La importancia de la almohada: ¿cómo escoger correctamente? - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

340 visitas

La importancia de la almohada: ¿cómo escoger correctamente?

chicas-pijama-almohada-fondo-rosa

La elección de la almohada, el colchón y el canapé influyen directamente en la calidad del descanso. Descubre cómo elegir correctamente tu almohada gracias a nuestra guía.

Uno de los mejores momentos del día es meterse en la cama, pero si últimamente notas que no cargas las pilas al 100%... ¡Algo pasa! Muy probablemente sea la almohada, un elemento que influye considerablemente en la calidad del sueño. ¿Necesitas cambiarla? Podemos ayudarte.

⭐ También puede interesarte:

Mejores y peores posturas para dormir. Guía de higiene del sueño.

5 aplicaciones para medir el sueño y controlar tu descanso.

Comer sin engordar es posible gracias a un grupo de científicas españolas.

Dormir bien: la importancia de la almohada

En la vida, además de comer, hay otro imprescindible: dormir. Pero… ¿lo hacemos correctamente? Hablamos de una función vital necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo. Por ello, seguir unos patrones marcará la diferencia entre un descanso reparador y uno mediocre.

¿Qué podemos hacer para cambiar eso? Elegir los elementos necesarios para un descanso de película. Aquí entran en juego varios agentes, entre los que destacan:

  1. Un colchón de calidad. Básicamente porque es la superficie donde apoyaremos todo nuestro cuerpo mientras dormimos.
  2. Base, somier o canapé. Elemento sobre el que se apoya el colchón. Ten en cuenta que debe ser estable y firme para asegurar la estabilidad del colchón y aguantar tu peso.
  3. Almohada, otro de los imprescindibles para un adecuado descanso y mantener una posición correcta mientras dormimos.

¿Por qué es tan importante la almohada? Ten en cuenta que es sobre la que apoyamos la cabeza al dormir y, por este motivo, debe recogerla perfectamente en base a una serie de criterios.

Una almohada muy hundida, baja o, por el contrario, demasiado alta, que tiene poco o mucho relleno, puede derivar en una mala calidad de descanso que, a su vez, repercute en otros muchos problemas de salud, por ejemplo, dolencias cervicales.

¿Es recomendable dormir sin almohada? No. Muchas personas piensan que no utilizar almohada para dormir es más natural. Sin embargo, no usarla hace que tendamos a dormir boca abajo, la peor postura, ya que provoca tensiones en la zona cervical y dificultad para respirar.

¿Qué se necesita para lograr un buen descanso? Cabeza, cuello y columna vertebral deben estar alineados. Aquí es donde la almohada hace su verdadero trabajo. Gracias a ella, se puede adoptar una buena postura en la columna, se relajan los músculos y se favorece la respiración fluida.

Ahora bien, ¿cómo sé que almohada es mejor? Para ello, lo mejor es conocer nuestros propios hábitos de sueño y nuestra complexión física (altura y corpulencia).

Los profesionales que trabajan en tiendas de colchones pueden ofrecerte consejos en este sentido. Por lo pronto, nosotros te dejamos una pequeña guía para que puedas escoger con acierto tu almohada perfecta.

LOGO ADESLAS
 
Cobertura básica
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Adeslas
 
Te devolvemos hasta 50€ por asegurado
 
Desde
16
,20*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
BÁSICO DIGITAL
Cobertura básica + Dental
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Sanitas
Sesiones de Psicología y de Podología
 
Videoconsulta con especialistas de regalo
Más un 10% dto adicional para siempre
 
22
,50*
€/mes
 
Ir a la oferta


Tipos de almohadas

chica-durmiendo-almohada

Según sus materiales, destacamos los siguientes tipos:

Almohadas de fibra

Partimos del tipo de almohada más sencillo. Cuenta con un relleno de fibra sintética (normalmente, poliéster). Entre las características que definen este tipo de almohadas, destacamos:

✅ Ventajas:

  • Firmeza.
  • Son ligeras.
  • Suaves al tacto.
  • Transpirables.
  • Se lavan con facilidad, evitando así la proliferación de ácaros, hongos y otras bacterias.
  • Son bastante económicas.

❌ Desventajas:

  • No son muy duraderas.

Almohada de plumas/plumón

Hace unos años, las almohadas de plumas/plumón eran las más demandadas. Sin embargo, los nuevos materiales que se han ido descubriendo las han relegado a un segundo plano. Aun así, te comentamos las características principales.

