¿Cual es el límite de edad para pedir una hipoteca? - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

316 visitas

¿Cuál es la edad máxima para contratar una hipoteca?

Pareja de ancianos haciendo cálculos delante de un ordenador portátil

A la hora de pedir una hipoteca, el banco estudia cada caso de manera particular. Sin embargo, determinados condicionantes influyen, y mucho en la posibilidad de contratación. ¿Cuál es la edad máxima para contratar una hipoteca?

Tanto las entidades financieras como las aseguradoras cuentan la edad entre sus políticas de riesgo.

Es lógico, si pensamos que el riesgo de impago por defunción se incrementa con la edad. Sin embargo, hay que tener otra serie de variables en cuenta. En este artículo te hablamos de:

✅ Edad máxima para contratar una hipoteca.

✅ Plazos de amortización, edad y garantías exigidas.

✅ Consejos para firmar una hipoteca del BE.

¿Cuál es la edad máxima para contratar una hipoteca?

Como decíamos antes, la estadística define las políticas de riesgo de los bancos, y la edad es una variable importante.

No existe una edad máxima preestablecida oficialmente para contratar una hipoteca. Pero en la práctica, los bancos no suelen conceder hipotecas a solicitantes mayores de 75 años. Sin embargo, hay otra serie de factores que pueden beneficiar a las personas de mayor edad y hacer que el banco se decante por la concesión sin inconvenientes. Te contamos cuáles son a continuación.

Antes de la concesión, también se tendrá en cuenta que la persona que contrata el producto termine de amortizar su préstamo antes de cumplir los 75.



Plazos de amortización, edad y garantías exigidas
Manos masculinas usando calculadora

El plazo de amortización es el tiempo previsto en el contrato para el pago de las cuotas del préstamo (capital + intereses).

Para que te hagas una idea, en España el plazo medio de amortización es de 23 años y 7 meses, según las estadísticas del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España.

El plazo de amortización es algo acordado entre la entidad financiera y el interesado/a. Lógicamente, cuanto mayor sea el plazo, menores serán las cuotas mensuales y viceversa.

Como norma general, a mayor edad, menor será el plazo de amortización exigido. La primera cuestión que hay que hacerse entonces es, ¿puedo afrontar las cuotas? Si la respuesta es afirmativa, entonces es posible que el banco te conceda la hipoteca.

Hay otra serie de garantías que pueden facilitar la concesión del préstamo:

  • Aval de alguien más joven que acredite un nivel de ingresos.
  • Seguro de vida. Esto es una exigencia prácticamente a cualquier edad.
  • Plan de pensión privado.
  • Rentas habituales y patrimonio del interesado. Si el solicitante recibe ingresos recurrentes seguros y tiene un patrimonio que sirva de aval, la posibilidad de concesión es favorable.

De todo ello podemos inferir que influye tanto o más la solvencia económica del interesado que la edad, en muchos casos. Lo cierto es que muchas personas de mayor edad disfrutan de una situación financiera mucho más desahogada y estable que personas jóvenes.

Sea cual sea tu edad y lo que el banco esté dispuesto a concederte, es importante tener aspectos esenciales en cuenta como los que te mostramos en el siguiente título.

✅ Tal vez te interese:

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con la hipoteca?

Seguro de hogar e hipoteca: cómo desvincularlo.

¿Es posible rescindir un contrato de alquiler?

logo ganaenergia
 
Tarifa RL.1 sin más
Gas a precio de coste
Paga solo por lo que consumas
 
Sin permanencia
Sin servicios adicionales ni seguros
Sin subidas de precio al renovar
 
24
,33*
€/mes
 
Ver detalles


Consejos para firmar una hipoteca del BE

El Banco de España (BE) ha establecido una guía para cualquier interesado en contratar una hipoteca. Te resumimos estos consejos:

  1. Capacidad de endeudamiento. Para concederte una hipoteca, la entidad financiera realiza un análisis de solvencia. Van a pedirte documentación para que verifiques tu situación financiera y realizarán pesquisas por su cuenta. En términos generales, esto es lo que define tu capacidad para endeudarte (siguiente punto).

