Cómo viajar con tu perro de forma segura - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Cómo viajar con tu perro de forma segura

Un perro en una terminal, con gafas de sol y sujetando un billete.

Llevarte a tu perro de vacaciones es cada vez más fácil. Aunque todavía existen muchas prohibiciones para los animales, empieza a ser común su aceptación en hoteles, albergues, playas, etc. Descubre cómo viajar con tu perro de forma segura.

Sin embargo, antes de embarcarte en cualquier viaje con tu amigo peludo, debes conocer las medidas de seguridad para cada medio de transporte, además de la posibilidad de contratar un seguro de viaje para mascotas.



Qué es un seguro de viaje para mascotas

Aparte de las precauciones a tomar antes de partir, también puedes contar con un seguro de viaje para mascotas. Estos seguros pueden cubrir desde la asistencia veterinaria en caso de accidente hasta el traslado del animal a un centro clínico o una hospitalización.


El seguro para mascotas también puede cubrir gastos ocasionados por la interrupción de vacaciones debido a una emergencia relacionada con el animal.


Un seguro para mascotas se puede contratar en casi cualquier aseguradora, y los servicios varían según lo que se contrate, igual que con cualquier otro seguro. Además, se puede contratar solo para el periodo de tiempo que dure el viaje.

Normalmente, para solicitar un seguro de viaje para mascotas, necesitarás aportar el destino del viaje, la fecha de inicio y del fin, información personal, DNI y dirección de la vivienda

El precio de este tipo de seguros suele ser bastante barato. Una semana de seguro para un viaje dentro de España puede costar menos de 1 euro al día, y un viaje por Europa, unos 17,45 euros la semana. Los precios pueden variar según la aseguradora.

Si ya tienes claro cómo funcionan los seguros de viaje para mascotas, vamos a contarte ahora cómo puedes viajar con tu perro de manera segura, según el transporte que elijas.


Cómo viajar con tu perro en coche, autobús, tren, avión o barco 


Viajar en coche

En el artículo 18 del capítulo tres del reglamento general de la circulación, se indica que el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y mantener tanto la seguridad propia como la del resto de ocupantes del vehículo. El artículo llega a decir explícitamente que de llevar animales “no se debe interferir ni molestar la conducción", por lo que el animal debe ir atado o en un transportín.

Esto significa que los perros más grandes pueden viajar en el coche siempre y cuando vayan atados y no puedan moverse libremente por el vehículo. Los que tengan un tamaño que lo permitan, pueden ir en transportín.

Para atar al perro en el coche con la mayor seguridad, lo recomendable es un arnés, ya que asegura su inmovilización y no le aprieta el cuello, sino que le sujeta del pecho. De optar por el arnés, hay que asegurarse de que es del tamaño adecuado. Aunque solo sea un poco holgado, el perro podría revolverse y quitárselo parcialmente, y que pase algo así mientras conduces es peligroso.

Es muy común ver a perros, especialmente grandes, en el maletero o sueltos en la parte de atrás. En principio, esto no se puede hacer y la policía podría multarte.

Te damos algunas recomendaciones para viajar en un coche con un perro de la forma más segura posible, además de lo que ya te hemos contado:

  • Si tu perro se pone nervioso, puedes plantearte darle algún relajante natural que te recomiende el veterinario. 
  • Es recomendable que el perro no coma en las horas previas al viaje. 
  • Sácalo a pasear un buen rato antes del viaje. 
  • Mete al perro en el coche una vez hayas cargado todo lo que necesitas para el viaje. Si entra primero, puede ponerse nervioso innecesariamente.
  • Lleva agua.

Si tienes que dejar al perro solo en el coche (por ejemplo, para repostar gasolina), procura que sea durante poco tiempo y deja las ventanas un poco abiertas

 Un perro metido en el maletero de un coche


Viajar en bus

Algunas compañías de autobús permiten que lleves perros contigo. Por ejemplo, Alsa tiene un apartado en su web donde explica las recomendaciones para viajar de manera segura con la mascota en autobús y lo que el dueño o dueña debe cumplir. Partamos de la base de que los perros grandes no están permitidos, ya que todo animal debe ir dentro de un transportín.

Requisitos de Alsa:

  • El perro debe ser mayor de 12 semanas de edad.
  • Debe llevar implantado el microchip de reconocimiento.
  • Debe ir acompañado de la documentación que lo identifique y debe tener todas las vacunas obligatorias al día.
  • Debe estar desparasitado.
  • Debe estar completamente sano, sin heridas y capaz de moverse por sí solo.
  • No se permitirá el transporte de hembras embarazadas ni tampoco que acaben de dar a luz (requieren que haya pasado una semana desde el parto).
  • El animal debe ir en un transportín rígido.

