Fallas de Valencia: origen y curiosidades - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

327 visitas

Origen y curiosidades de las Fallas de Valencia

Conjunto escultórico fallas de Valencia

¿Cuál fue el origen de las Fallas de Valencia? ¿Por qué se celebran entre finales de febrero y marzo y qué significado tienen?

Te contamos los secretos de esta fiesta declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO y un indudable reclamo turístico internacional.

logo lucera
 
Precio por tramos horarios
100% Energía verde
Energía a precio de coste
 
¡Alta online sin papeleos en 2 minutos!
Sin permanencia
 
64
,93*
€/mes
 
Ver detalles
logo ganaenergia
 
Precio sin tramos horarios
100% Energía verde
 
Promo 50+20
Te descontamos 5€ en luz en las próximas facturas
Sin permanencia
 
73
,70*
€/mes
 
Ver detalles


El origen de las Fallas de Valencia

Las Fallas valencianas fueron conocidas como fiestas josefinas. Esto probablemente, ya te dé una pista del origen: se celebran en honor a San José, patrón de los carpinteros, esposo de la virgen María y padre adoptivo de Jesús en la tradición cristiana.

Esta fiesta coincide con la celebración del Día del Padre que, en España, celebramos el 19 de marzo.

Para encontrar el inicio de las Fallas tal y como hoy las conocemos, hemos de remontarnos a finales del siglo XIX, cuando la industria carpintera valenciana empezaba a despuntar internacionalmente, como sigue haciéndolo en nuestros días. Pero sus orígenes se remontan siglos atrás. Se conoce que en 1740 un bando prohibía las hogueras o fallas en las calles por motivo de las fiestas de San Josep sin expreso permiso de la autoridad.

Según la versión popular, la víspera de San José los carpinteros preparaban una hoguera con trastos viejos y sobras de madera, aprovechando para dejar sus talleres limpios. A este ritual le llamaban cremà. 

También quemaban los candiles que usaban para iluminar, pues al alargarse los días, ya no los necesitarían. Estas antorchas eran conocidas como parots. Con este ritual purificador, se celebraba el fin del invierno

La propia palabra valenciana falla procede del latín facula, cuyo significado es antorcha.

Otras teorías atribuyen el origen de las Fallas a fiestas paganas. Es el caso de otros rituales de fuego como las hogueras de San Juan u otras festividades relacionadas con el cambio de estación.

Esta tradición aparece descrita por primera vez en la obra Guía urbana de Valencia: antigua y moderna del marqués de Cruilles en 1876.

¿Y de dónde viene la tradición de la quema de ninots y la primera falla? No se sabe con exactitud en qué momento empezaron a quemarse estas figuras de cartón piedra u otros materiales, de carácter fundamentalmente, satírico.

Durante el siglo XIX en toda la Comunidad Valenciana existía la costumbre de colgar peleles burlones de las ventanas y balcones en tiempos de cuaresma. 


✅ Podría interesarte:

¿Qué hacer si te pierden la maleta en el aeropuerto? 

¿Cómo viajar de forma segura con tu perro. 

5 apps para compartir gastos con amigos.


Hasta las fallas actuales

Del montón de viejos trastos quemados para celebrar el fin del invierno, las fiestas de las hogueras comenzaron a convertirse en lo que son hoy en día.

Sobre una tarima de madera se colocaban figuras diversas (los ninots), vestidos con ropa aut´éntica y adornados con máscaras de cartón. Generalmente, representaban una escenografía teatral satírica.

Viendo la popularidad y el carácter mordaz que adquirían los festejos, las autoridades quisieron tomar cartas en el asunto y empezaron a aplicar la censura, que, con el paso del tiempo, derivaría en concurso. En 1901 el Ayuntamiento de Valencia otorgó el primer premio a una falla

A partir de entonces, las fallas adquirieron el valor de monumentos artísticos.

Se valora tanto la estética y la maestría, como el ingenio con el que transmiten su mensaje. Entonces empezaron a contratarse carpinteros, pintores y escultores que dieron lugar a una nueva profesión: artistas falleros.

El apogeo turístico comenzó en 1927, cuando llegó a Valencia el primer “tren fallero” desde Madrid. A partir de 1931, comenzarían otras tradiciones relacionadas, como el nombramiento de la fallera mayor, la semana fallera, el ninot indultado, etc.



