¿Mi seguro médico cubre la rinoplastia? - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

232 visitas

¿Mi seguro médico cubre la rinoplastia?

mujer respirando tras rinoplastia

Una rinoplastia es una cirugía que se realiza para modificar la forma y/o la funcionalidad de la nariz. Dependiendo del tipo de póliza que tengas contratada y del tipo de rinoplastia a la que vayas a someterte, tu seguro médico sí podría cubrir la intervención.

Ahondamos en las particularidades de esta operación de nariz y en los casos en los que está cubierta por el seguro de salud.


Qué es una rinoplastia

Una rinoplastia es una operación de nariz. Habrás oído hablar de este tipo de intervenciones con fines estéticos: a través de este procedimiento se puede cambiar la forma o el tamaño de la nariz, mejorando su aspecto externo o interno. Tabique, cartílagos y orificios se modifican para corregir imperfecciones, incrementar la armonía nasal o adaptarla más a los cánones estéticos.

Sin embargo, la rinoplastia no es solo eso. Esta operación también se puede realizar con finalidades estrictamente relacionadas con la salud, es decir, para solucionar problemas respiratorios, molestias, deformidades congénitas o generadas a raíz de un accidente, lesiones o traumatismos, etcétera.

 

¿El seguro de salud cubre la rinoplastia?

rinoplastia 

Un buen seguro de salud podría cubrir una rinoplastia en estas circunstancias: 

  • Los fines deben ser médicos: ningún seguro de salud cubre una rinoplastia con fines estéticos. Ni la cirugía ni la medicina estética están incluidas en las pólizas médicas.
  • Dentro de los límites prefijados en la póliza.
  • Siempre y cuando haya sido prescrita por un profesional del cuadro médico de la aseguradora.
  • Siempre y cuando haya sido aprobada por la propia compañía.

Si tienes problemas respiratorios y necesitas someterte a una intervención, lo mejor que puedes hacer es revisar las condiciones de tu seguro de salud. Lo normal es que, si se trata de un seguro completo, sí te cubra la rinoplastia, al igual que te cubriría otro tipo de intervenciones médicas, como una operación de menisco o la extirpación de un tumor.

Presta especial atención a si la operación está cubierta en su totalidad o solo un porcentaje, cuáles son los límites prefijados en la póliza (la cantidad máxima que te cubre el seguro) y a los periodos de carencia (el tiempo que debe pasar desde que contratas tu seguro hasta que puedes acceder a todas las garantías).



Rinoplastias con fines médicos más comunes

 Como decíamos, la rinoplastia es una intervención habitual para tratar problemas respiratorios. En las rinoplastias con fines médicos más comunes se tratan o corrigen patologías que generan una obstrucción nasal y que, por tanto, impidan respirar con normalidad.

 Estas patologías pueden ser congénitas, es decir, de nacimiento; o bien provocadas por un accidente, una lesión o una enfermedad. Los casos más comunes son:


1. Rinoplastia de tabique desviado

 El tabique nasal desviado impide que la persona que lo sufre respire de forma normal. Puede ser un problema de nacimiento o derivado de algún traumatismo.

2. Rinoplastia para eliminar quistes o tumores

Un quiste o un tumor en la nariz pueden actuar como un tapón y, por tanto, impedir la respiración normal. Hay que extraerlos y analizarlos para corroborar si son de naturaleza benigna o maligna.

3. Rinoplastia para corregir una obstrucción nasal congénita

Las fosas nasales pueden estar obstruidas de nacimiento, por posibles deformidades en los huesos. La estenosis de abertura piriforme y la atresia coanal son dos anomalías relativamente comunes que se deben tratar a través de una cirugía de nariz.


No respiro bien, ¿qué hago?

 Los problemas respiratorios pueden acarrear graves consecuencias, entre ellas:

  • Problemas de oxigenación sanguínea: no respirar bien puede reducir tus niveles de oxígeno en sangre, lo que es extremadamente peligroso para tu salud.
  • Apnea del sueño.
  • Ronquidos.
  • Infecciones bronquiales y pulmonares: cuando respiras, tu nariz actúa como un filtro para que el aire llegue a tus bronquios y pulmones en las mejores condiciones. Además, adecua su temperatura y sus niveles de humedad. ¿Qué pasa cuando no respiras bien por la nariz? Que respiras por la boca, claro. Toda esa labor nasal se pierde, lo que puede derivar en infecciones.

Si no respiras bien, no lo dudes, acude a un otorrinolaringólogo/a, especialista en nariz, garganta y oído. Esta persona te dará un diagnóstico de lo que te ocurre y el tratamiento más adecuado para tu caso. Ten en cuenta que cabe la posibilidad de que no necesites una intervención quirúrgica y que haya tratamientos alternativos. En cualquier caso, cuida siempre de tu salud nasal.

Si cuentas con un seguro médico con cuadro médico , el proceso será mucho más rápido, sencillo y eficaz. Es una de las grandes ventajas de las aseguradoras, que suelen ofrecer buenos cuadros médicos completos, con especialistas reputados en su campo, y que los procedimientos son ágiles, tanto en términos de consultas, como de pruebas diagnósticas (muchas de ellas, también cubiertas dentro de la póliza). 


✅ Puede interesarte:

Cómo configurar el APN de Vodafone.

Qué temperatura aguanta una bombona de butano.

Contraseña wifi Vodafone: ¿cómo cambiarla?

