura de insecto?

Los insectos (sean del tipo que sean), al picar inoculan sustancias al cuerpo que irritan la piel. Esto se traduce en ronchas, manchas y protuberancias abultadas.


Reacciones leves

Vale, ya te han picado. ¿Ahora qué? Realmente, si no hay una reacción alérgica o se produce una situación alarmante, mucho me temo que poco podemos hacer. Pero ojo, poco no significa que no haya opción de calmar esa molestia. ¡Esto es todo lo que podrás hacer!

Lavar la zona afectada con agua fresca y jabón.

Aplicar en la zona de la picadura un paño húmedo con agua fría o con hielo envuelto durante, aproximadamente, 10 - 20 minutos. ¿Para qué? Ayudará a calmar el dolor y bajará la hinchazón.

Aplicar lociones, por ejemplo, calamina, pasta de bicarbonato (con agua) o crema hidrocortisona (después no expongas la zona al sol). Esto deberás aplicarlo varias veces al día, sobre todo cuando notes que te vuelve a doler.

✅ Con el objetivo de evitar la picazón, puedes tomar un medicamento tipo antihistamínico vía oral. No recurras a esta opción sin preguntar antes a tu especialista médico.

✅ Lo mismo ocurre con los analgésicos de venta libre. Si bien, aunque no necesiten receta, es importante que lo hables con tu médico de confianza.

✅ Si lo que te ha picado es una abeja y el aguijón está clavado, te recomendamos extraerlo de inmediato. Para ello, recurre a unas pinzas de depilar y presiona con firmeza hasta que salga. Si ves que se complica, no lo intentes, solo podría motivar la entrada de veneno al cuerpo o provocar una infección. Acuda a un centro médico de urgencia.




⭐ También puede interesarte:

¿Cómo fabricar repelente de mosquitos casero?

¿Qué es la Kombucha? La bebida de moda en España.

Cómo escanear productos e identificar animales y objetos con tu móvil.




LOGO ADESLAS
 
Cobertura básica
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Adeslas
 
Te devolvemos hasta 50€ por asegurado
 
Desde
16
,20*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
BÁSICO DIGITAL
Cobertura básica + Dental
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Sanitas
Sesiones de Psicología y de Podología
 
Videoconsulta 24h y muchas ventajas más
 
25
,00*
€/mes
 
Ir a la oferta


¿Cuándo preocuparse por una picadura de insecto?

Normalmente, la picadura de un insecto no genera situaciones adversas. Si bien, dependiendo de nuestro sistema inmunológico, podrían ocasionar reacciones alérgicas al veneno.

Si la persona que sufre la picadura empieza a desarrollar alguno de los síntomas que mencionaremos a continuación, llama al 112, ya que podría derivar en una anafilaxia.

Problemas respiratorios.

Hinchazón de los labios, el rostro, los párpados o la garganta.

Mareos, pérdida del conocimiento o desmayos.

Pulso débil o acelerado.

Urticaria.

Vómitos, náuseas o diarrea.

También conviene acudir a un centro médico si:

La zona afectada se hincha demasiado o permanece hinchada durante horas. Sobre todo ten en cuenta la zona en la que se encuentra la picadura. Ojos, boca y garganta son especialmente sensibles.

La hinchazón permanece durante varios días y comienza a supurar, podría estar infectándose.


Remedios caseros para las picaduras de insectos

1. Hielo

hielo-expandido

Como decíamos, una de las formas más eficaces de calmar el dolor de una picadura es aplicando frío sobre la zona afectada. De hecho, las temperaturas frías ayudan a reducir la inflamación.

Es tan sencillo como aplicar hielo en el área inmediatamente después de que se haya producido la picadura. No lo apliques directamente. Envuelve el hielo en una toalla o paño.


2. Manzanilla

infusion-manzanilla-mesa

Otro de los grandes remedios contra las picaduras es la manzanilla. De hecho, se trata de una planta con propiedades beneficiosas para la piel, entre las que destacan las inflamatorias y las calmantes.

Estas dos le posicionan como uno de los remedios caseros más efectivos para combatir picaduras de insectos. Solo tendrás que infusionar una manzanilla, mojar un algodón y aplicarlo en el área afectada. ¡Listo!


3. Aloe Vera

aloe-vera-hojas

Los beneficios del aloe vera son de sobra conocidos. Hoy en día, este tipo de planta se puede utilizar para diversos usos, desde curativos hasta alimenticios.

En el caso de las picaduras de mosquitos y otros insectos, se corona como una solución infalible. ¿Cómo? Deberás aplicar una pequeña cantidad de aloe vera (cuanto más natural sea, mejor).

Los efectos son prácticamente inmediatos: calma y alivia el picor, contribuye a reducir la inflamación y, también, ayuda a suavizar la marca de la picadura debido a su alto poder hidratante.


LOGO MASMOVIL
 
600Mb de fibra
 
Incluye fijo
Precio promocional 3 meses
 
29
,99* €/mes
19
,99*
€/mes
 
Ver detalles


4. Miel

miel-natural

La miel es otro de los alimentos que sirven de gran ayuda contra las picaduras de insectos. Es importante que sea lo más natural posible.

Aplica una pequeña cantidad de miel sobre la picadura, comprobarás que, progresivamente, se reduce la inflamación y, también, ayudará a combatir las infecciones. Sus propiedades son similares a las del aloe vera, ya que contribuirá a aliviar la picazón.


5. Vinagre de manzana

vinagre-manzana-botella

Sí, puede que estés pensando que este olor te recordará a una ensalada, pero te aseguramos que funciona. Se trata de un perfecto aliado contra picaduras de insectos.

Se posiciona como un calmante natural y ayuda a prevenir las infecciones por picadura. Simplemente moja un algodón en vinagre y aplícalo sobre la zona afectada.


6. Amoniaco

amoniaco-mesa-laboratorio

Otro de los remedios que, muy probablemente hayas usado, es el amoniaco. Sí, ese que utilizamos para limpiar. ¿No lo sabías? Se trata de una fórmula muy efectiva, ya que ayuda a neutralizar el pH del veneno del insecto y, por tanto, disminuye la picazón. 

Eso sí, te recomendamos hacerlo inmediatamente después de que se produzca la picadura. Para ello, recuerda tener la piel limpia y seca. Después, impregna un algodón en amoniaco y aplícalo sobre la picadura. Pronto verás como empieza a calmar la zona. 

Ah, y lo más importante. Intenta no rascar la zona afectada, podría dejarte marca.