Las extravagancias más absurdas de los famosos - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

1.284 visitas

Los caprichos más extravagantes de los famosos

Beyoncé Knowles

Ricos, famosos y caprichosos. Tres atributos que van de la mano muchas veces. ¿Sabías Beyoncé y Jennifer López exigen cambiar el mobiliario de los hoteles donde se alojan? ¿O que Nicolas Cage compró el fósil de una cabeza de dinosaurio y tuvo que devolverlo, acusado de expolio?


Muchos famosos se caracterizan tanto por sus cualidades artísticas como por sus chifladuras. Algunas reconocidas por ell@s, otras nunca confirmadas. Es difícil saber entre qué hay de leyenda urbana y cuánto de real.

Sea como sea, hagamos un repaso por algunas de las manías más disparatadas que se les atribuyen a los famosos.


1. El maletón de gira de Beyoncé

Beyoncé es una de las grandes divas de la escena pop actual. Y como buena superestrella que es, sus caprichos salen a relucir, especialmente, cuando va de gira y hay más testigos de sus ostentosa forma de vida.

Presten atención los directores de hoteles de 5 estrellas. Cuando Beyoncé haga uso de sus instalaciones, puede exigirles lo siguiente:

 Reservar tres espacios: uno para descansar, otro para maquillarse y otro para su hija, Blue Ivy.

✅ Las paredes deben estar cubiertas con cortinas o telas de terciopelo blanco de la pared al techo. Y el suelo tapizado con una alfombra negra.

Los sofás han de ser nuevos y blancos. Ya se sabe: blanco y negro, combinación perfecta. Ya habrá tiempo para derrochar lentejuela y purpurina sobre el escenario.

✅ Las mesitas auxiliares también necesitan ser blancas y redondas.

✅ Los arreglos de flores, obligatoriamente orquídeas blancas en un jarrón transparente (o blanco). Pero el apartado botánico no queda ahí.

✅ También exige que en sus aposentos haya dos palmeras. Y no de cualquier especie. Tienen que ser dos kentias (son las típicas palmeras de interior que muchos tenemos en nuestras casas, aunque no viajemos con ellas). Tienen que ser de ocho pies, unos dos metros y medio. Y plantadas en macetas blancas, por supuesto.

✅ Y para sentirse como en casa, nada mejor que llevarse el olor de su hogar. Las habitaciones de la artista están decoradas con velas aromáticas de limón, albahaca y mandarina de la firma Jo Malone. Toma nota: puedes adquirir una de estas velas por el módico precio de 57€, más o menos.

✅ Especial importancia cobra el apartado de comida y bebida. En sus reales estancias no pueden faltar hogazas de pan integral, zumo de manzana Martinellis o Knudsen y agua embotellada San Pellegrino, además de aceitunas rellenas con jalapeños y ensalada de atún con cebolletas. Nosotros añadiríamos chicles, por si acaso.




2. El sexto sentido de Lady Gaga

Lady Gaga de gala

Suponemos que Lady Gaga ha tenido alguna experiencia paranormal y por eso decidió gastarte 50 mil dólares en un detector de fantasmas.

La cantante quería asegurarse de que no hubiese ninguna “presencia” durante sus actuaciones. Y nos preguntamos, ¿y si la hubiera? ¿A quién se llama en estos casos? ¿A los cazafantasmas, a un exorcista, a Aramis Fuster?

Lo cierto es que la intérprete de Born this way no escatima en gastos para sus espectáculos. A sus extravagantes diseños hay que unir un montaje, producción y cuerpo de baile que son toda una apoteosis. El control de gastos no es lo suyo, y parece que tampoco lo de sus asesores.

La propia Gaga ha reconocido que se vio arruinada tras la gira de Monster Ball (2009). En una entrevista al Financial Times aseguró: “el dinero no significa nada para mí”.

No podemos estar más de acuerdo con la intérprete. Un truco infalible para que el dinero deje de importar es tenerlo en grandes cantidades.


⭐ Contenidos relacionados:

La lista de famosos a los que Ferrari no vende sus coches. 

Megaconstrucciones: las 10 mayores obras de ingeniería del mundo.

