Cómo detectar un ictus de inmediato - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Cómo detectar un ictus rápidamente

resonancia magnética para la detección de ictus

Un ictus es una emergencia médica de primera orden y la tercera causa de muerte. Reaccionar a tiempo es primordial. Te contamos cómo detectar un ictus rápidamente.

Una respuesta rápida puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte o afrontar las graves secuelas que puede dejar un ictus.

Por ello, reconocer los síntomas de un ictus es algo básico que todos deberíamos saber. A continuación te explicamos qué es un ictus y cuáles son las señales de alarma.

En España, 40.000 personas fallecen cada año como consecuencia de un ictus.

El ictus es la tercera causa de muerte, después del cáncer y el infarto de miocardio.

1 de cada 6 personas sufrirá un ictus, según las estimaciones.


Qué es un ictus

Un ictus es un accidente cerebrovascular (ACV) producido como consecuencia de la detención repentina del riego sanguíneo en una parte del cerebro. Esta interrupción del flujo se produce como consecuencia de la obstrucción o rotura de un vaso sanguíneo.

Si la sangre no llega a nuestro cerebro, las células dejan de funcionar y eso puede acarrear graves secuelas neurológicas e, incluso, la muerte.

El ictus puede ser mortal en un 20% de los casos y es el origen de discapacidad adquirida grave en un 44%.

Chico joven en rehabilitación para volver a andar

Seguramente, habrás oído hablar de esta grave enfermedad con otros nombres comunes como derrame cerebral, embolia cerebral, trombosis cerebral o apoplejía. Todos ellos son accidentes cerebrovasculares.

Los ictus son la causa directa de muerte para 650.000 personas en Europa, según el Grupo de Estudios de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española De Neurología (GEECV-SEM). 40.000 de esos fallecimientos se producen solo en España.

Además, el ictus es el principal causante de discapacidad adquirida en adultos y el segundo motivo de demencia, tras el Alzheimer. Se calcula que una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, según recoge la Red Menni de Daño Cerebral.



Tipos de ictus

Básicamente, diferenciamos dos tipos de ictus:

1. Ictus hemorrágico

El ictus hemorrágico se produce como consecuencia de la ruptura de una vena o arteria que provoca un derrame cerebral. Esto hace que las células cerebrales dejen de recibir oxígeno y mueran en cuestión de pocos minutos.

Según un estudio recogido por la Revista Sanitaria de Investigación, se estima que un 31,3% de los casos de ictus corresponden a esta tipología.

La principal causa del ictus hemorrágico es la hipertensión arterial.

2. Ictus isquémico o infarto cerebral

Según el estudio mencionado anteriormente, el ictus isquémico o infarto cerebral es la variable más común, con un 68,8% de los casos.

El ictus isquémico se produce como consecuencia de la obstrucción de una arteria. El trombo disminuye de forma total o parcial el riego sanguíneo y, por tanto, el flujo de oxígeno que llega al cerebro.


Factores de riesgo del ictus

Existen una serie de factores de riesgo del ictus. Algunos responden a estilos de vida y otros son congénitos:

  • Edad: el riesgo de ictus aumenta a partir de los 60 años.

  • Antecedentes familiares: es una enfermedad con factor hereditario.

  • Sexo: la incidencia de ictus en mayor en hombres que en mujeres, si bien, la tasa de mortalidad derivada es mayor en mujeres.

  • Enfermedad cardiaca.

  • Hipertensión arterial: los valores superiores a 140/80 son altamente peligrosos y deben ser revisados por un especialista.

  • Hábitos nocivos: consumo de tabaco, alcohol y drogas.

  • Hiperlipidemia o grasa en la sangre.

  • Vida sedentaria y obesidad.


Cómo detectar un ictus rápidamente

Anciana sujetándose el brazo para coger un vaso de agua

Los principales síntomas del ictus están bien identificados, aunque pueden variar según la zona del cerebro donde se produce el daño. Estos son los más comunes:

  • Dificultad para hablar, entender o leer.

