Cómo saber si eres adicto al móvil - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

169 visitas

Cómo saber si eres adicto o adicta al móvil

grupo de jovenes consultan su smartphone con adiccion al movil

La adicción al móvil existe. Abusar del teléfono (y de las tecnologías en general) puede ser nocivo para nuestra salud, como cualquier otra adicción, y, además, deriva en nomofobia, un miedo irracional a estar lejos de tu smartphone. El primer paso, como siempre, es detectarlo. Te explicamos cómo saber si eres adicto o adicta al móvil.

Hablar de las bondades de la telefonía móvil, de cómo hace nuestra vida más cómoda, rompe las barreras de las distancia y, por tanto, nos acerca a los nuestros, es ya un lugar común. Que sí, que la conectividad es maravillosa, que no sabemos qué habríamos hecho sin tecnología durante esta pandemia, pero, como todo, en su justa medida.

En 1964, el filósofo Marshall McLuhan planteaba cómo las tecnologías y los medios de comunicación se convierten en una extensión de las personas, a través de su obra Comprender los medios de Comunicación: las extensiones del ser humano. A día de hoy, la teoría de McLuhan es más visible que nunca: el móvil se ha convertido en una extensión de nuestros cuerpos.

Spoiler: eso no es del todo bueno. Debemos procurar llevar a cabo un uso saludable de las ventajas de la telefonía móvil: hacer que nos conecte, no que nos desconecte. Si sientes ansiedad cuando estás lejos de tu smartphone, si no terminas de prestar atención a la persona que tienes enfrente porque estás pendiente de conversaciones virtuales, del trending topic del momento o del nuevo reel de una influencer, es probable que tengas adicción al móvil. 

✅También puede interesarte:

Trucos y consejos para superar la adicción al móvil.

Cómo llevar el carnet de conducir y pagar multas con el móvil.

Cámara de seguridad para el coche, ¿qué es y cómo se instala?

LOGO SANITAS
 
BÁSICO DIGITAL
Cobertura básica + Dental
Medicina Primaria y Especialistas
Acceso al Cuadro Médico de Sanitas
Sesiones de Psicología y de Podología
 
Videoconsulta con especialistas de regalo
Más un 10% dto adicional para siempre
 
22
,50*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
MÁS SALUD FAMILIAS PLUS
Cobertura Completa + Dental
6 primeros servicios SIN Copago
Urgencias y Hospitalización
Asistencia familiar
 
Videoconsulta con especialistas de regalo
Hasta un 25% Dto. el primer año
 
Desde
22
,90*
€/mes
 
Ir a la oferta
LOGO SANITAS
 
MAS SALUD ÓPTIMA
Cobertura Completa + Dental
Con copago
Urgencias y Hospitalización
Acceso directo a Especialistas y Cuadro Médico
 
Videoconsulta con especialistas de regalo
Hasta un 25% Dto. el primer año
Más un 15% Dto. adicional para siempre
 
Desde
23
,17*
€/mes
 
Ir a la oferta


Qué es la nomofobia

La palabra nomofobia proviene de la construcción en inglés "no mobile phone phobia". Básicamente, es un miedo totalmente irracional e incontrolable a estar alejado o alejada del teléfono móvil o de otros dispositivos tecnológicos, el pánico a estar desconectado/a.

¿Te quedas sin batería y tienes que buscar corriendo un cargador? ¿Te dejas el móvil en casa y sientes ansiedad o la necesidad imperiosa de volver a por él? ¿Se te olvida en algún sitio y no consigues disfrutar de la compañía o concentrarte hasta que vuelvas a tenerlo en tu haber? Tienes nomofobia.

 

Qué es la adicción al móvil

dos personas consultan su telefono movil y se ignoran mutuamente

La adicción al móvil está estrechamente vinculada a la nomofobia. Si tienes nomofobia, eres adicto/a al smartphone, y viceversa. A las situaciones que hemos planteado anteriormente se puede agregar una necesidad constante de consultar tu móvil: actualizaciones, redes sociales, compras online, etcétera.

¿En qué deriva la adicción al móvil? Como cualquier otra adicción, partimos de la incapacidad de desarrollar una vida social plena, con todo lo que conllevan los problemas de aislamiento y dependencia. Y eso es solo el principio.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Corea del Sur, esta adicción provoca cambios en el cerebro similares a los del resto de adicciones (drogas, juego, etcétera). En un experimento llevado a cabo en adolescentes, los científicos comprobaron que aquellos que hacían un uso abusivo de su smartphone tenían un incremento de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en la corteza cingulada anterior.

Esto se traduce en una alteración del funcionamiento de esta zona cerebral que puede derivar en un aumento de la propensión a la depresión, a la ansiedad y a las alteraciones en el sueño, entre otros problemas.