✅ Ventajas:

  • Mullidas.
  • Adaptables al cuerpo en cualquier tipo de posición (sobre todo para aquellas personas que duermen boca abajo).
  • Bastante duraderas.

❌ Desventajas:

  • Pueden provocar reacciones alérgicas.
  • Firmeza baja.
  • Son más caras que otros modelos.
  • Producto fabricado a partir de animales.
  • Son menos higiénicas.

Almohadas viscoelásticas

Las almohadas viscoelásticas son una de las mejores opciones para un descanso reparador. Aquí sus principales características:

✅ Ventajas:

  • Ayudan a reducir la tensión del cuello y los calambres, gracias a su adaptabilidad al cuello.
  • Se adaptan al peso y al calor corporal.
  • Consiguen una perfecta alineación entre cuello, cabeza y columna vertebral.
  • Esta alineación ayuda a reducir considerablemente los ronquidos.

❌ Desventajas:

  • Precio: son más caras.
  • Pueden dar calor en los meses calurosos.
logo ganaenergia
 
Precio Luz sin tramos horarios
100% Luz verde
Tarifa de Gas RL.1 sin más
 
Sin permanencia
 
96
,03*
€/mes
 
Ver detalles
logo alterna energía
 
Precio Luz por tramos horarios
Tarifa de Gas natural 3.1
 
Cuota gratis en tu factura de luz
Sin permanencia
 
119
,86*
€/mes
 
Ver detalles


Almohadas de látex

Un apunte: la mayoría de las almohadas de látex no están fabricadas en un 100% de este material, básicamente por su peso, coste y densidad. Por eso, se mezcla látex sintético y látex natural.

✅ Ventajas:

  • Transpirabilidad.
  • Durabilidad.
  • Hipoalergénicas y muy higiénicas, lo que evita la acumulación de ácaros.

❌ Desventajas:

  • Precio.
  • No se pueden moldear.
  • Los primeros días tras la compra, la almohada puede desprender olor por el material de fabricación. (No es tóxico).

Almohadas de gel

Las almohadas con núcleo perforado de gel son una de las más avanzadas en el mercado del descanso. Se componen de una capa interior de microfibra con tratamiento antiácaros.

✅ Ventajas:

  • Termoestables, hipoalergénicas e higiénicas.
  • Ayudan a solucionar problemas cervicales.
  • Favorecen la circulación sanguínea.

❌ Desventajas:

  • Precio. Son una de las más caras del mercado.

¿Cómo escoger una almohada?

A la hora de escoger una almohada que nos ayude a conseguir un descanso de calidad, hay que prestar atención a una serie de parámetros.

Tamaño

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), existen diferentes tipos de almohada en base al tamaño. Para conseguir un descanso reparador, la anchura no debe superar el ancho de los hombros.

  • Almohada baja (10 centímetros): pensadas, sobre todo, para aquellas personas que duermen boca abajo y para niños.

  • Almohada mediana (12 - 13 centímetros): idónea para l@s que duermen boca arriba. Debe ser más baja que los hombros y de dureza media.

  • Almohada alta (15 centímetros): la opción más recomendable para l@s que duermen de lado, ya que ayuda a mantener la cabeza y el cuello alineados con el eje de la columna.

Postura

Boca arriba

Tal y como comentábamos en nuestro artículo sobre la higiene del sueño, se trata de una postura neutra, ya que mantiene la espalda alineada y no aplastamos ningún miembro. Si bien, favorece los ronquidos y puede causar tensiones en la zona lumbar y en la parte posterior de las rodillas.

Para estos casos, recomendamos optar por almohadas no demasiado gruesas. ¿El motivo? De esta forma, el cuello y la espalda formarán el mismo ángulo.

De lado

Según los expertos es la mejor postura que podemos adoptar para dormir, ya que favorece la respiración, reduce los ronquidos y es la mejor opción para evitar dolores cervicales. Además, también es la más recomendable para las embarazadas.

Si esta es tu postura al dormir, tu almohada debe ser gruesa. Así tu cuello se mantendrá en el eje de la columna. Las otras modalidades fomentarían una posición forzada que pueden provocar problemas a la larga, sobre todo de tipo cervical.

Boca abajo

La postura menos recomendable, según los expertos, ya que reúne todos los inconvenientes de anteriores posturas.

Para estos casos, la almohada perfecta es aquella mullida, flexible y no excesivamente gruesa. Ten en cuenta que al dormir boca abajo, el cuello no necesita altura para alinearse con la columna.

