Síndrome de burnout: claves para identificarlo - Tarify
Salud y bienestar

Síndrome del trabajador quemado o burnout: claves para identificarlo

Síguenos en:

Quemarse ya no es única y exclusivamente posible con fuego, también puede darse en el trabajo. Te contamos en qué consiste el síndrome de burnout y las claves para identificarlo. 


Levantarse por la mañana motivados/as para ir al trabajo es una de las cosas más importantes durante la etapa laboral. Pese a ello, en muchas ocasiones, esto no es posible, y ahí es cuando podemos desarrollar el síndrome de burnout. Te explicamos en qué consiste, así como las herramientas para identificarlo y tratar de ponerle fin.


¿Qué es el síndrome del trabajador quemado o burnout?

El síndrome del trabajador quemado, también conocido como síndrome de burnout o burnout laboral hace referencia a un estado de agotamiento físico, emocional y mental, estrechamente relacionado con el entorno laboral, el estilo de vida del trabajador y el estrés.

El término fue acuñado por primera vez en el año 1974 por el psiquiatra Herbert Freudenberger y aplicado a trabajadores de servicios sociales del Bronx, en el estado de Nueva York.

Es importante prestarle atención, puesto que podría provocar consecuencias graves en términos psicológicos en la persona que lo padece. Además, es una de las principales causas de las bajas laborales.

Aunque no hay una regla escrita, según ciertos estudios, el porcentaje mayoritario de personas que lo padecen son, paradógicamente, aquellas que han elegido su trabajo de forma vocacional. Un claro ejemplo son los profesionales sanitarios.

A lo largo de los años, ha sido considerado como una afección. Si bien, en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo declaró oficialmente como enfermedad y, desde el 1 de enero de 2022, está incluida en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11).

LOGO ADESLAS
 
Cobertura básica
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Adeslas
 
Te devolvemos hasta 50€ por asegurado
 
Desde
16
,20*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
BÁSICO DIGITAL
Cobertura básica + Dental
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Sanitas
Sesiones de Psicología y de Podología
 
Videoconsulta 24h y muchas ventajas más
 
25
,00*
€/mes
 
Ir a la oferta


¿Cuáles son las causas?

chico-ordenador-cansado

Como decíamos, el condicionante mayoritario del síndrome de burnout se asocia al ámbito laboral, las condiciones laborales y el estilo de vida del empleado.

A continuación, citaremos algunas de las causas más comunes que pueden desembocar en un síndrome del trabajador quemado:

❌ Sufrir episodios repetidos de estrés.

Carga excesiva de trabajo.

Poca autonomía.

❌ Dificultad para conciliar la vida personal y la laboral.

Ausencia de apoyo en el entorno de trabajo.

Falta de formación.

❌ Y un largo etcétera.

¿Identificas alguno de ellos? Hagamos hincapié en los siguientes apartados que, además, son condicionantes para el burnout:

  • La empresa: una carga excesiva que provoca mala organización de las tareas y, por tanto, no poder salir del trabajo en hora o, incluso, tener que llevarse parte del trabajo a casa. ¡Al salir, desconectar! Regla número 1.

  • Tener expectativas que nunca se cumplen. Un ascenso que nunca llega, subidas de sueldo que no se aplican… Este tipo de situaciones pueden generar ansiedad, estrés, apatía o tristeza.

  • ¿Perfil de burnout? No existe realmente un prototipo de persona con más posibilidades de padecerlo. Aun así, existen ciertas cualidades o rasgos de la personalidad que pueden generar una mayor vulnerabilidad al síndrome. Hablamos de personas conformistas, inseguras, dependientes, perfeccionistas o con baja autoestima. Trabajar esto es el primer paso para evitar el burnout.

⭐ También puede interesarte:

¿Qué pasa en el organismo cuando dejas de fumar?

Señales de que tienes personas tóxicas en tu entorno.

10 superalimentos que te darán un aporte extra de energía.


Síntomas del síndrome de burnout

Un trabajador o trabajadora que sufre o está comenzando a sufrir burnout, padecerá algunos (o todos) de los siguientes síntomas:

Apatía ante cualquier situación.

Desgana. La persona no siente ilusión por nada en su entorno laboral.

✅ Sentimientos de hostilidad, tristeza y culpa.

Ansiedad y nerviosismo generalizado.

Problemas para mantener la concentración.

Dolor de cabeza.

Baja productividad.

Baja autoestima.

Insomnio.

Absentismo laboral.

Aburrimiento.

Taquicardias.

