Cómo controlar la temperatura y la humedad fácilmente - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

275 visitas

¿Cuál es la temperatura ideal para una vivienda? ¿Y la humedad?

Familia sentada en un sofá con el padre regulando el climatrizador

Con los precios de la energía por las nubes, no está de más saber cuál es la temperatura ideal para intentar adaptarnos. Y, por qué no, también para zanjar disputas en casa o en la oficina. ¡Con este post te sobrarán argumentos!


Y no solo la temperatura, la humedad ambiental es igual o más importante que la temperatura e incide directamente en nuestra salud. Descubre cómo controlarla fácilmente.

La humedad está directamente relacionada con problemas de salud respiratorios (bronquitis, asma) y alergias, porque favorece la proliferación de determinados microorganismos (ácaros, virus, bacterias…) y hongos (moho). También para insectos y roedores. 

¡Descubre cómo medir la humedad y mantenerla a ralla!


Cuál es la temperatura ideal para una casa u oficina

Según la OMS, la temperatura ideal para una casa u oficina varía entre los 18 y los 25 ºC. Por su parte, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) establece el rango recomendable entre los 21 y los 23 ºC.

¿Y por la noche? Entre los 15 y 17 ºC, considerando el abrigo extra de la ropa de cama.

Teniendo esto en cuenta, si se puede, lo mejor es controlar la temperatura máxima con un termostato o, en su defecto, medirla con un termómetro para modificarla manualmente.

Pero, ojo, hay que tener en cuenta otros factores, como la humedad relativa, la temperatura exterior y, por supuesto, las condiciones de las personas que habitan el hogar.

De todo ello, hablamos a continuación.


logo lucera
 
Precio por tramos horarios
100% Energía verde
Energía a precio de coste
 
¡Alta online sin papeleos en 2 minutos!
Sin permanencia
 
64
,93*
€/mes
 
Ver detalles
logo ganaenergia
 
Precio sin tramos horarios
100% Energía verde
 
Sin permanencia
 
73
,70*
€/mes
 
Ver detalles



¿Cuál es la temperatura ideal para los bebés? ¿Y los ancianos?

El control de la temperatura ambiente es crucial cuando alguno de los habitantes tiene problemas para identificar o expresar su sensación térmica.

Si los ocupantes son niños, ancianos o personas con problemas de salud, se recomienda que la temperatura no baje de los 20 ºC.

Y como te adelantamos anteriormente, otro elemento ambiental fundamental para nuestra salud es la humedad relativa. ¿Cómo podemos controlar la humedad y cuáles son los rangos recomendados?


¿Cuál es la humedad relativa ideal en una casa?

Deshumidificador portátil

Así funciona un deshumidificador.

Entendamos humedad relativa como la cantidad de vapor de agua presente en el aire, en este caso, de nuestro hogar u oficina.


Cómo medir la humedad ambiental en casa

Para conocer la humedad ambiental en tu casa no necesitas más que un sencillo higrómetro, es decir, un dispositivo que mida la humedad relativa. Y, aunque te suene a chino, ¡casi seguro que tienes uno!

Casi todos los termómetros digitales llevan incorporado el indiciador de humedad relativa (HR) expresado en porcentaje. No requieren instalación, sino que funcionan con pilas y los encontrarás desde 6 euros. Algunos, incluso te indican si el grado de humedad es saludable o no.

Recomendamos ponerlos en diferentes estancias, pues la humedad variará en gran medida.


¿Por qué es importante controlar la humedad ambiental en casa?

Porque la humedad está directamente relacionada con muchos problemas de salud, especialmente enfermedades respiratorias (bronquitis, asma) y alergias. Todo ello debido a que la humedad es un paraíso para determinados microorganismos (ácaros, virus, bacterias…) y hongos (moho) que interfieren en nuestra salud. También para insectos y roedores.


⭐ Contenidos relacionados: 

Termostato inteligente wifi: cómo funciona. 

Cómo transformar tu casa en una smart home. 

Guía de protección al usuario de electricidad.


¿Cuál es la humedad óptima?

Se recomienda mantenerla entre un 40 y un 60%.

La OMS advierte del peligro que representan las humedades en casa. En su Guía sobre la calidad del aire interior: humedad y moho ofrece una serie de consejos para restringir la humedad, la mayoría de ellas de carácter estructural:

  • Sistema de drenaje pluvial y de otras fuentes de agua en la superficie y en los cimientos con tuberías subterráneas.

  • Optar por tejados inclinados, pues favorecen la evacuación de agua.

  • Aleros y canalones evitan que la humedad se impregne en las paredes.

  • Instalar aislamientos en las paredes y ventanas con rotura de puente térmico.


¿Cómo reducir la humedad en casa?