  2. Nivel de ingresos, tipo de contrato, antigüedad en la empresa y trayectoria laboral. Respecto al nivel de ingresos, el BE recomienda no superar una tasa de endeudamiento del 30 o 35%.

  3. Deudas contraídas. Si tienes algún crédito en curso o pendiente de pago es algo que también se analizará (tarjetas, créditos…).

  4. Informe de riesgos en CIRBE. El banco solicitará un informe a la Central de Riesgos del Banco de España que contiene todos los créditos, avales y préstamos que hayas contratado.

  5. Ahorros. Las hipotecas suelen tener un límite del 80% del precio de tasación de la vivienda. Esto significa que el 20% restante tendrás que adelantarlo. Cada banco establece sus propias condiciones. Por eso, es muy importante que compares tipos de interés, comisiones y cualquier particularidad antes de contratar. En este sentido, el BE ofrece su servicio de simulador y comparador de préstamos para que hagas cálculos.

  6. Bonificaciones por contratación de subproductos. Es muy habitual que el banco te ofrezca una reducción en el precio de las cuotas a cambio de que contrates alguno de sus productos: seguros, domiciliación de la nómina, plan de pensiones, etc. Compara, porque tal vez acabes perdiendo dinero.

  7. TAE. La Tasa Anual Equivalente es el tipo de interés del rendimiento del producto. Para calcularlo se tiene en cuenta la estacionalidad de las cuotas, comisiones bancarias y gastos asociados a la operación. Es importante que te fijes en este dato siempre que pidas un préstamo, hipotecario o de otro tipo.

  8. ¿Tipo de interés fijo o variable? Los tipos de interés fijo suelen suponer una cuota superior pero estable en el tiempo. Sopesa tu nivel de tolerancia al riesgo y tu estabilidad económica.


✅ Tal vez te interese:

HBO o Netflix: características.

Cómo hacer el traslado de línea con Movistar.

Mundo R: cómo funciona su servicio de mensajería.

Home Noticias

Seguros

316 visitas

¿Cuál es la edad máxima para contratar una hipoteca?

Pareja de ancianos haciendo cálculos delante de un ordenador portátil

A la hora de pedir una hipoteca, el banco estudia cada caso de manera particular. Sin embargo, determinados condicionantes influyen, y mucho en la posibilidad de contratación. ¿Cuál es la edad máxima para contratar una hipoteca?

Tanto las entidades financieras como las aseguradoras cuentan la edad entre sus políticas de riesgo.

Es lógico, si pensamos que el riesgo de impago por defunción se incrementa con la edad. Sin embargo, hay que tener otra serie de variables en cuenta. En este artículo te hablamos de:

✅ Edad máxima para contratar una hipoteca.

✅ Plazos de amortización, edad y garantías exigidas.

✅ Consejos para firmar una hipoteca del BE.

¿Cuál es la edad máxima para contratar una hipoteca?

Como decíamos antes, la estadística define las políticas de riesgo de los bancos, y la edad es una variable importante.

No existe una edad máxima preestablecida oficialmente para contratar una hipoteca. Pero en la práctica, los bancos no suelen conceder hipotecas a solicitantes mayores de 75 años. Sin embargo, hay otra serie de factores que pueden beneficiar a las personas de mayor edad y hacer que el banco se decante por la concesión sin inconvenientes. Te contamos cuáles son a continuación.

Antes de la concesión, también se tendrá en cuenta que la persona que contrata el producto termine de amortizar su préstamo antes de cumplir los 75.



Plazos de amortización, edad y garantías exigidas
Manos masculinas usando calculadora

El plazo de amortización es el tiempo previsto en el contrato para el pago de las cuotas del préstamo (capital + intereses).

Para que te hagas una idea, en España el plazo medio de amortización es de 23 años y 7 meses, según las estadísticas del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España.