Las personas más ricas del planeta y su asombroso patrimonio. 


3. Cómo convertirse en Nicolas Cage

Nicolas Cage en un photocall

Vamos a hacer un descanso de divas y pasemos a otro personaje que no deja indiferente a nadie.

La estrambótica vida de Nicolas Cage daría para una saga más larga que La rueda del tiempo (Robert Jordan y Brandon Sanderson). Y también repleta de fantasía, a su manera.

A pesar de iniciarse en el mundo de la actuación con grandes títulos, el intérprete se ha convertido en nuestro actor favorito de pelis de sobremesa. ¿Cómo llegó hasta ahí?

Sus graves problemas con el fisco estadounidense le convirtieron en una máquina de hacer películas. A sus 58 años, acumula más de 100 títulos.

Y no hay papel que se le resista. En uno de sus últimos filmes interpreta a un buscador de trufas en busca de una cerda secuestrada (Pig, 2021).

De alguna forma tiene que financiar sus caprichos, que no son nada baratos, como vas a ver.

Parece que comprar de manera compulsiva ha sido una de sus principales debilidades. El actor llegó a tener 15 casas, algunas de ellas legendarias mansiones encantadas en Nueva Orleans. Se nos ocurre que igual le puede pedir prestado el detector de presencias a Lady Gaga.

En 2007 le dio por los coches. Llegó a comprar 22 ese año. Luego pasa lo que pasa, que tienes que deshacerte de alguno. Por eso tuvo que malvender su Ferrari Enzo valorado en 3,8 millones , algo que no sentó nada bien a la marca italiana, que no volverá a venderle otro deportivo.

Y como a todo famoso, le gusta la privacidad. Llegó a tener dos islas privadas en Bahamas.

Pero su afición más rocambolesca es quizás la de coleccionar fósiles. Llegó a pagar 350.000 dólares por una cabeza de tarbosaurio hallada en Mongolia, que la justicia le obligó a devolver al gobierno mongol. Suponemos que entonces comprendió la diferencia entre ser Indiana Jones y un expoliador.


4. Mis grifos “pa cuando”: Jennifer López

Jennifer López

Otra gran diva cuyas manías, reales o imaginarias, dan para un serial es Jennifer López.

¿Por dónde empezar? Comencemos por sus exigencias a los hoteles que visita. Se dice que la cantante del Bronx pide que le cambien todo el mobiliario, incluso la grifería y los sanitarios.

Además, como Beyoncé, es devota de los muebles blancos; todo el mobiliario y complementos deben ser de ese color. 

Por otro lado, la prometida de Ben Affleck necesita un sillón especial para poder maquillarse en condiciones y máquinas deportivas para mantenerse en forma en privado.

Y como la carne es débil, conviene alejar la tentación: prohibido meter en sus habitaciones bombones, dulces o golosinas que no sean light.

En su día trascendieron los rumores de que había asegurado sus glúteos por 5 millones de dólares. Estrategia de marketing de por medio o simple bulo, lo cierto es que la celebrity acabó desmintiéndolo.

Pero nuestra excentricidad favorita de JLo es la que está acaparando titulares en medio mundo en la actualidad. Y tiene que ver con su acuerdo prematrimonial con el actor Ben Affleck. Recordemos que la pareja más famosa de Hollywood ya estuvo prometida en una ocasión, antes de su ruptura en 2004.

Pues bien, se ha filtrado que la cantante repite una cláusula de su primer acuerdo marital con el intérprete. Exige a su futuro marido un mínimo de cuatro relaciones sexuales a la semana.


logo lucera
 
Precio por tramos horarios
100% Energía verde
Energía a precio de coste
 
¡Alta online sin papeleos en 2 minutos!
Sin permanencia
 
64
,93*
€/mes
 
Ver detalles
logo ganaenergia
 
Precio sin tramos horarios
100% Energía verde
 
Sin permanencia
 
73
,70*
€/mes
 
Ver detalles



5. Justin Bieber: a todo gas

Justin Bieber

Otro personaje célebre no solo por su talento musical. A sus 28 años, a Justin Bieber le ha dado tiempo a protagonizar más escándalos que a muchos veteranos de su gremio.