  • Dolor de cabeza intenso y, con frecuencia, brusco.

  • Pérdida de coordinación y equilibrio.

  • Debilidad muscular, falta de fuerza u hormigueo, especialmente en un lado del cuerpo.

  • Visión alterada en uno de los dos ojos.
Logo Naturgy
 
Luz a precio Fijo
Gas precio estable
 
Luz precio fijo 2 años
Gas precio fijo 1 año
SIn permanencia
 
88
,11*
€/mes
 
Ir a la oferta
logo wombbbat
 
Precio Luz por tramos horarios
100% Luz verde
Tarifa de Gas natural 3.1
 
Sin permanencia
 
103
,82*
€/mes
 
Ver detalles


Cómo actuar en caso de ictus

Si reconoces los síntomas que acabamos de repasar en ti o en otra persona, no lo dudes ¡hazlo rápido! Así es como hay que actuar en caso de ictus:

  • Llama al 112 y describe rápido los síntomas y la hora a la que comenzaron. Hay un protocolo específico llamado “código ictus” que se activará si los especialistas consideran que hay riesgo.

  • Vigila las constantes vitales de la persona, afloja su ropa y ponle un cojín o almohada bajo la cabeza, si puedes.

  • No des de comer o beber al enfermo, pues podría atragantarse.

  • Si está inconsciente, ponle en posición lateral para que pueda respirar. Si no respira, inicia la reanimación cardiopulmonar.

  • Si puedes acercarte a un hospital sin riesgo, es una opción igualmente válida o incluso, más rápida.

  • Las personas con riesgo de trombos detectado pueden tengan algún tipo de medicamento al que puedan recurrir de inmediato, aunque esto no evita la necesidad de atención de urgencia.

Como ves, los síntomas, si bien pueden confundirse con otros tipo de patologías, son claros. Revisa tu salud cardiovascular y mantén buenos hábitos. Es lo mejor que podemos hacer para prevenir este tipo de enfermedades. Tener un buen seguro de salud es la mejor manera de hacerse chequeos médicos sin listas de espera.

Tal vez te interese:

Cómo acceder a mi Pepephone.

Hatch: qué es y cómo acceder.

¿Qué es un MMS?


Home Noticias

Seguros

Cómo detectar un ictus rápidamente

resonancia magnética para la detección de ictus

Un ictus es una emergencia médica de primera orden y la tercera causa de muerte. Reaccionar a tiempo es primordial. Te contamos cómo detectar un ictus rápidamente.

Una respuesta rápida puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte o afrontar las graves secuelas que puede dejar un ictus.

Por ello, reconocer los síntomas de un ictus es algo básico que todos deberíamos saber. A continuación te explicamos qué es un ictus y cuáles son las señales de alarma.

En España, 40.000 personas fallecen cada año como consecuencia de un ictus.

El ictus es la tercera causa de muerte, después del cáncer y el infarto de miocardio.

1 de cada 6 personas sufrirá un ictus, según las estimaciones.


Qué es un ictus

Un ictus es un accidente cerebrovascular (ACV) producido como consecuencia de la detención repentina del riego sanguíneo en una parte del cerebro. Esta interrupción del flujo se produce como consecuencia de la obstrucción o rotura de un vaso sanguíneo.

Si la sangre no llega a nuestro cerebro, las células dejan de funcionar y eso puede acarrear graves secuelas neurológicas e, incluso, la muerte.

El ictus puede ser mortal en un 20% de los casos y es el origen de discapacidad adquirida grave en un 44%.

Chico joven en rehabilitación para volver a andar

Seguramente, habrás oído hablar de esta grave enfermedad con otros nombres comunes como derrame cerebral, embolia cerebral, trombosis cerebral o apoplejía. Todos ellos son accidentes cerebrovasculares.

Los ictus son la causa directa de muerte para 650.000 personas en Europa, según el Grupo de Estudios de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española De Neurología (GEECV-SEM). 40.000 de esos fallecimientos se producen solo en España.