Ergonomía

Además de los tipos de almohadas en base a materiales, también existen almohadas en base a las necesidades ergonómicas de la persona. Estas son las más conocidas:

Ten en cuenta que cualquiera de estas almohadas pueden fabricarse en los materiales que hemos comentado con anterioridad. Por tanto, podrás escoger tu modelo en base a ergonomía y material. El precio será superior, pero tu calidad de descanso ascenderá como la espuma.

  • Almohadas cervicales: permiten descansar la cabeza en la postura idónea y mantener el eje con la columna vertebral en el estado óptimo.

  • Almohadas de agua: sí, como lo lees, son almohadas rellenas de agua. Están recomendadas por algunos fisioterapeutas. ¿Por qué? Aprovechan el agua para crear un nivel de densidad y apoyo a medida del usuario.

  • Almohadas frescas: las más recomendables para las personas con sudoración excesiva. Gracias a su tecnología transpirable ayudan a absorber el calor y mantener el frescor estable durante la noche.

  • Almohadas oxigenantes: basadas en una tecnología de tejidos que ayudan a promover la circulación durante el descanso.

También existen otros modelos en el mercado: terapéuticas, para embarazadas, inteligentes, de lactancia, almohadas de espuma… ¡Encuentra la tuya!


Firmeza/dureza

La dureza de una almohada puede repercutir directamente en la calidad del descanso. Una almohada demasiado dura puede dar lugar a posiciones forzadas en la zona vertical.

En cambio, si es demasiado blanda, puede provocar que la cabeza se hunda y no permita mantener un equilibrio con el eje de la columna, cabeza y cuello. ¿Lo mejor? Buscar el punto intermedio (a no ser que, por necesidades médicas, necesitemos alguno de los dos casos anteriores).

Importante: antes de tomar la decisión final, te invitamos a que acudas a una tienda especializada y pruebes los distintos tipos de almohada.


Consejos para cuidar las almohadas

funda-almohada-blanca

Vale, ¿ya has conseguido tu preciada almohada? Si quieres alargar su vida útil y que permanezca como el primer día… ¡Aquí van unos consejos! Recuerda que, normalmente, una almohada puede durar unos 5 años, después es recomendable cambiarla por una nueva.

  1. Cambia de lado a la hora de dormir. Así evitarás que se deforme únicamente por uno.

  2. Compra una almohada que sea lavable. Métela en la lavadora una o dos veces al año (con eso será suficiente para higienizarla).

  3. Usa una funda de protección y, además, coloca la funda de las sábanas.

  4. Airea la almohada frecuentemente. Te recomendamos hacerlo cuando cambies las sábanas.

⭐ Tal vez te interese:

Cómo saber el precio de la luz por hora.

Las nuevas tarifas de luz llegan con una subida debajo del brazo del 50% en las horas punta.

¿Cómo se obtiene la energía hidráulica?

Home Noticias

Salud y bienestar

340 visitas

La importancia de la almohada: ¿cómo escoger correctamente?

chicas-pijama-almohada-fondo-rosa

La elección de la almohada, el colchón y el canapé influyen directamente en la calidad del descanso. Descubre cómo elegir correctamente tu almohada gracias a nuestra guía.

Uno de los mejores momentos del día es meterse en la cama, pero si últimamente notas que no cargas las pilas al 100%... ¡Algo pasa! Muy probablemente sea la almohada, un elemento que influye considerablemente en la calidad del sueño. ¿Necesitas cambiarla? Podemos ayudarte.

⭐ También puede interesarte:

Mejores y peores posturas para dormir. Guía de higiene del sueño.

5 aplicaciones para medir el sueño y controlar tu descanso.

Comer sin engordar es posible gracias a un grupo de científicas españolas.

Dormir bien: la importancia de la almohada

En la vida, además de comer, hay otro imprescindible: dormir. Pero… ¿lo hacemos correctamente? Hablamos de una función vital necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo. Por ello, seguir unos patrones marcará la diferencia entre un descanso reparador y uno mediocre.

¿Qué podemos hacer para cambiar eso? Elegir los elementos necesarios para un descanso de película. Aquí entran en juego varios agentes, entre los que destacan:

  1. Un colchón de calidad. Básicamente porque es la superficie donde apoyaremos todo nuestro cuerpo mientras dormimos.
  2. Base, somier o canapé. Elemento sobre el que se apoya el colchón. Ten en cuenta que debe ser estable y firme para asegurar la estabilidad del colchón y aguantar tu peso.
  3. Almohada, otro de los imprescindibles para un adecuado descanso y mantener una posición correcta mientras dormimos.

