Las 9 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

882 visitas

9 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

personas esperando en una sala de espera una entrevista de trabajo sentadas

Demostrar que somos aptos para el puesto no solo es cuestión de suerte y nervios de acero, también de preparación. Si sabes qué y cómo contestar, tendrás buena parte del camino hecho.

Tod@s nos hemos enfrentado a ese temido momento de demostrar nuestra valía. Es normal sentir nervios, pero en ningún caso dejar que la situación te supere.

Habrás escuchado infinidad de veces lo importante que es acudir puntual, correctamente vestid@, mostrar una actitud natural y amable...

Aparte de estas obviedades (nada obvias para mucha gente), lo mejor para dar buena impresión es ir bien preparad@. Eso incluye documentarte bien sobre la empresa y tu futurible puesto, en la medida de lo posible. 

Y por supuesto, también preparar las preguntas clásicas que aparecen en el 99,9% de las entrevistas.

¿Cuáles son? Sigue leyendo para descubrirlas junto a un consejo de respuesta.


logo euskaltel
 
300Mb de fibra (wifi mesh incluido)
¡Elige 1GB! (mismo precio 3 meses)
Incluye fijo (4000 min. a fijos + 100 min. a móvil)
 
¡Sólo este mes!
 
19
,00*
€/mes
 
Ver detalles


1. Háblame de ti. Resume tu trayectoria profesional

Mujer en entrevista de trabajo. 

Prepara un resumen de tu trayectoria que incluya tus estudios más importantes y los puestos que has desempeñado. Si tienes un largo historial, céntrate en las últimas experiencias, las más relacionadas con la vacante y en aquellas donde te has sentido más satisfecho.

Es el momento de lucirte. No busques parecer el Lobo de Wall Street, pero tampoco dar sensación de mediocridad.

Nunca debes hablar mal de ninguna empresa, persona o puesto. Todo debe ser neutral o abiertamente positivo.


2. ¿Cuáles son tus principales debilidades y aspectos a mejorar?

Normalmente, te piden que destaques tres de cada. Trata de ser sincer@, pero de ofrecer respuestas que encajen en el puesto

Por lo general, la solidaridad, la empatía o la disciplina son atributos muy positivos en cualquier equipo. 

No caigas en el error de decir que eres muy perfeccionista como aspecto de mejora. Eso delata autocomplacencia. Saca tres defectillos mejorables y deja claro que estás trabajando para mejorarlo.

✴️ Artículos relacionados:

Cómo pedir un aumento de sueldo.

10 consejos para ahorrar energía teletrabajando.

Mejores apps para encontrar aparcamiento libre (2022).


3. ¿Por qué dejaste tu último puesto o cómo terminó tu última experiencia?

Puede ser que te hayan despedido, que hayas sido víctima de un despido colectivo o que te hayas ido por voluntad propia… cualquiera que sea la situación, debes de decir la verdad, pues son datos fácilmente contrastables. 

Pero recuerda lo que comentamos antes de no criticar a ninguna empresa o excompañero.

Si hay espacios de tiempo en paro largos o muchos empleos intermitentes en tu currículum, destaca tu tesón en la búsqueda de empleo y que has aprovechado el tiempo para seguir formándote.


4. ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

Otra pregunta clásica donde es fácil caer en la adulación excesiva. No eches flores innecesarias, no te servirán de nada si el entrevistador/a es competente. 

Lo mejor en estos casos es aprovechar para demostrar tu conocimiento de la empresa y el potencial que puedes desarrollar en ella.


logo lucera
 
Precio por tramos horarios
100% Energía verde
Energía a precio de coste
 
¡Alta online sin papeleos en 2 minutos!
Sin permanencia
 
64
,93*
€/mes
 
Ver detalles
logo ganaenergia
 
Precio sin tramos horarios
100% Energía verde
 
Sin permanencia
 
73
,70*
€/mes
 
Ver detalles


5. ¿Cuáles son tus metas? 

Las empresas quieren saber si eres una persona ambiciosa o si tienes claro lo que quieres. Un autoconocimiento elevado revela responsabilidad y madurez.

Deberías tener claras cuáles son tus metas a corto y largo plazo. Reflexiona sobre ello. Has de ser capaz de expresarlo con exactitud en la entrevista. 

Otra versión de la pregunta más precisa es "¿dónde te ves dentro de X años?" Intenta contestar de forma realista y, a ser posible, en un lugar dentro de la empresa. Deja claro que tu intención es una relación a largo plazo.