LOGO ADESLAS
 
Cobertura completa + Dental
SIN Copago
Urgencias y Hospitalización
Acceso directo a Especialistas
Asistencia Extranjero
 
Te devolvemos hasta 150€ por asegurado
Sin subidas de precio durante 3 años
 
Desde
59
,00*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO ADESLAS
 
Cobertura completa con especialidades
Copago Limitado
Urgencias y Hospitalización
Embarazo y Parto
 
Te devolvemos hasta 150€ por asegurado
 
Desde
57
,00*
€/mes
 
Ir a la oferta


Fases del síndrome del trabajador quemado

Según un estudio del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), el síndrome de burnout se desarrolla en cinco fases bien diferenciadas. Te las explicamos a continuación:

Fase I

Para las nuevas incorporaciones laborales. Una persona comienza su jornada con entusiasmo, energía y con grandes expectativas. Aspectos como alargar la jornada no son un condicionante negativo.

Fase II

Las personas que llevan mucho tiempo en su entorno laboral, comenzarán directamente en este apartado. ¿A qué se refiere? Básicamente al ver frustradas todas las expectativas laborales con las que comenzó en el inicio.

Además, se empiezan a valorar otro tipo de condicionantes, como, por ejemplo, que la relación entre el esfuerzo del trabajador y la recompensa no están en armonía, es decir, no son equilibradas.

Por tanto, aquí comienza a aparecer (lentamente) el síntoma más característico: el estrés. Estrés ante la imposibilidad de afrontar la situación o, saber afrontarla, pero no tener las herramientas para ello.

Fase III

En colación al estrés, aparecen otros de los síntomas más dañinos, la frustración, desilusión o desmoralización. Aquí empieza la decadencia. Para el trabajador o trabajadora, su empleo carece de sentido, se irrita con facilidad y puede llegar a generar conflictos en el trabajo. Además, comienzan los problemas emocionales, fisiológicos y conductuales.

Fase IV

Se desarrollan mecanismos de defensa. Sin embargo, no son para bien. Una defensa que el trabajador o trabajadora paga con conductas evasivas ante ciertas tareas, distanciamiento con otros compañeros/as de trabajo o clientes, etcétera.

Fase V

Se produce un colapso emocional y cognitivo. ¿En qué puede desembocar? Por un lado, en la renuncia al trabajo. Por otro, en una depresión causada por una vida profesional frustrada e insatisfecha.

Recordemos que el síndrome de burnout tiene carácter cíclico. Puede darse en varios trabajos y en diferentes etapas de la vida laboral de una persona. Lo importante es identificarlo.


¿Cómo afrontarlo? Consejos para reducir el estrés laboral

chica-oficina-meditando

Cuando aparecen los primeros síntomas, hay que pararse un momento a pensar en qué es lo que puede estar provocando ese nivel de ansiedad y apatía para con el trabajo. La solución está en ti. ¡Puedes conseguirlo!

  • Recurre a técnicas de relajación. El mindfulness, el yoga y la meditación pueden ayudarte en gran medida. Música relajante, incienso y mucha, mucha paciencia.
  • Opta por descargar adrenalina. Apúntate a algún deporte que te permita lidiar con el estrés. Un ejemplo es el boxeo. Utiliza el saco como una forma de desvincularte de todo lo que te afecta en el trabajo.
  • ¿Problemas físicos? El síndrome de burnout puede desencadenar dolores musculares o articulares. Acude a un especialista en fisioterapia para que no se agraven.
  • Lleva un estilo de vida saludable. Una dieta sana y equilibrada, beber mucha agua y hacer ejercicio. El trinomio que te ayudará a sentirte bien contigo mism@. Por supuesto, olvida el alcohol o las drogas como materia para reducir el estrés. Recordemos que, por ejemplo, el alcohol es un depresivo y no te hará ningún favor en tu tarea para lidiar con el síndrome de burnout.
  • Pide ayuda profesional. Si ves que por ti mism@ no sabes salir del pozo… ¡acude a un especialista! Son profesionales capaces de dar las herramientas adecuadas para eliminar de tu mente los pensamientos negativos, trabajar la ansiedad y, por ende, reducir el estrés.

¿Crees que necesitas ayuda? ¡Todos nos hemos sentido así! Si no puedes permitirte un terapeuta profesional, existen formas de acceder a ellos por muy poquito dinero. Hablamos de los seguros de salud.

En Tarify somos expertos en encontrar las mejores ofertas y, por suerte, trabajamos con las mejores entidades aseguradoras del mercado. Encontrarás un precio que se ajuste a tu bolsillo y una cartera de productos que te sorprenderán. ¡Pruébalo!


⭐ Tal vez te interese:

10 países con el mejor sistema sanitario del mundo.

Las 5 mejores compañías Low Cost para móvil.

Vuelta al cole: Libros de texto gratuitos y subvenciones.