Ahorro del hogar

Mantenimiento de la caldera: todos los aspectos que debes conocer

Síguenos en:

¿Tu caldera no funciona como debería? Te explicamos cuáles son los mejores métodos para un buen mantenimiento y por qué. ¡Solo en Tarify!

El mantenimiento inadecuado de las calderas es una de las mayores frustraciones de los propietarios de viviendas y edificios. ¿Te imaginas estar en pleno invierno y descubrir que tu caldera no funciona correctamente?

¡Eso se acabó! En Tarify, tenemos la solución perfecta: consejos para un buen mantenimiento, tipos de calderas y otras curiosidades. ¡Quédate y descúbrelo! 


¿Qué tipos de calderas existen?

Existen varios tipos de calderas disponibles en el mercado, cada una con sus propias ventajas e inconvenientes. A continuación, te desglosamos los tipos de calderas más comunes:

  Calderas de gas. Este tipo de calderas funcionan con gas natural o propano, son muy eficientes y requieren poco mantenimiento. Además, son fáciles de instalar y pueden ser utilizadas en viviendas y edificios de diferentes tamaños.

  Calderas de gasóleo. Utilizan gasóleo como combustible, son muy populares en zonas rurales y pueden ser utilizadas en viviendas y edificios pequeños y medianos. Además, son fáciles de mantener, pero su coste de funcionamiento es más elevado que el de las calderas de gas.

  Calderas eléctricas. Requieren electricidad para generar calor, son muy fáciles de instalar y no emiten gases contaminantes. Sin embargo, su coste de funcionamiento es elevado y no son recomendables para viviendas y edificios grandes.

  Calderas de biomasa: Utilizan pellets de madera, astillas o huesos de aceituna como combustible. Son muy eficientes y su coste de funcionamiento es más bajo que el de las calderas de gas o eléctricas. Sin bien, requieren más mantenimiento que otras calderas y no son recomendables para viviendas y edificios pequeños.

  Calderas de condensación. Un tipo de caldera muy eficiente que utiliza el calor del vapor de agua para generar más calor. Son más caras que las calderas convencionales, pero su eficiencia energética puede ahorrar mucho dinero en el largo plazo.


¿Qué caldera me conviene más?

Analiza tu situación y, sobre todo, tu presupuesto. Pongamos un ejemplo práctico. En una familia de cuatro personas, que viven en un piso de tamaño estándar (unos 100 m2), se recomienda una caldera de condensación de gas natural o propano, ya que ofrecen una alta eficiencia energética y un bajo costo de operación en comparación con otros combustibles.

La potencia de la caldera que vayas a instalar dependerá de tu demanda de calefacción y agua caliente. Siguiendo con el ejemplo anterior, sería recomendable una potencia de entre 18 y 24 kW. Asimismo, tendrás que elegir una caldera que tenga una capacidad adecuada para satisfacer las necesidades del hogar en términos de calefacción y agua caliente.

Te recomendamos optar por una caldera de marca reconocida y con garantía, para asegurar su calidad, durabilidad y ahorro a largo plazo. También debes tener en cuenta el nivel de ruido de la caldera y la facilidad de mantenimiento para elegir la opción más adecuada.

Si además de ahorrar en mantenimiento, quieres reducir tus facturas del gas, estás en el lugar adecuado. En Tarify, contamos con las mejores tarifas en las que podrás elegir la opción más precisa acorde a tus necesidades.



¿Qué tener en cuenta para un buen mantenimiento de caldera?

La reparación de una caldera puede ser costosa, pero con un mantenimiento adecuado se pueden prevenir muchos problemas. Por ello, es fundamental tener en cuenta una serie de aspectos, entre los que se incluyen:

  Limpieza. Es necesario limpiar regularmente la caldera, especialmente los conductos y quemadores, para evitar la acumulación de suciedad y residuos que puedan obstruir el flujo de gas y reducir su eficiencia. La limpieza también puede prevenir la oxidación y la corrosión.

  Revisión periódica. Debes realizar una revisión anual de la caldera con la ayuda de un profesional, que incluya la comprobación de la presión del agua, la temperatura, el estado de las juntas, las conexiones eléctricas, entre otros. 