La falla de la polémica de Salvador Dalí

En 1954 el polifacético arista Salvador Dalí diseñó una falla denominada Corrida de toros surrealista. La obra fue polémica por diversos motivos:

En primer lugar, por su coste: 110.000 pesetas de la época, todo un dispendio para la gente de a pie, que a duras penas había salido de la posguerra.

En segundo lugar, el propio diseño, que se consideró muy atrevido en la época. Hubiese sido muy difícil que otro artista consiguiera algo así sin gozar del favor del régimen franquista.

Falla diseñada por Salvador Dalí en 1954. Fuente: fallers.es

La falla representaba una plaza de toros con un torero con alas de mariposa en el centro y sobre este, colgando, un toro ensangrentado izado por una especie de águila robotizada con cabeza de sapo. Varios brazos desnudos saliendo de las gradas emulaban al público. El conjunto estaba presidido por un gran busto con una cara partida en dos, la mitad del propio Dalí y la otra mitad de Picasso.

Aunque en su día fue incomprendida, sentó un precedente para lo que hoy día representan las fallas: el ingenio, la irreverencia y la sátira son los temas recurrentes.


Momentos clave de las Fallas

Las fallas se celebran cada año entre el 14 y el 19 de marzo. Por todo el centro de la ciudad se erigen centenares de fallas grandes y pequeñas que pueden alcanzar hasta los 20 metros de altura (aunque los gremios fijaron un máximo de 14 m en 2021). 

Estos monumentos pueden visitarse hasta la noche del 19 de marzo, fecha en la que serán quemados en un espectáculo pirotécnico (noche de la cremà).

Las mascletás (espectáculos pirotécnicos) y la música de bandas son las otras dos grandes protagonistas presentes en todos los festejos.

Uno de los actos más importantes es la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados en honor a la patrona de Valencia. En este acto participan desfiles de las comisiones falleras presididas por sus respectivas falleras mayores, que van ataviadas con sus trajes regionales. La comitiva termina en la Plaza de la Virgen, ubicada junto a la catedral de Valencia. Allí depositan ramos de flores con los que se crean asombros mantos florales


✅ Podría interesarte: 

Abono Social de Movistar: qué es y quién puede solicitarlo. 

Mejores navegadores de Android TV.  

Cómo bloquear los SMS en tu móvil. 

Home Noticias

Ocio y streaming

327 visitas

Origen y curiosidades de las Fallas de Valencia

Conjunto escultórico fallas de Valencia

¿Cuál fue el origen de las Fallas de Valencia? ¿Por qué se celebran entre finales de febrero y marzo y qué significado tienen?

Te contamos los secretos de esta fiesta declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO y un indudable reclamo turístico internacional.


El origen de las Fallas de Valencia

Las Fallas valencianas fueron conocidas como fiestas josefinas. Esto probablemente, ya te dé una pista del origen: se celebran en honor a San José, patrón de los carpinteros, esposo de la virgen María y padre adoptivo de Jesús en la tradición cristiana.

Esta fiesta coincide con la celebración del Día del Padre que, en España, celebramos el 19 de marzo.

Para encontrar el inicio de las Fallas tal y como hoy las conocemos, hemos de remontarnos a finales del siglo XIX, cuando la industria carpintera valenciana empezaba a despuntar internacionalmente, como sigue haciéndolo en nuestros días. Pero sus orígenes se remontan siglos atrás. Se conoce que en 1740 un bando prohibía las hogueras o fallas en las calles por motivo de las fiestas de San Josep sin expreso permiso de la autoridad.

Según la versión popular, la víspera de San José los carpinteros preparaban una hoguera con trastos viejos y sobras de madera, aprovechando para dejar sus talleres limpios. A este ritual le llamaban cremà. 

También quemaban los candiles que usaban para iluminar, pues al alargarse los días, ya no los necesitarían. Estas antorchas eran conocidas como parots. Con este ritual purificador, se celebraba el fin del invierno

La propia palabra valenciana falla procede del latín facula, cuyo significado es antorcha.

Otras teorías atribuyen el origen de las Fallas a fiestas paganas. Es el caso de otros rituales de fuego como las hogueras de San Juan u otras festividades relacionadas con el cambio de estación.