Alsa también hace varias recomendaciones para viajar con seguridad con el perro:

  • Llevar al perro al veterinario al menos una semana antes del viaje. De esta manera te aseguras de que el animal está sano.
  • Bañar al animal el día anterior, para evitar malos olores.
  • No dar de comer al perro al menos 6 horas antes del viaje, especialmente para evitar mareos
  • Pasear al animal al menos 30 minutos antes del viaje para intentar que haga todas sus necesidades antes de entrar en el autobús.
  • Llevar un juguete en del transportín para que se entretenga. 
  • Llevar un bebedero de agua para el viaje.
  • También es recomendable que el perrito lleve una placa de identificación, por si en algún momento se pierde, al igual que llevar a mano el contacto del veterinario por si ocurriera cualquier urgencia.

 

Viajar en tren

Los trenes son un poco más permisivos que los autobuses. Sobre todo, porque permiten viajar a perros más grandes, siempre y cuando lleven un bozal y estén atados. Renfe explica en su web cómo deben viajar los perros:

  • Todo animal de compañía que sea pequeño puede viajar sin problemas, aunque sí dentro de un transportín.
  • Los perros no pueden pesar más de 10 kg
  • Las medidas máximas de los transportines son de 60x35x35 cm
  • Se permite el máximo de una mascota por persona

 

Viajar en avión

Debido a la gran cantidad de compañías, cada una puede incluir normas de seguridad particulares, a pesar de que haya una normativa general. Lo que está contemplado de manera global para los animales es el viaje en cabina o en bodega.

En cabina:

  • La cabina es solo para animales pequeños, como gatos o perros de razas pequeñas.
  • Siempre deben ir en un transportín de no más de siete kilos, y con unas dimensiones no superiores a 33x19 cm.

En bodega:

Si el perrito excede el peso o tamaño que se exige para mantener la seguridad en la cabina, deberá viajar en la bodega del avión. Allí, el perro también debe ir en un transportín o jaula de hasta 45 kilos entre animal y contenedor, y este no debe superar los 115 cm de altura.

Nota: los perros reconocidos como razas potencialmente peligrosas (PPP) no podrán viajar en el avión.


Viajar en barco

En los barcos y ferris, las medidas de seguridad son muy firmes a la hora de viajar con perros. Independientemente de su tamaño, todos deben ir en jaulas. Normalmente, tanto los ferris como los barcos de pasajeros tienen una zona para almacenar las jaulas. Los animales harán todo el viaje en esa zona y siempre dentro de su jaula.

Los dueños del perrito pueden visitar la zona para mascotas, aunque no cada vez que quieran. Para viajes de menos de cuatro horas, se puede hacer una visita, y en viajes de más horas, se puede hacer hasta dos visita

Home Noticias

Seguros

Cómo viajar con tu perro de forma segura

Un perro en una terminal, con gafas de sol y sujetando un billete.

Llevarte a tu perro de vacaciones es cada vez más fácil. Aunque todavía existen muchas prohibiciones para los animales, empieza a ser común su aceptación en hoteles, albergues, playas, etc. Descubre cómo viajar con tu perro de forma segura.

Sin embargo, antes de embarcarte en cualquier viaje con tu amigo peludo, debes conocer las medidas de seguridad para cada medio de transporte, además de la posibilidad de contratar un seguro de viaje para mascotas.



Qué es un seguro de viaje para mascotas

Aparte de las precauciones a tomar antes de partir, también puedes contar con un seguro de viaje para mascotas. Estos seguros pueden cubrir desde la asistencia veterinaria en caso de accidente hasta el traslado del animal a un centro clínico o una hospitalización.


El seguro para mascotas también puede cubrir gastos ocasionados por la interrupción de vacaciones debido a una emergencia relacionada con el animal.


Un seguro para mascotas se puede contratar en casi cualquier aseguradora, y los servicios varían según lo que se contrate, igual que con cualquier otro seguro. Además, se puede contratar solo para el periodo de tiempo que dure el viaje.

Normalmente, para solicitar un seguro de viaje para mascotas, necesitarás aportar el destino del viaje, la fecha de inicio y del fin, información personal, DNI y dirección de la vivienda

El precio de este tipo de seguros suele ser bastante barato. Una semana de seguro para un viaje dentro de España puede costar menos de 1 euro al día, y un viaje por Europa, unos 17,45 euros la semana. Los precios pueden variar según la aseguradora.

Si ya tienes claro cómo funcionan los seguros de viaje para mascotas, vamos a contarte ahora cómo puedes viajar con tu perro de manera segura, según el transporte que elijas.


Cómo viajar con tu perro en coche, autobús, tren, avión o barco 


Viajar en coche

En el artículo 18 del capítulo tres del reglamento general de la circulación, se indica que el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y mantener tanto la seguridad propia como la del resto de ocupantes del vehículo. El artículo llega a decir explícitamente que de llevar animales “no se debe interferir ni molestar la conducción", por lo que el animal debe ir atado o en un transportín.

Esto significa que los perros más grandes pueden viajar en el coche siempre y cuando vayan atados y no puedan moverse libremente por el vehículo. Los que tengan un tamaño que lo permitan, pueden ir en transportín.