¿Por qué es tan importante la almohada? Ten en cuenta que es sobre la que apoyamos la cabeza al dormir y, por este motivo, debe recogerla perfectamente en base a una serie de criterios.

Una almohada muy hundida, baja o, por el contrario, demasiado alta, que tiene poco o mucho relleno, puede derivar en una mala calidad de descanso que, a su vez, repercute en otros muchos problemas de salud, por ejemplo, dolencias cervicales.

¿Es recomendable dormir sin almohada? No. Muchas personas piensan que no utilizar almohada para dormir es más natural. Sin embargo, no usarla hace que tendamos a dormir boca abajo, la peor postura, ya que provoca tensiones en la zona cervical y dificultad para respirar.

¿Qué se necesita para lograr un buen descanso? Cabeza, cuello y columna vertebral deben estar alineados. Aquí es donde la almohada hace su verdadero trabajo. Gracias a ella, se puede adoptar una buena postura en la columna, se relajan los músculos y se favorece la respiración fluida.

Ahora bien, ¿cómo sé que almohada es mejor? Para ello, lo mejor es conocer nuestros propios hábitos de sueño y nuestra complexión física (altura y corpulencia).

Los profesionales que trabajan en tiendas de colchones pueden ofrecerte consejos en este sentido. Por lo pronto, nosotros te dejamos una pequeña guía para que puedas escoger con acierto tu almohada perfecta.


Tipos de almohadas

chica-durmiendo-almohada

Según sus materiales, destacamos los siguientes tipos:

Almohadas de fibra

Partimos del tipo de almohada más sencillo. Cuenta con un relleno de fibra sintética (normalmente, poliéster). Entre las características que definen este tipo de almohadas, destacamos:

✅ Ventajas:

  • Firmeza.
  • Son ligeras.
  • Suaves al tacto.
  • Transpirables.
  • Se lavan con facilidad, evitando así la proliferación de ácaros, hongos y otras bacterias.
  • Son bastante económicas.

❌ Desventajas:

  • No son muy duraderas.

Almohada de plumas/plumón

Hace unos años, las almohadas de plumas/plumón eran las más demandadas. Sin embargo, los nuevos materiales que se han ido descubriendo las han relegado a un segundo plano. Aun así, te comentamos las características principales.

✅ Ventajas:

  • Mullidas.
  • Adaptables al cuerpo en cualquier tipo de posición (sobre todo para aquellas personas que duermen boca abajo).
  • Bastante duraderas.

❌ Desventajas:

  • Pueden provocar reacciones alérgicas.
  • Firmeza baja.
  • Son más caras que otros modelos.
  • Producto fabricado a partir de animales.
  • Son menos higiénicas.

Almohadas viscoelásticas

Las almohadas viscoelásticas son una de las mejores opciones para un descanso reparador. Aquí sus principales características:

✅ Ventajas:

  • Ayudan a reducir la tensión del cuello y los calambres, gracias a su adaptabilidad al cuello.
  • Se adaptan al peso y al calor corporal.
  • Consiguen una perfecta alineación entre cuello, cabeza y columna vertebral.
  • Esta alineación ayuda a reducir considerablemente los ronquidos.

❌ Desventajas:

  • Precio: son más caras.
  • Pueden dar calor en los meses calurosos.


Almohadas de látex

Un apunte: la mayoría de las almohadas de látex no están fabricadas en un 100% de este material, básicamente por su peso, coste y densidad. Por eso, se mezcla látex sintético y látex natural.

✅ Ventajas:

  • Transpirabilidad.
  • Durabilidad.
  • Hipoalergénicas y muy higiénicas, lo que evita la acumulación de ácaros.

❌ Desventajas:

  • Precio.
  • No se pueden moldear.
  • Los primeros días tras la compra, la almohada puede desprender olor por el material de fabricación. (No es tóxico).

Almohadas de gel

Las almohadas con núcleo perforado de gel son una de las más avanzadas en el mercado del descanso. Se componen de una capa interior de microfibra con tratamiento antiácaros.

✅ Ventajas:

  • Termoestables, hipoalergénicas e higiénicas.
  • Ayudan a solucionar problemas cervicales.
  • Favorecen la circulación sanguínea.

❌ Desventajas:

  • Precio. Son una de las más caras del mercado.

¿Cómo escoger una almohada?

A la hora de escoger una almohada que nos ayude a conseguir un descanso de calidad, hay que prestar atención a una serie de parámetros.

Tamaño

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), existen diferentes tipos de almohada en base al tamaño. Para conseguir un descanso reparador, la anchura no debe superar el ancho de los hombros.