El cantante canadiense tiene una fortuna estimada de 300 millones de dólares y gana una media de 80 millones mensuales, según indica Nielsen Music. Y claro, semejante fortuna da para mucho despilfarro y locuras. Sobre todo para un niño prodigio que alcanzó fama mundial con 15 años.

Locuras del calibre de perder un Ferrari porque no se acordaba de dónde lo aparcó.

Cuando tenía 18 años, Bieber fue acusado de conducción temeraria y vandalismo. Un año después, en 2013, se le fotografió escupiendo a sus fans desde el balcón de su hotel en Toronto (Canadá). Se ve que por aquella época le gustaba escupir, pues un DJ le acusó de escupirle en la cara y una mujer aseguró que el intérprete de Sorry había expectorado en su bebida.

En 2014 le detuvieron por conducir drogado y con el carné caducado, además de presentar resistencia a la autoridad. No sería el único incidente de tráfico del cantante. 

También ese año fue acusado de vandalismo por arrojar huevos a la casa de su vecino. La broma le costó 80.900 dólares, dos años de libertad condicional y someterse a terapia conductual, además de cinco días de servicios a la comunidad.

Cuando tenía 20 años llegó a difundirse un vídeo del cantante en sus inicios profesionales haciendo comentarios y bromas racistas. Tuvo que pedir disculpas públicamente y reconocer sus errores. Algo que ha tenido que hacer en reiteradas ocasiones.

Bieber ha reconocido haber tenido problemas con el consumo de estupefacientes, concretamente, cannabis y ansiolíticos.

La presión psicológica, según el propio artista, le llevó a cancelar todos los encuentros físicos con sus seguidores, a pesar de que llegaban a pagar cifras alocadas solo por hacerse un selfie con su ídolo.

Ahora parece haber reencauzado su vida, aunque como toda celebrity centenial, le gusta compartir su vida de lujos en sus redes sociales.

Vive feliz en su mansión de Beverly Hills, valorada en 30 millones, junto a su esposa Hailey Baldwin.


⭐ Te puede interesar:

Cómo darse de baja en DAZN. 

Cómo hacer una copia de seguridad en Android. 

Campanadas 2022: presentadores, cadenas y novedades. 

Home Noticias

Ocio y streaming

1.284 visitas

Los caprichos más extravagantes de los famosos

Beyoncé Knowles

Ricos, famosos y caprichosos. Tres atributos que van de la mano muchas veces. ¿Sabías Beyoncé y Jennifer López exigen cambiar el mobiliario de los hoteles donde se alojan? ¿O que Nicolas Cage compró el fósil de una cabeza de dinosaurio y tuvo que devolverlo, acusado de expolio?


Muchos famosos se caracterizan tanto por sus cualidades artísticas como por sus chifladuras. Algunas reconocidas por ell@s, otras nunca confirmadas. Es difícil saber entre qué hay de leyenda urbana y cuánto de real.

Sea como sea, hagamos un repaso por algunas de las manías más disparatadas que se les atribuyen a los famosos.


1. El maletón de gira de Beyoncé

Beyoncé es una de las grandes divas de la escena pop actual. Y como buena superestrella que es, sus caprichos salen a relucir, especialmente, cuando va de gira y hay más testigos de sus ostentosa forma de vida.

Presten atención los directores de hoteles de 5 estrellas. Cuando Beyoncé haga uso de sus instalaciones, puede exigirles lo siguiente:

 Reservar tres espacios: uno para descansar, otro para maquillarse y otro para su hija, Blue Ivy.

✅ Las paredes deben estar cubiertas con cortinas o telas de terciopelo blanco de la pared al techo. Y el suelo tapizado con una alfombra negra.

Los sofás han de ser nuevos y blancos. Ya se sabe: blanco y negro, combinación perfecta. Ya habrá tiempo para derrochar lentejuela y purpurina sobre el escenario.

✅ Las mesitas auxiliares también necesitan ser blancas y redondas.

✅ Los arreglos de flores, obligatoriamente orquídeas blancas en un jarrón transparente (o blanco). Pero el apartado botánico no queda ahí.