6. ¿Cuáles crees que han sido tus principales logros y fracasos (lo que intentaste y no salió)?

Joven en entrevista de trabajo

Sigue la fase intensa de la entrevista. Es importante que destaques uno o dos hitos importantes en tu trayectoria profesional. Contribuciones mencionables en las empresas o equipos en los que has trabajado. Piensa en aquello de lo que te has sentido más orgullos@.

También, cosas que has intentado con todas tus fuerzas, pero que no salieron, si bien te sirvieron de aprendizaje. Recuerda: siempre debes demostrar la parte positiva.


7. ¿Por qué deberíamos contratarte?

No siempre lo preguntan de manera tan directa. El entrevistador/a puede sacar esta conclusión del conjunto de la entrevista. Pero no descartes que te toque con alguien especialmente incisivo o que quiera darte la oportunidad de hacer un “último alegato”. 

Aquí se trata de poner en valor tu experiencia personal y el conjunto de habilidades profesionales y personales que te convierten en una persona única. Repasar los requisitos específicos de la oferta y tu idoneidad para desarrollar esas competencias te servirá de gran ayuda.


8. ¿Cuáles son tus expectativas salariales?

Muchas veces, la información sobre el salario no aparece en la oferta publicada. 

Tal vez te pregunten  sobre tus expectativas salariales en el formulario de inscripción (en las llamadas killer questions, preguntas de descarte). Pero si no fuera así, o no se te informa en la entrevista telefónica previa, te recomendamos que tomes la iniciativa de preguntar antes de seguir en el proceso. 

También puede ocurrir que te contacte la propia empresa de forma proactiva sin haber enviado una candidatura. 

En cualquier caso, tienes todo el derecho del mundo a conocer el salario antes de tomar la decisión de formar parte del proceso de selección. Del mismo modo, deben darte el dato de la ubicación del centro de trabajo, si no es en remoto.


9. ¿Tienes alguna pregunta?

¡SÍ! Pregunta siempre. Porque preguntar denota interés y porque, seguramente, algo se ha quedado en el tintero. ¿Cuándo se prevé la incorporación? 

Tampoco te cortes en hacer preguntas sobre el puesto en particular. 


Y hasta aquí nuestro resumen. Esperemos que te sirva de ayuda en tus procesos de selección. ¿Qué te han preguntado a ti? ¿Alguna anécdota curiosa? Comparte con amigos este post y ayúdanos a completarlo.


✴️ Podría interesarte:

Cómo instalar la misma aplicación dos veces en Android.

¿Cómo se cambia de titular con Orange?

Adquirir una segunda vivienda: pros y contras.

Home Noticias

Salud y bienestar

882 visitas

9 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

personas esperando en una sala de espera una entrevista de trabajo sentadas

Demostrar que somos aptos para el puesto no solo es cuestión de suerte y nervios de acero, también de preparación. Si sabes qué y cómo contestar, tendrás buena parte del camino hecho.

Tod@s nos hemos enfrentado a ese temido momento de demostrar nuestra valía. Es normal sentir nervios, pero en ningún caso dejar que la situación te supere.

Habrás escuchado infinidad de veces lo importante que es acudir puntual, correctamente vestid@, mostrar una actitud natural y amable...

Aparte de estas obviedades (nada obvias para mucha gente), lo mejor para dar buena impresión es ir bien preparad@. Eso incluye documentarte bien sobre la empresa y tu futurible puesto, en la medida de lo posible. 

Y por supuesto, también preparar las preguntas clásicas que aparecen en el 99,9% de las entrevistas.

¿Cuáles son? Sigue leyendo para descubrirlas junto a un consejo de respuesta.



1. Háblame de ti. Resume tu trayectoria profesional

Mujer en entrevista de trabajo. 

Prepara un resumen de tu trayectoria que incluya tus estudios más importantes y los puestos que has desempeñado. Si tienes un largo historial, céntrate en las últimas experiencias, las más relacionadas con la vacante y en aquellas donde te has sentido más satisfecho.

Es el momento de lucirte. No busques parecer el Lobo de Wall Street, pero tampoco dar sensación de mediocridad.

Nunca debes hablar mal de ninguna empresa, persona o puesto. Todo debe ser neutral o abiertamente positivo.


2. ¿Cuáles son tus principales debilidades y aspectos a mejorar?

Normalmente, te piden que destaques tres de cada. Trata de ser sincer@, pero de ofrecer respuestas que encajen en el puesto

Por lo general, la solidaridad, la empatía o la disciplina son atributos muy positivos en cualquier equipo. 