  • Almohada baja (10 centímetros): pensadas, sobre todo, para aquellas personas que duermen boca abajo y para niños.

  • Almohada mediana (12 - 13 centímetros): idónea para l@s que duermen boca arriba. Debe ser más baja que los hombros y de dureza media.

  • Almohada alta (15 centímetros): la opción más recomendable para l@s que duermen de lado, ya que ayuda a mantener la cabeza y el cuello alineados con el eje de la columna.

Postura

Boca arriba

Tal y como comentábamos en nuestro artículo sobre la higiene del sueño, se trata de una postura neutra, ya que mantiene la espalda alineada y no aplastamos ningún miembro. Si bien, favorece los ronquidos y puede causar tensiones en la zona lumbar y en la parte posterior de las rodillas.

Para estos casos, recomendamos optar por almohadas no demasiado gruesas. ¿El motivo? De esta forma, el cuello y la espalda formarán el mismo ángulo.

De lado

Según los expertos es la mejor postura que podemos adoptar para dormir, ya que favorece la respiración, reduce los ronquidos y es la mejor opción para evitar dolores cervicales. Además, también es la más recomendable para las embarazadas.

Si esta es tu postura al dormir, tu almohada debe ser gruesa. Así tu cuello se mantendrá en el eje de la columna. Las otras modalidades fomentarían una posición forzada que pueden provocar problemas a la larga, sobre todo de tipo cervical.

Boca abajo

La postura menos recomendable, según los expertos, ya que reúne todos los inconvenientes de anteriores posturas.

Para estos casos, la almohada perfecta es aquella mullida, flexible y no excesivamente gruesa. Ten en cuenta que al dormir boca abajo, el cuello no necesita altura para alinearse con la columna.

Ergonomía

Además de los tipos de almohadas en base a materiales, también existen almohadas en base a las necesidades ergonómicas de la persona. Estas son las más conocidas:

Ten en cuenta que cualquiera de estas almohadas pueden fabricarse en los materiales que hemos comentado con anterioridad. Por tanto, podrás escoger tu modelo en base a ergonomía y material. El precio será superior, pero tu calidad de descanso ascenderá como la espuma.

  • Almohadas cervicales: permiten descansar la cabeza en la postura idónea y mantener el eje con la columna vertebral en el estado óptimo.

  • Almohadas de agua: sí, como lo lees, son almohadas rellenas de agua. Están recomendadas por algunos fisioterapeutas. ¿Por qué? Aprovechan el agua para crear un nivel de densidad y apoyo a medida del usuario.

  • Almohadas frescas: las más recomendables para las personas con sudoración excesiva. Gracias a su tecnología transpirable ayudan a absorber el calor y mantener el frescor estable durante la noche.

  • Almohadas oxigenantes: basadas en una tecnología de tejidos que ayudan a promover la circulación durante el descanso.

También existen otros modelos en el mercado: terapéuticas, para embarazadas, inteligentes, de lactancia, almohadas de espuma… ¡Encuentra la tuya!


Firmeza/dureza

La dureza de una almohada puede repercutir directamente en la calidad del descanso. Una almohada demasiado dura puede dar lugar a posiciones forzadas en la zona vertical.

En cambio, si es demasiado blanda, puede provocar que la cabeza se hunda y no permita mantener un equilibrio con el eje de la columna, cabeza y cuello. ¿Lo mejor? Buscar el punto intermedio (a no ser que, por necesidades médicas, necesitemos alguno de los dos casos anteriores).

Importante: antes de tomar la decisión final, te invitamos a que acudas a una tienda especializada y pruebes los distintos tipos de almohada.


Consejos para cuidar las almohadas

funda-almohada-blanca

Vale, ¿ya has conseguido tu preciada almohada? Si quieres alargar su vida útil y que permanezca como el primer día… ¡Aquí van unos consejos! Recuerda que, normalmente, una almohada puede durar unos 5 años, después es recomendable cambiarla por una nueva.

  1. Cambia de lado a la hora de dormir. Así evitarás que se deforme únicamente por uno.

  2. Compra una almohada que sea lavable. Métela en la lavadora una o dos veces al año (con eso será suficiente para higienizarla).

  3. Usa una funda de protección y, además, coloca la funda de las sábanas.

  4. Airea la almohada frecuentemente. Te recomendamos hacerlo cuando cambies las sábanas.

⭐ Tal vez te interese:

Cómo saber el precio de la luz por hora.

Las nuevas tarifas de luz llegan con una subida debajo del brazo del 50% en las horas punta.

¿Cómo se obtiene la energía hidráulica?