 

Cómo saber si tienes nomofobia

 Si dudas sobre si tienes nomofobia y, por tanto, adicción al móvil, hazte las siguientes preguntas: 

  • Antes de salir de casa, ¿revisas varias veces que llevas tu teléfono móvil encima?
  • ¿Qué haces si te das cuenta de que lo has olvidado? ¿Sigues con tu vida o vuelves a por él a toda costa? Evidentemente, no cuentan esos momentos en los que estás esperando una llamada importante o tienes la necesidad de estar conectado/a por temas de trabajo o familiares, por ejemplo.
  • Si estás en un lugar sin cobertura o se te acaba la batería, ¿sientes ansiedad? Piensa en si experimentas punzadas en el estómago o en el pecho, incapacidad para concentrarte en otras cosas, tristeza o rabia.

 

Cómo saber si eres adicto/a al móvil

 Si a la mayoría de las cuestiones has contestado de manera afirmativa, tienes nomofobia y, por lo tanto, una adicción a tu teléfono móvil. Si sigues dudando, también te puedes hacer las siguientes cuestiones:

  • ¿Cada cuánto tiempo revisas tu smartphone en busca de nuevas notificaciones?
  • Tienes el móvil en modo sonido o vibración y, por tanto, sabes que te vas a percatar cuando te llegue un aviso. A pesar de ello, ¿sigues revisando tu pantalla en busca de notificaciones?
  • Cuando estás socializando físicamente, ¿prestas atención plena o sigues pendiente del smartphone?

La respuesta a la primera pregunta es una cuestión de sentido común. Si puedes pasar horas sin chequear la pantalla de tu móvil, puedes estar tranquilo/a. Pero, probablemente, si estás leyendo este artículo es porque no es así.

El estudio de Ikea España ¿Estamos hiperconectados?, publicado en el año 2019, arroja que 1 de cada 3 españoles revisamos el móvil más de 100 veces al día, una cifra que asciende a 150 cuando hablamos de jóvenes de menos de 25 años. Si restas las horas de sueño, sale una media de una consulta cada 10 minutos en el primer caso y de cada 7 en el segundo.

 

La adicción al móvil: una preocupación para los españoles

Si acabas de darte cuenta de que eres adicto/a a tu teléfono, respira, no estás solo/a. De acuerdo con el Informe Mobile en España y en el Mundo publicado por Distrentia en 2020, 7,6 millones de españoles consideran que tienen una adicción a sus teléfonos. Es más, 3,7 millones no pueden pasar más de una hora sin revisar su móvil.

No se trata de eso de “mal de muchos…” pero por lo menos saber que es un problema extendido da un poco de perspectiva. Además, el hecho de que se esté convirtiendo en un problema social ya hace que hayan empezado a surgir respuestas a la altura.

En este contexto, destaca, por ejemplo, el Servicio de atención en adicciones tecnológicas de la Comunidad de Madrid, un proyecto dirigido a adolescentes de entre 12 y 17 años, uno de los sectores más vulnerables ante esta adicción.

También se han desarrollado aplicaciones para restringir el uso del smartphone, así como terapias y programas específicos para tratar la adicción al móvil y la nomofobia. Descubre aquí unos útiles trucos y consejos para superar la adicción al móvil.

Home Noticias

Salud y bienestar

169 visitas

Cómo saber si eres adicto o adicta al móvil

grupo de jovenes consultan su smartphone con adiccion al movil

La adicción al móvil existe. Abusar del teléfono (y de las tecnologías en general) puede ser nocivo para nuestra salud, como cualquier otra adicción, y, además, deriva en nomofobia, un miedo irracional a estar lejos de tu smartphone. El primer paso, como siempre, es detectarlo. Te explicamos cómo saber si eres adicto o adicta al móvil.

Hablar de las bondades de la telefonía móvil, de cómo hace nuestra vida más cómoda, rompe las barreras de las distancia y, por tanto, nos acerca a los nuestros, es ya un lugar común. Que sí, que la conectividad es maravillosa, que no sabemos qué habríamos hecho sin tecnología durante esta pandemia, pero, como todo, en su justa medida.

En 1964, el filósofo Marshall McLuhan planteaba cómo las tecnologías y los medios de comunicación se convierten en una extensión de las personas, a través de su obra Comprender los medios de Comunicación: las extensiones del ser humano. A día de hoy, la teoría de McLuhan es más visible que nunca: el móvil se ha convertido en una extensión de nuestros cuerpos.

Spoiler: eso no es del todo bueno. Debemos procurar llevar a cabo un uso saludable de las ventajas de la telefonía móvil: hacer que nos conecte, no que nos desconecte. Si sientes ansiedad cuando estás lejos de tu smartphone, si no terminas de prestar atención a la persona que tienes enfrente porque estás pendiente de conversaciones virtuales, del trending topic del momento o del nuevo reel de una influencer, es probable que tengas adicción al móvil. 

✅También puede interesarte:

Trucos y consejos para superar la adicción al móvil.

Cómo llevar el carnet de conducir y pagar multas con el móvil.

Cámara de seguridad para el coche, ¿qué es y cómo se instala?