✅ También exige que en sus aposentos haya dos palmeras. Y no de cualquier especie. Tienen que ser dos kentias (son las típicas palmeras de interior que muchos tenemos en nuestras casas, aunque no viajemos con ellas). Tienen que ser de ocho pies, unos dos metros y medio. Y plantadas en macetas blancas, por supuesto.

✅ Y para sentirse como en casa, nada mejor que llevarse el olor de su hogar. Las habitaciones de la artista están decoradas con velas aromáticas de limón, albahaca y mandarina de la firma Jo Malone. Toma nota: puedes adquirir una de estas velas por el módico precio de 57€, más o menos.

✅ Especial importancia cobra el apartado de comida y bebida. En sus reales estancias no pueden faltar hogazas de pan integral, zumo de manzana Martinellis o Knudsen y agua embotellada San Pellegrino, además de aceitunas rellenas con jalapeños y ensalada de atún con cebolletas. Nosotros añadiríamos chicles, por si acaso.




2. El sexto sentido de Lady Gaga

Lady Gaga de gala

Suponemos que Lady Gaga ha tenido alguna experiencia paranormal y por eso decidió gastarte 50 mil dólares en un detector de fantasmas.

La cantante quería asegurarse de que no hubiese ninguna “presencia” durante sus actuaciones. Y nos preguntamos, ¿y si la hubiera? ¿A quién se llama en estos casos? ¿A los cazafantasmas, a un exorcista, a Aramis Fuster?

Lo cierto es que la intérprete de Born this way no escatima en gastos para sus espectáculos. A sus extravagantes diseños hay que unir un montaje, producción y cuerpo de baile que son toda una apoteosis. El control de gastos no es lo suyo, y parece que tampoco lo de sus asesores.

La propia Gaga ha reconocido que se vio arruinada tras la gira de Monster Ball (2009). En una entrevista al Financial Times aseguró: “el dinero no significa nada para mí”.

No podemos estar más de acuerdo con la intérprete. Un truco infalible para que el dinero deje de importar es tenerlo en grandes cantidades.


⭐ Contenidos relacionados:

La lista de famosos a los que Ferrari no vende sus coches. 

Megaconstrucciones: las 10 mayores obras de ingeniería del mundo.

Las personas más ricas del planeta y su asombroso patrimonio. 


3. Cómo convertirse en Nicolas Cage

Nicolas Cage en un photocall

Vamos a hacer un descanso de divas y pasemos a otro personaje que no deja indiferente a nadie.

La estrambótica vida de Nicolas Cage daría para una saga más larga que La rueda del tiempo (Robert Jordan y Brandon Sanderson). Y también repleta de fantasía, a su manera.

A pesar de iniciarse en el mundo de la actuación con grandes títulos, el intérprete se ha convertido en nuestro actor favorito de pelis de sobremesa. ¿Cómo llegó hasta ahí?

Sus graves problemas con el fisco estadounidense le convirtieron en una máquina de hacer películas. A sus 58 años, acumula más de 100 títulos.

Y no hay papel que se le resista. En uno de sus últimos filmes interpreta a un buscador de trufas en busca de una cerda secuestrada (Pig, 2021).

De alguna forma tiene que financiar sus caprichos, que no son nada baratos, como vas a ver.

Parece que comprar de manera compulsiva ha sido una de sus principales debilidades. El actor llegó a tener 15 casas, algunas de ellas legendarias mansiones encantadas en Nueva Orleans. Se nos ocurre que igual le puede pedir prestado el detector de presencias a Lady Gaga.

En 2007 le dio por los coches. Llegó a comprar 22 ese año. Luego pasa lo que pasa, que tienes que deshacerte de alguno. Por eso tuvo que malvender su Ferrari Enzo valorado en 3,8 millones , algo que no sentó nada bien a la marca italiana, que no volverá a venderle otro deportivo.

Y como a todo famoso, le gusta la privacidad. Llegó a tener dos islas privadas en Bahamas.