No caigas en el error de decir que eres muy perfeccionista como aspecto de mejora. Eso delata autocomplacencia. Saca tres defectillos mejorables y deja claro que estás trabajando para mejorarlo.

✴️ Artículos relacionados:

Cómo pedir un aumento de sueldo.

10 consejos para ahorrar energía teletrabajando.

Mejores apps para encontrar aparcamiento libre (2022).


3. ¿Por qué dejaste tu último puesto o cómo terminó tu última experiencia?

Puede ser que te hayan despedido, que hayas sido víctima de un despido colectivo o que te hayas ido por voluntad propia… cualquiera que sea la situación, debes de decir la verdad, pues son datos fácilmente contrastables. 

Pero recuerda lo que comentamos antes de no criticar a ninguna empresa o excompañero.

Si hay espacios de tiempo en paro largos o muchos empleos intermitentes en tu currículum, destaca tu tesón en la búsqueda de empleo y que has aprovechado el tiempo para seguir formándote.


4. ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

Otra pregunta clásica donde es fácil caer en la adulación excesiva. No eches flores innecesarias, no te servirán de nada si el entrevistador/a es competente. 

Lo mejor en estos casos es aprovechar para demostrar tu conocimiento de la empresa y el potencial que puedes desarrollar en ella.



5. ¿Cuáles son tus metas? 

Las empresas quieren saber si eres una persona ambiciosa o si tienes claro lo que quieres. Un autoconocimiento elevado revela responsabilidad y madurez.

Deberías tener claras cuáles son tus metas a corto y largo plazo. Reflexiona sobre ello. Has de ser capaz de expresarlo con exactitud en la entrevista. 

Otra versión de la pregunta más precisa es "¿dónde te ves dentro de X años?" Intenta contestar de forma realista y, a ser posible, en un lugar dentro de la empresa. Deja claro que tu intención es una relación a largo plazo.


6. ¿Cuáles crees que han sido tus principales logros y fracasos (lo que intentaste y no salió)?

Joven en entrevista de trabajo

Sigue la fase intensa de la entrevista. Es importante que destaques uno o dos hitos importantes en tu trayectoria profesional. Contribuciones mencionables en las empresas o equipos en los que has trabajado. Piensa en aquello de lo que te has sentido más orgullos@.

También, cosas que has intentado con todas tus fuerzas, pero que no salieron, si bien te sirvieron de aprendizaje. Recuerda: siempre debes demostrar la parte positiva.


7. ¿Por qué deberíamos contratarte?

No siempre lo preguntan de manera tan directa. El entrevistador/a puede sacar esta conclusión del conjunto de la entrevista. Pero no descartes que te toque con alguien especialmente incisivo o que quiera darte la oportunidad de hacer un “último alegato”. 

Aquí se trata de poner en valor tu experiencia personal y el conjunto de habilidades profesionales y personales que te convierten en una persona única. Repasar los requisitos específicos de la oferta y tu idoneidad para desarrollar esas competencias te servirá de gran ayuda.


8. ¿Cuáles son tus expectativas salariales?

Muchas veces, la información sobre el salario no aparece en la oferta publicada. 

Tal vez te pregunten  sobre tus expectativas salariales en el formulario de inscripción (en las llamadas killer questions, preguntas de descarte). Pero si no fuera así, o no se te informa en la entrevista telefónica previa, te recomendamos que tomes la iniciativa de preguntar antes de seguir en el proceso. 

También puede ocurrir que te contacte la propia empresa de forma proactiva sin haber enviado una candidatura. 

En cualquier caso, tienes todo el derecho del mundo a conocer el salario antes de tomar la decisión de formar parte del proceso de selección. Del mismo modo, deben darte el dato de la ubicación del centro de trabajo, si no es en remoto.


9. ¿Tienes alguna pregunta?

¡SÍ! Pregunta siempre. Porque preguntar denota interés y porque, seguramente, algo se ha quedado en el tintero. ¿Cuándo se prevé la incorporación? 

Tampoco te cortes en hacer preguntas sobre el puesto en particular. 


Y hasta aquí nuestro resumen. Esperemos que te sirva de ayuda en tus procesos de selección. ¿Qué te han preguntado a ti? ¿Alguna anécdota curiosa? Comparte con amigos este post y ayúdanos a completarlo.


✴️ Podría interesarte:

Cómo instalar la misma aplicación dos veces en Android.

¿Cómo se cambia de titular con Orange?

Adquirir una segunda vivienda: pros y contras.