Qué es la nomofobia

La palabra nomofobia proviene de la construcción en inglés "no mobile phone phobia". Básicamente, es un miedo totalmente irracional e incontrolable a estar alejado o alejada del teléfono móvil o de otros dispositivos tecnológicos, el pánico a estar desconectado/a.

¿Te quedas sin batería y tienes que buscar corriendo un cargador? ¿Te dejas el móvil en casa y sientes ansiedad o la necesidad imperiosa de volver a por él? ¿Se te olvida en algún sitio y no consigues disfrutar de la compañía o concentrarte hasta que vuelvas a tenerlo en tu haber? Tienes nomofobia.

 

Qué es la adicción al móvil

dos personas consultan su telefono movil y se ignoran mutuamente

La adicción al móvil está estrechamente vinculada a la nomofobia. Si tienes nomofobia, eres adicto/a al smartphone, y viceversa. A las situaciones que hemos planteado anteriormente se puede agregar una necesidad constante de consultar tu móvil: actualizaciones, redes sociales, compras online, etcétera.

¿En qué deriva la adicción al móvil? Como cualquier otra adicción, partimos de la incapacidad de desarrollar una vida social plena, con todo lo que conllevan los problemas de aislamiento y dependencia. Y eso es solo el principio.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Corea del Sur, esta adicción provoca cambios en el cerebro similares a los del resto de adicciones (drogas, juego, etcétera). En un experimento llevado a cabo en adolescentes, los científicos comprobaron que aquellos que hacían un uso abusivo de su smartphone tenían un incremento de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en la corteza cingulada anterior.

Esto se traduce en una alteración del funcionamiento de esta zona cerebral que puede derivar en un aumento de la propensión a la depresión, a la ansiedad y a las alteraciones en el sueño, entre otros problemas.

 

Cómo saber si tienes nomofobia

 Si dudas sobre si tienes nomofobia y, por tanto, adicción al móvil, hazte las siguientes preguntas: 

  • Antes de salir de casa, ¿revisas varias veces que llevas tu teléfono móvil encima?
  • ¿Qué haces si te das cuenta de que lo has olvidado? ¿Sigues con tu vida o vuelves a por él a toda costa? Evidentemente, no cuentan esos momentos en los que estás esperando una llamada importante o tienes la necesidad de estar conectado/a por temas de trabajo o familiares, por ejemplo.
  • Si estás en un lugar sin cobertura o se te acaba la batería, ¿sientes ansiedad? Piensa en si experimentas punzadas en el estómago o en el pecho, incapacidad para concentrarte en otras cosas, tristeza o rabia.

 

Cómo saber si eres adicto/a al móvil

 Si a la mayoría de las cuestiones has contestado de manera afirmativa, tienes nomofobia y, por lo tanto, una adicción a tu teléfono móvil. Si sigues dudando, también te puedes hacer las siguientes cuestiones:

  • ¿Cada cuánto tiempo revisas tu smartphone en busca de nuevas notificaciones?
  • Tienes el móvil en modo sonido o vibración y, por tanto, sabes que te vas a percatar cuando te llegue un aviso. A pesar de ello, ¿sigues revisando tu pantalla en busca de notificaciones?
  • Cuando estás socializando físicamente, ¿prestas atención plena o sigues pendiente del smartphone?

La respuesta a la primera pregunta es una cuestión de sentido común. Si puedes pasar horas sin chequear la pantalla de tu móvil, puedes estar tranquilo/a. Pero, probablemente, si estás leyendo este artículo es porque no es así.

El estudio de Ikea España ¿Estamos hiperconectados?, publicado en el año 2019, arroja que 1 de cada 3 españoles revisamos el móvil más de 100 veces al día, una cifra que asciende a 150 cuando hablamos de jóvenes de menos de 25 años. Si restas las horas de sueño, sale una media de una consulta cada 10 minutos en el primer caso y de cada 7 en el segundo.

 

La adicción al móvil: una preocupación para los españoles

Si acabas de darte cuenta de que eres adicto/a a tu teléfono, respira, no estás solo/a. De acuerdo con el Informe Mobile en España y en el Mundo publicado por Distrentia en 2020, 7,6 millones de españoles consideran que tienen una adicción a sus teléfonos. Es más, 3,7 millones no pueden pasar más de una hora sin revisar su móvil.

No se trata de eso de “mal de muchos…” pero por lo menos saber que es un problema extendido da un poco de perspectiva. Además, el hecho de que se esté convirtiendo en un problema social ya hace que hayan empezado a surgir respuestas a la altura.

En este contexto, destaca, por ejemplo, el Servicio de atención en adicciones tecnológicas de la Comunidad de Madrid, un proyecto dirigido a adolescentes de entre 12 y 17 años, uno de los sectores más vulnerables ante esta adicción.

También se han desarrollado aplicaciones para restringir el uso del smartphone, así como terapias y programas específicos para tratar la adicción al móvil y la nomofobia. Descubre aquí unos útiles trucos y consejos para superar la adicción al móvil.