Aparte de problemas estructurales que impliquen la necesidad de alguna reforma, podemos reducir la humedad en casa con unos sencillos hábitos:


1. Controla la temperatura

Cuanto más calor hace, mayor es la humedad relativa. ¿Se te empañan las ventanas cuando el ambiente se caldea? Ya sabes por qué es. Evita su aparición manteniendo una temperatura de 20-23 ºC y retira la humedad cuando aparezca.


2. Coloca deshumidificadores

Pon absorbe humedades en armarios, cajones y estancias poco ventiladas. Hay muchos productos a la venta para este fin, como los sobrecitos de gel de sílice que te encuentras cuando compras un bolso o cualquier otra prenda. 

Pero también puedes hacer tu propio absorbente de humedad casero con arroz, café, sal o bicarbonato. Cualquiera de estos materiales funcionan como secantes.




3. Mantén todas las estancias ventiladas

Especialmente, aquellas con instalaciones de agua: baños, cocinas, etc.


4. Evita tender la ropa dentro de casa

Y, si lo haces, colócala cerca de un radiador donde se pueda secar rápido y controla la humedad abriendo las ventanas.


5. Cuando cocines, mantén la ventana abierta


6. No conviertas tu casa en un invernadero de plantas


7. Atención a los goteos y fugas de agua, que también son fuente de humedades


8. Si tienes aire acondicionado, utiliza el modo “dry” 

Esto hará que seque la humedad. En invierno, el modo “dry” no se aconseja porque aporta frío.


9. No almacenes material que atraiga humedades: por ejemplo, leña o pellets


10. Instala un deshumidificador

Si vives en una zona con mucha humedad, tal vez necesites un deshumidificador. Son aparatos que no requieren ninguna instalación, más que un enchufe cerca. Algunos incorporan la función de aire caliente para secar la ropa.

Los hay de muchos tipos y capacidades. En función de tus necesidades y el tamaño de la estancia necesitarás un modelo u otro.

En cuanto al precio de un deshumidificador, como imaginas, varía muchísimo en función de su capacidad. Los encontramos desde 40 hasta 300 euros.

11. Instala de extractores de aire

Los baños son las zonas de la casa con mayor humedad, especialmente aquellos que no tienen ventana. Aparte de mantener una adecuada ventilación, es útil colocar extractores de aire que aspiran la humedad a través de la rejilla de ventilación o shunt.


⭐ Tal vez te interese:

5 aplicaciones para runners.

Cómo desactivar la pantalla táctil en Windows 10.

Idoceo: todo sobre la app para profesores.



Home Noticias

Ahorro del hogar

275 visitas

¿Cuál es la temperatura ideal para una vivienda? ¿Y la humedad?

Familia sentada en un sofá con el padre regulando el climatrizador

Con los precios de la energía por las nubes, no está de más saber cuál es la temperatura ideal para intentar adaptarnos. Y, por qué no, también para zanjar disputas en casa o en la oficina. ¡Con este post te sobrarán argumentos!


Y no solo la temperatura, la humedad ambiental es igual o más importante que la temperatura e incide directamente en nuestra salud. Descubre cómo controlarla fácilmente.

La humedad está directamente relacionada con problemas de salud respiratorios (bronquitis, asma) y alergias, porque favorece la proliferación de determinados microorganismos (ácaros, virus, bacterias…) y hongos (moho). También para insectos y roedores. 

¡Descubre cómo medir la humedad y mantenerla a ralla!


Cuál es la temperatura ideal para una casa u oficina

Según la OMS, la temperatura ideal para una casa u oficina varía entre los 18 y los 25 ºC. Por su parte, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) establece el rango recomendable entre los 21 y los 23 ºC.

¿Y por la noche? Entre los 15 y 17 ºC, considerando el abrigo extra de la ropa de cama.

Teniendo esto en cuenta, si se puede, lo mejor es controlar la temperatura máxima con un termostato o, en su defecto, medirla con un termómetro para modificarla manualmente.

Pero, ojo, hay que tener en cuenta otros factores, como la humedad relativa, la temperatura exterior y, por supuesto, las condiciones de las personas que habitan el hogar.

De todo ello, hablamos a continuación.




¿Cuál es la temperatura ideal para los bebés? ¿Y los ancianos?

El control de la temperatura ambiente es crucial cuando alguno de los habitantes tiene problemas para identificar o expresar su sensación térmica.

Si los ocupantes son niños, ancianos o personas con problemas de salud, se recomienda que la temperatura no baje de los 20 ºC.

Y como te adelantamos anteriormente, otro elemento ambiental fundamental para nuestra salud es la humedad relativa. ¿Cómo podemos controlar la humedad y cuáles son los rangos recomendados?