Para atar al perro en el coche con la mayor seguridad, lo recomendable es un arnés, ya que asegura su inmovilización y no le aprieta el cuello, sino que le sujeta del pecho. De optar por el arnés, hay que asegurarse de que es del tamaño adecuado. Aunque solo sea un poco holgado, el perro podría revolverse y quitárselo parcialmente, y que pase algo así mientras conduces es peligroso.

Es muy común ver a perros, especialmente grandes, en el maletero o sueltos en la parte de atrás. En principio, esto no se puede hacer y la policía podría multarte.

Te damos algunas recomendaciones para viajar en un coche con un perro de la forma más segura posible, además de lo que ya te hemos contado:

  • Si tu perro se pone nervioso, puedes plantearte darle algún relajante natural que te recomiende el veterinario. 
  • Es recomendable que el perro no coma en las horas previas al viaje. 
  • Sácalo a pasear un buen rato antes del viaje. 
  • Mete al perro en el coche una vez hayas cargado todo lo que necesitas para el viaje. Si entra primero, puede ponerse nervioso innecesariamente.
  • Lleva agua.

Si tienes que dejar al perro solo en el coche (por ejemplo, para repostar gasolina), procura que sea durante poco tiempo y deja las ventanas un poco abiertas

 Un perro metido en el maletero de un coche


Viajar en bus

Algunas compañías de autobús permiten que lleves perros contigo. Por ejemplo, Alsa tiene un apartado en su web donde explica las recomendaciones para viajar de manera segura con la mascota en autobús y lo que el dueño o dueña debe cumplir. Partamos de la base de que los perros grandes no están permitidos, ya que todo animal debe ir dentro de un transportín.

Requisitos de Alsa:

  • El perro debe ser mayor de 12 semanas de edad.
  • Debe llevar implantado el microchip de reconocimiento.
  • Debe ir acompañado de la documentación que lo identifique y debe tener todas las vacunas obligatorias al día.
  • Debe estar desparasitado.
  • Debe estar completamente sano, sin heridas y capaz de moverse por sí solo.
  • No se permitirá el transporte de hembras embarazadas ni tampoco que acaben de dar a luz (requieren que haya pasado una semana desde el parto).
  • El animal debe ir en un transportín rígido.

Alsa también hace varias recomendaciones para viajar con seguridad con el perro:

  • Llevar al perro al veterinario al menos una semana antes del viaje. De esta manera te aseguras de que el animal está sano.
  • Bañar al animal el día anterior, para evitar malos olores.
  • No dar de comer al perro al menos 6 horas antes del viaje, especialmente para evitar mareos
  • Pasear al animal al menos 30 minutos antes del viaje para intentar que haga todas sus necesidades antes de entrar en el autobús.
  • Llevar un juguete en del transportín para que se entretenga. 
  • Llevar un bebedero de agua para el viaje.
  • También es recomendable que el perrito lleve una placa de identificación, por si en algún momento se pierde, al igual que llevar a mano el contacto del veterinario por si ocurriera cualquier urgencia.

 

Viajar en tren

Los trenes son un poco más permisivos que los autobuses. Sobre todo, porque permiten viajar a perros más grandes, siempre y cuando lleven un bozal y estén atados. Renfe explica en su web cómo deben viajar los perros:

  • Todo animal de compañía que sea pequeño puede viajar sin problemas, aunque sí dentro de un transportín.
  • Los perros no pueden pesar más de 10 kg
  • Las medidas máximas de los transportines son de 60x35x35 cm
  • Se permite el máximo de una mascota por persona

 

Viajar en avión

Debido a la gran cantidad de compañías, cada una puede incluir normas de seguridad particulares, a pesar de que haya una normativa general. Lo que está contemplado de manera global para los animales es el viaje en cabina o en bodega.

En cabina:

  • La cabina es solo para animales pequeños, como gatos o perros de razas pequeñas.
  • Siempre deben ir en un transportín de no más de siete kilos, y con unas dimensiones no superiores a 33x19 cm.

En bodega:

Si el perrito excede el peso o tamaño que se exige para mantener la seguridad en la cabina, deberá viajar en la bodega del avión. Allí, el perro también debe ir en un transportín o jaula de hasta 45 kilos entre animal y contenedor, y este no debe superar los 115 cm de altura.

Nota: los perros reconocidos como razas potencialmente peligrosas (PPP) no podrán viajar en el avión.


Viajar en barco

En los barcos y ferris, las medidas de seguridad son muy firmes a la hora de viajar con perros. Independientemente de su tamaño, todos deben ir en jaulas. Normalmente, tanto los ferris como los barcos de pasajeros tienen una zona para almacenar las jaulas. Los animales harán todo el viaje en esa zona y siempre dentro de su jaula.

Los dueños del perrito pueden visitar la zona para mascotas, aunque no cada vez que quieran. Para viajes de menos de cuatro horas, se puede hacer una visita, y en viajes de más horas, se puede hacer hasta dos visita