Home Noticias

Seguros

232 visitas

¿Mi seguro médico cubre la rinoplastia?

mujer respirando tras rinoplastia

Una rinoplastia es una cirugía que se realiza para modificar la forma y/o la funcionalidad de la nariz. Dependiendo del tipo de póliza que tengas contratada y del tipo de rinoplastia a la que vayas a someterte, tu seguro médico sí podría cubrir la intervención.

Ahondamos en las particularidades de esta operación de nariz y en los casos en los que está cubierta por el seguro de salud.


Qué es una rinoplastia

Una rinoplastia es una operación de nariz. Habrás oído hablar de este tipo de intervenciones con fines estéticos: a través de este procedimiento se puede cambiar la forma o el tamaño de la nariz, mejorando su aspecto externo o interno. Tabique, cartílagos y orificios se modifican para corregir imperfecciones, incrementar la armonía nasal o adaptarla más a los cánones estéticos.

Sin embargo, la rinoplastia no es solo eso. Esta operación también se puede realizar con finalidades estrictamente relacionadas con la salud, es decir, para solucionar problemas respiratorios, molestias, deformidades congénitas o generadas a raíz de un accidente, lesiones o traumatismos, etcétera.

 

¿El seguro de salud cubre la rinoplastia?

rinoplastia 

Un buen seguro de salud podría cubrir una rinoplastia en estas circunstancias: 

  • Los fines deben ser médicos: ningún seguro de salud cubre una rinoplastia con fines estéticos. Ni la cirugía ni la medicina estética están incluidas en las pólizas médicas.
  • Dentro de los límites prefijados en la póliza.
  • Siempre y cuando haya sido prescrita por un profesional del cuadro médico de la aseguradora.
  • Siempre y cuando haya sido aprobada por la propia compañía.

Si tienes problemas respiratorios y necesitas someterte a una intervención, lo mejor que puedes hacer es revisar las condiciones de tu seguro de salud. Lo normal es que, si se trata de un seguro completo, sí te cubra la rinoplastia, al igual que te cubriría otro tipo de intervenciones médicas, como una operación de menisco o la extirpación de un tumor.

Presta especial atención a si la operación está cubierta en su totalidad o solo un porcentaje, cuáles son los límites prefijados en la póliza (la cantidad máxima que te cubre el seguro) y a los periodos de carencia (el tiempo que debe pasar desde que contratas tu seguro hasta que puedes acceder a todas las garantías).



Rinoplastias con fines médicos más comunes

 Como decíamos, la rinoplastia es una intervención habitual para tratar problemas respiratorios. En las rinoplastias con fines médicos más comunes se tratan o corrigen patologías que generan una obstrucción nasal y que, por tanto, impidan respirar con normalidad.

 Estas patologías pueden ser congénitas, es decir, de nacimiento; o bien provocadas por un accidente, una lesión o una enfermedad. Los casos más comunes son:


1. Rinoplastia de tabique desviado

 El tabique nasal desviado impide que la persona que lo sufre respire de forma normal. Puede ser un problema de nacimiento o derivado de algún traumatismo.

2. Rinoplastia para eliminar quistes o tumores

Un quiste o un tumor en la nariz pueden actuar como un tapón y, por tanto, impedir la respiración normal. Hay que extraerlos y analizarlos para corroborar si son de naturaleza benigna o maligna.

3. Rinoplastia para corregir una obstrucción nasal congénita

Las fosas nasales pueden estar obstruidas de nacimiento, por posibles deformidades en los huesos. La estenosis de abertura piriforme y la atresia coanal son dos anomalías relativamente comunes que se deben tratar a través de una cirugía de nariz.


No respiro bien, ¿qué hago?

 Los problemas respiratorios pueden acarrear graves consecuencias, entre ellas:

  • Problemas de oxigenación sanguínea: no respirar bien puede reducir tus niveles de oxígeno en sangre, lo que es extremadamente peligroso para tu salud.
  • Apnea del sueño.
  • Ronquidos.
  • Infecciones bronquiales y pulmonares: cuando respiras, tu nariz actúa como un filtro para que el aire llegue a tus bronquios y pulmones en las mejores condiciones. Además, adecua su temperatura y sus niveles de humedad. ¿Qué pasa cuando no respiras bien por la nariz? Que respiras por la boca, claro. Toda esa labor nasal se pierde, lo que puede derivar en infecciones.

Si no respiras bien, no lo dudes, acude a un otorrinolaringólogo/a, especialista en nariz, garganta y oído. Esta persona te dará un diagnóstico de lo que te ocurre y el tratamiento más adecuado para tu caso. Ten en cuenta que cabe la posibilidad de que no necesites una intervención quirúrgica y que haya tratamientos alternativos. En cualquier caso, cuida siempre de tu salud nasal.

Si cuentas con un seguro médico con cuadro médico , el proceso será mucho más rápido, sencillo y eficaz. Es una de las grandes ventajas de las aseguradoras, que suelen ofrecer buenos cuadros médicos completos, con especialistas reputados en su campo, y que los procedimientos son ágiles, tanto en términos de consultas, como de pruebas diagnósticas (muchas de ellas, también cubiertas dentro de la póliza). 


✅ Puede interesarte:

Cómo configurar el APN de Vodafone.

Qué temperatura aguanta una bombona de butano.

Contraseña wifi Vodafone: ¿cómo cambiarla?