Pero su afición más rocambolesca es quizás la de coleccionar fósiles. Llegó a pagar 350.000 dólares por una cabeza de tarbosaurio hallada en Mongolia, que la justicia le obligó a devolver al gobierno mongol. Suponemos que entonces comprendió la diferencia entre ser Indiana Jones y un expoliador.


4. Mis grifos “pa cuando”: Jennifer López

Jennifer López

Otra gran diva cuyas manías, reales o imaginarias, dan para un serial es Jennifer López.

¿Por dónde empezar? Comencemos por sus exigencias a los hoteles que visita. Se dice que la cantante del Bronx pide que le cambien todo el mobiliario, incluso la grifería y los sanitarios.

Además, como Beyoncé, es devota de los muebles blancos; todo el mobiliario y complementos deben ser de ese color. 

Por otro lado, la prometida de Ben Affleck necesita un sillón especial para poder maquillarse en condiciones y máquinas deportivas para mantenerse en forma en privado.

Y como la carne es débil, conviene alejar la tentación: prohibido meter en sus habitaciones bombones, dulces o golosinas que no sean light.

En su día trascendieron los rumores de que había asegurado sus glúteos por 5 millones de dólares. Estrategia de marketing de por medio o simple bulo, lo cierto es que la celebrity acabó desmintiéndolo.

Pero nuestra excentricidad favorita de JLo es la que está acaparando titulares en medio mundo en la actualidad. Y tiene que ver con su acuerdo prematrimonial con el actor Ben Affleck. Recordemos que la pareja más famosa de Hollywood ya estuvo prometida en una ocasión, antes de su ruptura en 2004.

Pues bien, se ha filtrado que la cantante repite una cláusula de su primer acuerdo marital con el intérprete. Exige a su futuro marido un mínimo de cuatro relaciones sexuales a la semana.




5. Justin Bieber: a todo gas

Justin Bieber

Otro personaje célebre no solo por su talento musical. A sus 28 años, a Justin Bieber le ha dado tiempo a protagonizar más escándalos que a muchos veteranos de su gremio.

El cantante canadiense tiene una fortuna estimada de 300 millones de dólares y gana una media de 80 millones mensuales, según indica Nielsen Music. Y claro, semejante fortuna da para mucho despilfarro y locuras. Sobre todo para un niño prodigio que alcanzó fama mundial con 15 años.

Locuras del calibre de perder un Ferrari porque no se acordaba de dónde lo aparcó.

Cuando tenía 18 años, Bieber fue acusado de conducción temeraria y vandalismo. Un año después, en 2013, se le fotografió escupiendo a sus fans desde el balcón de su hotel en Toronto (Canadá). Se ve que por aquella época le gustaba escupir, pues un DJ le acusó de escupirle en la cara y una mujer aseguró que el intérprete de Sorry había expectorado en su bebida.

En 2014 le detuvieron por conducir drogado y con el carné caducado, además de presentar resistencia a la autoridad. No sería el único incidente de tráfico del cantante. 

También ese año fue acusado de vandalismo por arrojar huevos a la casa de su vecino. La broma le costó 80.900 dólares, dos años de libertad condicional y someterse a terapia conductual, además de cinco días de servicios a la comunidad.

Cuando tenía 20 años llegó a difundirse un vídeo del cantante en sus inicios profesionales haciendo comentarios y bromas racistas. Tuvo que pedir disculpas públicamente y reconocer sus errores. Algo que ha tenido que hacer en reiteradas ocasiones.

Bieber ha reconocido haber tenido problemas con el consumo de estupefacientes, concretamente, cannabis y ansiolíticos.

La presión psicológica, según el propio artista, le llevó a cancelar todos los encuentros físicos con sus seguidores, a pesar de que llegaban a pagar cifras alocadas solo por hacerse un selfie con su ídolo.

Ahora parece haber reencauzado su vida, aunque como toda celebrity centenial, le gusta compartir su vida de lujos en sus redes sociales.

Vive feliz en su mansión de Beverly Hills, valorada en 30 millones, junto a su esposa Hailey Baldwin.


⭐ Te puede interesar:

Cómo darse de baja en DAZN. 

Cómo hacer una copia de seguridad en Android. 

Campanadas 2022: presentadores, cadenas y novedades.