Además, el ictus es el principal causante de discapacidad adquirida en adultos y el segundo motivo de demencia, tras el Alzheimer. Se calcula que una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, según recoge la Red Menni de Daño Cerebral.



Tipos de ictus

Básicamente, diferenciamos dos tipos de ictus:

1. Ictus hemorrágico

El ictus hemorrágico se produce como consecuencia de la ruptura de una vena o arteria que provoca un derrame cerebral. Esto hace que las células cerebrales dejen de recibir oxígeno y mueran en cuestión de pocos minutos.

Según un estudio recogido por la Revista Sanitaria de Investigación, se estima que un 31,3% de los casos de ictus corresponden a esta tipología.

La principal causa del ictus hemorrágico es la hipertensión arterial.

2. Ictus isquémico o infarto cerebral

Según el estudio mencionado anteriormente, el ictus isquémico o infarto cerebral es la variable más común, con un 68,8% de los casos.

El ictus isquémico se produce como consecuencia de la obstrucción de una arteria. El trombo disminuye de forma total o parcial el riego sanguíneo y, por tanto, el flujo de oxígeno que llega al cerebro.


Factores de riesgo del ictus

Existen una serie de factores de riesgo del ictus. Algunos responden a estilos de vida y otros son congénitos:

  • Edad: el riesgo de ictus aumenta a partir de los 60 años.

  • Antecedentes familiares: es una enfermedad con factor hereditario.

  • Sexo: la incidencia de ictus en mayor en hombres que en mujeres, si bien, la tasa de mortalidad derivada es mayor en mujeres.

  • Enfermedad cardiaca.

  • Hipertensión arterial: los valores superiores a 140/80 son altamente peligrosos y deben ser revisados por un especialista.

  • Hábitos nocivos: consumo de tabaco, alcohol y drogas.

  • Hiperlipidemia o grasa en la sangre.

  • Vida sedentaria y obesidad.


Cómo detectar un ictus rápidamente

Anciana sujetándose el brazo para coger un vaso de agua

Los principales síntomas del ictus están bien identificados, aunque pueden variar según la zona del cerebro donde se produce el daño. Estos son los más comunes:

  • Dificultad para hablar, entender o leer.

  • Dolor de cabeza intenso y, con frecuencia, brusco.

  • Pérdida de coordinación y equilibrio.

  • Debilidad muscular, falta de fuerza u hormigueo, especialmente en un lado del cuerpo.

  • Visión alterada en uno de los dos ojos.


Cómo actuar en caso de ictus

Si reconoces los síntomas que acabamos de repasar en ti o en otra persona, no lo dudes ¡hazlo rápido! Así es como hay que actuar en caso de ictus:

  • Llama al 112 y describe rápido los síntomas y la hora a la que comenzaron. Hay un protocolo específico llamado “código ictus” que se activará si los especialistas consideran que hay riesgo.

  • Vigila las constantes vitales de la persona, afloja su ropa y ponle un cojín o almohada bajo la cabeza, si puedes.

  • No des de comer o beber al enfermo, pues podría atragantarse.

  • Si está inconsciente, ponle en posición lateral para que pueda respirar. Si no respira, inicia la reanimación cardiopulmonar.

  • Si puedes acercarte a un hospital sin riesgo, es una opción igualmente válida o incluso, más rápida.

  • Las personas con riesgo de trombos detectado pueden tengan algún tipo de medicamento al que puedan recurrir de inmediato, aunque esto no evita la necesidad de atención de urgencia.

Como ves, los síntomas, si bien pueden confundirse con otros tipo de patologías, son claros. Revisa tu salud cardiovascular y mantén buenos hábitos. Es lo mejor que podemos hacer para prevenir este tipo de enfermedades. Tener un buen seguro de salud es la mejor manera de hacerse chequeos médicos sin listas de espera.

Tal vez te interese:

Cómo acceder a mi Pepephone.

Hatch: qué es y cómo acceder.

¿Qué es un MMS?