  Cambio de piezas. Las piezas desgastadas o dañadas pueden afectar la seguridad y eficiencia de la caldera. Es importante realizar el cambio de piezas cuando sea necesario como, por ejemplo, el cambio de la válvula de seguridad o el termostato.

  Control de la combustión para garantizar la eficiencia y seguridad de tu caldera. La combustión debe ser adecuada para evitar la emisión de gases nocivos, como el monóxido de carbono, que puede ser mortal en altas concentraciones.

  Limpieza del sistema de calefacción. Aparte de la limpieza genérica de la caldera, hay que realizar la limpieza del sistema de calefacción, incluyendo los radiadores y las tuberías, para garantizar un flujo adecuado de agua y evitar obstrucciones que puedan afectar a su rendimiento.caldera-metalizada-fondo-azul


¿Cada cuánto tiempo es necesario hacer el mantenimiento de la caldera?

Las calderas son dispositivos esenciales en un hogar, no solo para garantizar una adecuada climatización en los meses más fríos, tienen otras funciones, como calentar el agua cuando nos duchamos o cocinamos, por ejemplo.

Como cualquier otro equipo, requieren mantenimiento regular para garantizar su eficiencia y prolongar su vida útil. La pregunta que muchos propietarios se hacen es: ¿con qué frecuencia se debe hacer el mantenimiento de la caldera?

Se recomienda que las calderas de gas se sometan a un mantenimiento anual. Esto puede incluir la limpieza del quemador y el intercambiador de calor, la revisión de los sistemas eléctricos y de seguridad, y la medición de la eficiencia de la combustión.

 Las calderas de gasoil pueden requerir más mantenimiento que las de gas, y se recomienda que se realice una inspección y limpieza cada seis meses.

Otros supuestos: 

 Si su caldera es antigua o está fuera de garantía, es posible que necesite un mantenimiento más frecuente. 

Si su caldera se utiliza con frecuencia, como en una casa con muchas personas o en un edificio con muchas viviendas y caldera central, es posible que necesite más mantenimiento para mantener su rendimiento y seguridad.

Es posible que su fabricante o instalador tenga recomendaciones específicas para el mantenimiento. Si tienes dudas, es crucial que acudas a un profesional certificado para realizar una inspección.

  Contenido relacionado:

Cómo saber tu contador de la luz está trucado.

Guía de protección al usuario de electricidad. 

Qué tarifa de luz contratar: consejos básicos.


Coste del mantenimiento de la caldera

Como decíamos, el mantenimiento de caldera es una tarea esencial para garantizar la seguridad y eficiencia de la misma. Pero ¿cuánto cuesta el mantenimiento de la caldera?

El coste del mantenimiento de caldera puede variar dependiendo de varios factores, como la marca y modelo de la caldera, la frecuencia de mantenimiento, la complejidad de la tarea y la empresa de mantenimiento contratada. En general, suele oscilar entre los 100 - 300€ aproximadamente. Ponte en contacto con un especialista para obtener un presupuesto cerrado. 

Es considerable tener en cuenta que el coste del mantenimiento puede ser más alto en caso de ser necesaria alguna reparación o cambio de piezas.

A pesar del coste, el mantenimiento de caldera es una inversión importante para evitar problemas mayores a largo plazo, reducir el consumo de energía, prolongar la vida útil de la caldera y, lo más importante, garantizar la seguridad de las personas que habitan en la vivienda.

Por lo tanto, el coste del mantenimiento de caldera puede considerarse como una inversión a largo plazo en la seguridad y eficiencia de la caldera, y en la tranquilidad y bienestar de las personas que habitan en la vivienda. 

Recuerda: es importante programar el mantenimiento de caldera de forma regular, siguiendo las indicaciones del fabricante, y contratar a profesionales cualificados y con experiencia en el mantenimiento de calderas.

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Sigues teniendo dudas? En Tarify, te ayudamos a encontrar las mejores ofertas en Gas y Luz. Accede a nuestro comparador  y… ¡empieza a ahorrar!


  Tal vez te interese:

Unificar la factura de la luz y gas ¿sí o no?  

¿Cómo puedo acceder al bono social eléctrico? 

Cómo leer el contador de gas y evitar facturas estimadas