Esta tradición aparece descrita por primera vez en la obra Guía urbana de Valencia: antigua y moderna del marqués de Cruilles en 1876.

¿Y de dónde viene la tradición de la quema de ninots y la primera falla? No se sabe con exactitud en qué momento empezaron a quemarse estas figuras de cartón piedra u otros materiales, de carácter fundamentalmente, satírico.

Durante el siglo XIX en toda la Comunidad Valenciana existía la costumbre de colgar peleles burlones de las ventanas y balcones en tiempos de cuaresma. 


✅ Podría interesarte:

¿Qué hacer si te pierden la maleta en el aeropuerto? 

¿Cómo viajar de forma segura con tu perro. 

5 apps para compartir gastos con amigos.


Hasta las fallas actuales

Del montón de viejos trastos quemados para celebrar el fin del invierno, las fiestas de las hogueras comenzaron a convertirse en lo que son hoy en día.

Sobre una tarima de madera se colocaban figuras diversas (los ninots), vestidos con ropa aut´éntica y adornados con máscaras de cartón. Generalmente, representaban una escenografía teatral satírica.

Viendo la popularidad y el carácter mordaz que adquirían los festejos, las autoridades quisieron tomar cartas en el asunto y empezaron a aplicar la censura, que, con el paso del tiempo, derivaría en concurso. En 1901 el Ayuntamiento de Valencia otorgó el primer premio a una falla

A partir de entonces, las fallas adquirieron el valor de monumentos artísticos.

Se valora tanto la estética y la maestría, como el ingenio con el que transmiten su mensaje. Entonces empezaron a contratarse carpinteros, pintores y escultores que dieron lugar a una nueva profesión: artistas falleros.

El apogeo turístico comenzó en 1927, cuando llegó a Valencia el primer “tren fallero” desde Madrid. A partir de 1931, comenzarían otras tradiciones relacionadas, como el nombramiento de la fallera mayor, la semana fallera, el ninot indultado, etc.



La falla de la polémica de Salvador Dalí

En 1954 el polifacético arista Salvador Dalí diseñó una falla denominada Corrida de toros surrealista. La obra fue polémica por diversos motivos:

En primer lugar, por su coste: 110.000 pesetas de la época, todo un dispendio para la gente de a pie, que a duras penas había salido de la posguerra.

En segundo lugar, el propio diseño, que se consideró muy atrevido en la época. Hubiese sido muy difícil que otro artista consiguiera algo así sin gozar del favor del régimen franquista.

Falla diseñada por Salvador Dalí en 1954. Fuente: fallers.es

La falla representaba una plaza de toros con un torero con alas de mariposa en el centro y sobre este, colgando, un toro ensangrentado izado por una especie de águila robotizada con cabeza de sapo. Varios brazos desnudos saliendo de las gradas emulaban al público. El conjunto estaba presidido por un gran busto con una cara partida en dos, la mitad del propio Dalí y la otra mitad de Picasso.

Aunque en su día fue incomprendida, sentó un precedente para lo que hoy día representan las fallas: el ingenio, la irreverencia y la sátira son los temas recurrentes.


Momentos clave de las Fallas

Las fallas se celebran cada año entre el 14 y el 19 de marzo. Por todo el centro de la ciudad se erigen centenares de fallas grandes y pequeñas que pueden alcanzar hasta los 20 metros de altura (aunque los gremios fijaron un máximo de 14 m en 2021). 

Estos monumentos pueden visitarse hasta la noche del 19 de marzo, fecha en la que serán quemados en un espectáculo pirotécnico (noche de la cremà).

Las mascletás (espectáculos pirotécnicos) y la música de bandas son las otras dos grandes protagonistas presentes en todos los festejos.

Uno de los actos más importantes es la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados en honor a la patrona de Valencia. En este acto participan desfiles de las comisiones falleras presididas por sus respectivas falleras mayores, que van ataviadas con sus trajes regionales. La comitiva termina en la Plaza de la Virgen, ubicada junto a la catedral de Valencia. Allí depositan ramos de flores con los que se crean asombros mantos florales


✅ Podría interesarte: 

Abono Social de Movistar: qué es y quién puede solicitarlo. 

Mejores navegadores de Android TV.  

Cómo bloquear los SMS en tu móvil.