¿Cuál es la humedad relativa ideal en una casa?

Deshumidificador portátil

Así funciona un deshumidificador.

Entendamos humedad relativa como la cantidad de vapor de agua presente en el aire, en este caso, de nuestro hogar u oficina.


Cómo medir la humedad ambiental en casa

Para conocer la humedad ambiental en tu casa no necesitas más que un sencillo higrómetro, es decir, un dispositivo que mida la humedad relativa. Y, aunque te suene a chino, ¡casi seguro que tienes uno!

Casi todos los termómetros digitales llevan incorporado el indiciador de humedad relativa (HR) expresado en porcentaje. No requieren instalación, sino que funcionan con pilas y los encontrarás desde 6 euros. Algunos, incluso te indican si el grado de humedad es saludable o no.

Recomendamos ponerlos en diferentes estancias, pues la humedad variará en gran medida.


¿Por qué es importante controlar la humedad ambiental en casa?

Porque la humedad está directamente relacionada con muchos problemas de salud, especialmente enfermedades respiratorias (bronquitis, asma) y alergias. Todo ello debido a que la humedad es un paraíso para determinados microorganismos (ácaros, virus, bacterias…) y hongos (moho) que interfieren en nuestra salud. También para insectos y roedores.


⭐ Contenidos relacionados: 

Termostato inteligente wifi: cómo funciona. 

Cómo transformar tu casa en una smart home. 

Guía de protección al usuario de electricidad.


¿Cuál es la humedad óptima?

Se recomienda mantenerla entre un 40 y un 60%.

La OMS advierte del peligro que representan las humedades en casa. En su Guía sobre la calidad del aire interior: humedad y moho ofrece una serie de consejos para restringir la humedad, la mayoría de ellas de carácter estructural:

  • Sistema de drenaje pluvial y de otras fuentes de agua en la superficie y en los cimientos con tuberías subterráneas.

  • Optar por tejados inclinados, pues favorecen la evacuación de agua.

  • Aleros y canalones evitan que la humedad se impregne en las paredes.

  • Instalar aislamientos en las paredes y ventanas con rotura de puente térmico.


¿Cómo reducir la humedad en casa?

Aparte de problemas estructurales que impliquen la necesidad de alguna reforma, podemos reducir la humedad en casa con unos sencillos hábitos:


1. Controla la temperatura

Cuanto más calor hace, mayor es la humedad relativa. ¿Se te empañan las ventanas cuando el ambiente se caldea? Ya sabes por qué es. Evita su aparición manteniendo una temperatura de 20-23 ºC y retira la humedad cuando aparezca.


2. Coloca deshumidificadores

Pon absorbe humedades en armarios, cajones y estancias poco ventiladas. Hay muchos productos a la venta para este fin, como los sobrecitos de gel de sílice que te encuentras cuando compras un bolso o cualquier otra prenda. 

Pero también puedes hacer tu propio absorbente de humedad casero con arroz, café, sal o bicarbonato. Cualquiera de estos materiales funcionan como secantes.




3. Mantén todas las estancias ventiladas

Especialmente, aquellas con instalaciones de agua: baños, cocinas, etc.


4. Evita tender la ropa dentro de casa

Y, si lo haces, colócala cerca de un radiador donde se pueda secar rápido y controla la humedad abriendo las ventanas.


5. Cuando cocines, mantén la ventana abierta


6. No conviertas tu casa en un invernadero de plantas


7. Atención a los goteos y fugas de agua, que también son fuente de humedades


8. Si tienes aire acondicionado, utiliza el modo “dry” 

Esto hará que seque la humedad. En invierno, el modo “dry” no se aconseja porque aporta frío.


9. No almacenes material que atraiga humedades: por ejemplo, leña o pellets


10. Instala un deshumidificador

Si vives en una zona con mucha humedad, tal vez necesites un deshumidificador. Son aparatos que no requieren ninguna instalación, más que un enchufe cerca. Algunos incorporan la función de aire caliente para secar la ropa.

Los hay de muchos tipos y capacidades. En función de tus necesidades y el tamaño de la estancia necesitarás un modelo u otro.

En cuanto al precio de un deshumidificador, como imaginas, varía muchísimo en función de su capacidad. Los encontramos desde 40 hasta 300 euros.

11. Instala de extractores de aire

Los baños son las zonas de la casa con mayor humedad, especialmente aquellos que no tienen ventana. Aparte de mantener una adecuada ventilación, es útil colocar extractores de aire que aspiran la humedad a través de la rejilla de ventilación o shunt.


⭐ Tal vez te interese:

5 aplicaciones para runners.

Cómo desactivar la pantalla táctil en Windows 10.

Idoceo: todo sobre la app para profesores.