¿Se ahorra energía con el horario de verano? Mito o realidad-Tarify
Ahorro del hogar

¿Se ahorra energía con el horario de verano? Mito o realidad

Síguenos en:

¿Te has preguntado si realmente se ahorra energía con el horario de verano? Existe una creencia popular que sostiene que este cambio de hora reduce el consumo energético, pero ¿es esto cierto? Te explicaremos si el horario de verano realmente conlleva un ahorro energético o si se trata de un mito sin fundamento.

Historia y origen del horario de verano

El horario de verano es una medida que se ha implementado en diferentes partes del mundo con el objetivo de aprovechar la luz del sol durante el periodo estival y reducir el consumo de energía eléctrica. 

Su origen se remonta a principios del siglo XX, cuando el entomólogo británico George Hudson propuso la idea de adelantar los relojes durante el verano para poder disfrutar de más luz natural en las tardes.

Sin embargo, la primera vez que se implementó el horario de verano a nivel nacional fue en Alemania durante la Primera Guerra Mundial, en un esfuerzo por reducir el consumo de carbón y así liberar recursos para la producción de armamento. La medida fue adoptada por otros países de Europa, incluyendo Reino Unido y Francia, y más tarde por Estados Unidos y Canadá.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el horario de verano fue nuevamente utilizado como medida de ahorro energético, y su implementación se ha mantenido en muchos países desde entonces. Sin embargo, aunque la idea original detrás del horario de verano era la de ahorrar energía, en la actualidad hay cierta controversia sobre si esta medida realmente tiene un impacto significativo en el consumo energético.

Algunos estudios sugieren que el horario de verano puede generar ahorro en el consumo de energía eléctrica, ya que al adelantar los relojes se aprovecha mejor la luz del día y se reduce la necesidad de encender las luces por las tardes. Sin embargo, otros estudios han encontrado que el impacto del horario de verano en el consumo de energía es mínimo o incluso nulo, y que los efectos pueden variar significativamente dependiendo de factores como la ubicación geográfica, el clima y los hábitos de consumo.

En resumen, el horario de verano tiene un origen que se remonta a principios del siglo XX y ha sido utilizado como medida de ahorro energético en diferentes momentos de la historia. 

Aunque su impacto en el consumo de energía eléctrica es objeto de debate, lo cierto es que esta medida sigue siendo utilizada en muchos países del mundo y forma parte de la vida cotidiana de millones de personas durante el verano.

¿El horario de verano reduce el consumo energético? Lo que dicen los estudios

Como hemos visto, el horario de verano es una medida que se ha implementado en diferentes partes del mundo con el objetivo de aprovechar mejor la luz del sol durante los meses de verano y reducir el consumo de energía eléctrica. Sin embargo, la eficacia de esta medida para ahorrar energía ha sido objeto de debate y controversia durante años.

Varios estudios han investigado si el horario de verano realmente reduce el consumo energético, y los resultados han sido diversos. Por un lado, algunos estudios han encontrado que el adelanto de una hora en los relojes durante el verano puede reducir el consumo de energía eléctrica en ciertas condiciones.

En particular, se ha observado que en zonas con una alta exposición a la luz del sol, el horario de verano puede reducir el consumo de energía para iluminación en las tardes.

Sin embargo, otros estudios han encontrado que el horario de verano no tiene un impacto significativo en el consumo de energía. Por ejemplo, un estudio realizado en Australia encontró que la implementación del horario de verano no tuvo ningún efecto sobre el consumo de energía eléctrica en los hogares.

Uno de los principales motivos por los cuales los estudios han arrojado resultados contradictorios es porque el impacto del horario de verano en el consumo de energía depende de muchos factores. Por ejemplo, la latitud geográfica, la cantidad de luz solar disponible y los patrones de uso de energía de las personas. Todo ello puede variar significativamente entre regiones, lo que hace que sea difícil generalizar los resultados de los estudios.

Mitos y creencias populares sobre el horario de verano

A continuación, te presentamos algunos de los mitos y creencias más populares sobre el horario de verano.

Mito 1: el horario de verano reduce el consumo de energía en todo momento.

Este es uno de los mitos más comunes sobre el horario de verano. Si bien es cierto que el adelanto de una hora en los relojes durante el verano puede reducir el consumo de energía eléctrica en ciertas condiciones, no siempre es así. En zonas donde el clima es muy caluroso, por ejemplo, el horario de verano puede llevar a un aumento en el consumo de energía eléctrica para aire acondicionado y ventilación.

Mito 2: el horario de verano se implementa para ahorrar dinero.

Aunque el horario de verano puede reducir el consumo de energía eléctrica en ciertas condiciones, no necesariamente se implementa para ahorrar dinero. La medida puede tener otros objetivos, como fomentar el turismo y las actividades al aire libre durante los meses de verano.

Mito 3: el horario de verano afecta el ciclo natural del cuerpo humano.