El plazo de amortización es algo acordado entre la entidad financiera y el interesado/a. Lógicamente, cuanto mayor sea el plazo, menores serán las cuotas mensuales y viceversa.

Como norma general, a mayor edad, menor será el plazo de amortización exigido. La primera cuestión que hay que hacerse entonces es, ¿puedo afrontar las cuotas? Si la respuesta es afirmativa, entonces es posible que el banco te conceda la hipoteca.

Hay otra serie de garantías que pueden facilitar la concesión del préstamo:

  • Aval de alguien más joven que acredite un nivel de ingresos.
  • Seguro de vida. Esto es una exigencia prácticamente a cualquier edad.
  • Plan de pensión privado.
  • Rentas habituales y patrimonio del interesado. Si el solicitante recibe ingresos recurrentes seguros y tiene un patrimonio que sirva de aval, la posibilidad de concesión es favorable.

De todo ello podemos inferir que influye tanto o más la solvencia económica del interesado que la edad, en muchos casos. Lo cierto es que muchas personas de mayor edad disfrutan de una situación financiera mucho más desahogada y estable que personas jóvenes.

Sea cual sea tu edad y lo que el banco esté dispuesto a concederte, es importante tener aspectos esenciales en cuenta como los que te mostramos en el siguiente título.

✅ Tal vez te interese:

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con la hipoteca?

Seguro de hogar e hipoteca: cómo desvincularlo.

¿Es posible rescindir un contrato de alquiler?


Consejos para firmar una hipoteca del BE

El Banco de España (BE) ha establecido una guía para cualquier interesado en contratar una hipoteca. Te resumimos estos consejos:

  1. Capacidad de endeudamiento. Para concederte una hipoteca, la entidad financiera realiza un análisis de solvencia. Van a pedirte documentación para que verifiques tu situación financiera y realizarán pesquisas por su cuenta. En términos generales, esto es lo que define tu capacidad para endeudarte (siguiente punto).

  2. Nivel de ingresos, tipo de contrato, antigüedad en la empresa y trayectoria laboral. Respecto al nivel de ingresos, el BE recomienda no superar una tasa de endeudamiento del 30 o 35%.

  3. Deudas contraídas. Si tienes algún crédito en curso o pendiente de pago es algo que también se analizará (tarjetas, créditos…).

  4. Informe de riesgos en CIRBE. El banco solicitará un informe a la Central de Riesgos del Banco de España que contiene todos los créditos, avales y préstamos que hayas contratado.

  5. Ahorros. Las hipotecas suelen tener un límite del 80% del precio de tasación de la vivienda. Esto significa que el 20% restante tendrás que adelantarlo. Cada banco establece sus propias condiciones. Por eso, es muy importante que compares tipos de interés, comisiones y cualquier particularidad antes de contratar. En este sentido, el BE ofrece su servicio de simulador y comparador de préstamos para que hagas cálculos.

  6. Bonificaciones por contratación de subproductos. Es muy habitual que el banco te ofrezca una reducción en el precio de las cuotas a cambio de que contrates alguno de sus productos: seguros, domiciliación de la nómina, plan de pensiones, etc. Compara, porque tal vez acabes perdiendo dinero.

  7. TAE. La Tasa Anual Equivalente es el tipo de interés del rendimiento del producto. Para calcularlo se tiene en cuenta la estacionalidad de las cuotas, comisiones bancarias y gastos asociados a la operación. Es importante que te fijes en este dato siempre que pidas un préstamo, hipotecario o de otro tipo.

  8. ¿Tipo de interés fijo o variable? Los tipos de interés fijo suelen suponer una cuota superior pero estable en el tiempo. Sopesa tu nivel de tolerancia al riesgo y tu estabilidad económica.


✅ Tal vez te interese:

HBO o Netflix: características.

Cómo hacer el traslado de línea con Movistar.

Mundo R: cómo funciona su servicio de mensajería.