Este mito se basa en la idea de que el adelanto de una hora en los relojes durante el verano puede afectar negativamente el sueño y el ciclo natural del cuerpo humano. Si bien es cierto que algunas personas pueden experimentar dificultades para adaptarse al cambio horario, la mayoría se ajusta al nuevo horario en unos pocos días.

Mito 4: el horario de verano es una medida que se implementa en todo el mundo.

Aunque el horario de verano se ha implementado en muchas partes del mundo, no es una medida que se aplique en todas las regiones. Algunos países o regiones han optado por no implementar esta medida debido a diversas razones, como la falta de beneficios evidentes o la oposición popular.

logo ganaenergia
 
Tarifa tramos horarios + Gas RL.1
Energía a precio fijo
Energía con tramos horarios
Sin calefacción de gas
 
Tope de gas incluido
Precio fijo en cada tramo
Paga sólo por lo que consumes
 
88
,08*
€/mes
 
Ver detalles


Otros condicionantes del consumo energético durante el horario de verano

Muchos se preguntan si realmente se ahorra energía con el cambio de hora y cuáles son los factores que influyen en el consumo de energía durante el horario de verano. A continuación, veremos algunos de los condicionantes que pueden afectar el consumo energético durante esta época del año.

  • El clima: el clima es uno de los principales factores que influyen en el consumo energético durante el horario de verano. En los días más calurosos, el uso de los sistemas de aire acondicionado aumenta significativamente, lo que provoca un aumento en el consumo de energía. Por el contrario, en días más frescos, el consumo de energía se reduce.
  • La iluminación: durante el horario de verano, los días son más largos y las noches más cortas. Esto puede afectar el consumo de energía, especialmente, en lo que se refiere a la iluminación. Si bien es cierto que el uso de las luces en el hogar se reduce durante el día, puede aumentar durante la noche, especialmente en zonas en las que se han eliminado las farolas o se ha reducido la intensidad de la iluminación pública.
  • El uso de electrodomésticos: el uso de electrodomésticos también puede afectar el consumo de energía durante el horario de verano. Muchas personas aprovechan la temporada para hacer uso de electrodomésticos que consumen mucha energía, como la lavadora o el horno eléctrico, lo que puede aumentar el consumo de energía.
  • El turismo: durante el horario de verano, muchas personas aprovechan para hacer turismo y viajar. Este aumento en la actividad turística puede provocar un aumento en el consumo de energía, especialmente en las zonas turísticas, donde la demanda de servicios aumenta significativamente.

Así pues, si bien es cierto que el horario de verano puede ayudar a reducir el consumo de energía en algunos casos, también es importante tener en cuenta otros factores que pueden afectar el consumo de energía durante esta época del año. Por lo tanto, es importante seguir trabajando en el desarrollo de medidas que permitan reducir el consumo de energía en todas las épocas del año, y no solo durante el horario de verano.

Recomendaciones para reducir el consumo energético durante el verano

En época de verano, el consumo energético en el hogar suele aumentar debido al uso de los sistemas de climatización y la mayor utilización de electrodomésticos como el ventilador o la nevera.

A continuación, te daremos algunas recomendaciones para reducir el consumo energético durante el verano:

Utiliza sistemas de climatización eficientes 

Si tienes un aire acondicionado, asegúrate de que esté en buenas condiciones y tenga un buen mantenimiento. Si vas a comprar uno nuevo, busca un modelo con etiqueta energética A+++. También puedes optar por ventiladores, que consumen mucha menos energía que el aire acondicionado.

Aprovecha la ventilación natural

Aprovecha las horas más frescas del día para ventilar la casa. Abre las ventanas por la mañana temprano y por la noche, y mantenlas cerradas durante las horas de mayor calor.

Ajusta la temperatura del termostato

Si usas aire acondicionado, ajusta la temperatura del termostato a unos 24 grados. Cada grado que bajes la temperatura aumentará el consumo energético en un 8%.

Utilizar electrodomésticos eficientes

Si necesitas utilizar la lavadora o el lavavajillas, hazlo en las horas más frescas del día. También es importante elegir electrodomésticos con etiqueta energética A+++.

No tengas electrodomésticos en stand-by

Muchos electrodomésticos siguen consumiendo energía aunque no los estemos utilizando. Evita tener dispositivos en stand-by y desconecta los cargadores de móvil cuando no los estés usando.

Utiliza bombillas LED

Las bombillas LED consumen hasta un 80% menos de energía que las bombillas tradicionales y duran mucho más tiempo.

Siguiendo estas recomendaciones podrás reducir significativamente tu consumo energético durante el verano, ahorrando en tu factura de la luz y contribuyendo a la sostenibilidad del planeta.

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Sigues teniendo dudas? En Tarify, te ayudamos a encontrar las mejores ofertas de Luz y Gas. Accede a nuestro comparador  y… ¡empieza a ahorrar!

Tal vez te interese

  10 consejos para ahorrar energía en verano 

  Que tarifa de luz contratar: consejos básicos 

  10 consejos para ahorrar energía durante el teletrabajo