¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

¿Cuál es la mejor edad para contratar un seguro de salud?

Abuelo, hijo y nieto sentados en el sofá con un portátil

¿Cuál es la mejor edad para contratar un seguro de salud? Tengas la edad que tengas, es probable que te hagas esta pregunta.

Antes de nada, y para tu tranquilidad, es importante que sepas que hoy día existen seguros adaptados a casi todas las edades.

¿Si soy joven para qué quiero un seguro de salud?

Es cierto, y las aseguradoras lo saben mejor que nadie, que el buen estado físico suele estar relacionado con la edad. Sin embargo, no es menos cierto que todos estamos expuestos a sufrir determinadas enfermedades o accidentes. Tal vez necesitemos asistencia en el extranjero, etc.

La sanidad privada ayuda a aliviar la presión sanitaria de la seguridad social y, a sus clientes, les evita largas colas de espera. Esto, a cualquier edad, es una ventaja indiscutible.

El precio del seguro tenderá a variar en función del historial del paciente, su edad y el tipo de coberturas contratadas. Por tanto a menor edad, más barata será la prima del seguro. Aunque obviamente, el precio depende de otros muchos factores como la cantidad de coberturas contratadas,  entre otros.

En este artículo, la edad es el criterio que vamos a intentar desgranar.

Nos fijaremos en dos aspectos: ¿existe una edad límite para contratar un seguro médico? ¿Por qué son tan importantes los periodos de carencia?

¿Existe una edad límite para contratar un seguro de salud?

Muchas aseguradoras establecen un límite de edad de contratación que suele situarse entre los 60 y los 65 años. Sin embargo, un buen número de compañías de seguros importantes han incorporado a su cartera de servicios pólizas para casi cualquier edad.

Los seguros de salud para seniors suelen suprimir la cobertura de hospitalización y, sin embargo, pueden incorporar un amplio cuadro médico, servicios de urgencia y coberturas ex profeso como la de geriatría.

No obstante, recordemos que cada aseguradora tiene sus propios criterios para asegurar o no a cada cliente.

La importancia de los periodos de carencia

Los periodos de carencia son aquellos plazos durante los cuales no podemos acceder a determinados servicios, desde el momento de contratación de la póliza. 

Por ejemplo, las intervenciones quirúrgicas suelen estar sujetas a periodos de carencia. Así, mi seguro de salud podría establecer una carencia de dos años para este tipo de intervenciones.

¿Qué conclusión debemos extraer de aquí? Que cuanto antes contrates tu seguro, antes terminarán tus carencias, y podrás disfrutar de tus coberturas sin este inconveniente. Objetivamente, serás más mayor, por lo que, la probabilidad de usar tu seguro con más frecuencia se incrementa.

¿Cuál es el segmento de edad con más asegurados en España?

Para que nos hagamos una idea de que los seguros de salud no son solo para jóvenes, prestemos atención a las estadísticas de la patronal del Seguro en España, UNESPA.

En su informe de El Seguro de Salud de 2019 destaca que las personas mayores de 50 años suponen el 38% de los españoles con póliza de salud. El 47% estaría asegurado por el sistema de mutualidades profesionales y el 31% mediante un seguro de salud privado. 

Esto equivale a que una de cada tres personas mayores de 50 en España disfruta de un seguro médico privado.

¿Cuándo es mejor contratar un seguro de salud?

Después de todo lo que hemos visto, probablemente, ya tienes claro que ser joven o más mayor no es un factor decisivo para descartar la contratar un seguro de salud

Retomemos los principales aspectos que hemos visto: 

  1. Ser joven no nos convierte en superhéroes inmunes a cualquier patología o accidente.
  2. Pasar periodos de carencia a edades tempranas facilita que tengamos todas las coberturas contratadas disponibles a mayor edad. 
  3. Pasar la cincuentena no significa que no puedas estar asegurado. Una porción importante de los asegurados de nuestro país tienen esa edad. 

Solo falta encontrar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades, y para ello, la mejor opción es utilizar un comparador o hablar con un asesor especializado.

Tecnología
Finanzas
Energía
Ahorro Del Hogar
Internet
Móvil
Televisión
Seguros
Ocio
Home Noticias

Seguros

¿Cuál es la mejor edad para contratar un seguro de salud?

Abuelo, hijo y nieto sentados en el sofá con un portátil

¿Cuál es la mejor edad para contratar un seguro de salud? Tengas la edad que tengas, es probable que te hagas esta pregunta.

Antes de nada, y para tu tranquilidad, es importante que sepas que hoy día existen seguros adaptados a casi todas las edades.

¿Si soy joven para qué quiero un seguro de salud?

Es cierto, y las aseguradoras lo saben mejor que nadie, que el buen estado físico suele estar relacionado con la edad. Sin embargo, no es menos cierto que todos estamos expuestos a sufrir determinadas enfermedades o accidentes. Tal vez necesitemos asistencia en el extranjero, etc.

La sanidad privada ayuda a aliviar la presión sanitaria de la seguridad social y, a sus clientes, les evita largas colas de espera. Esto, a cualquier edad, es una ventaja indiscutible.

El precio del seguro tenderá a variar en función del historial del paciente, su edad y el tipo de coberturas contratadas. Por tanto a menor edad, más barata será la prima del seguro. Aunque obviamente, el precio depende de otros muchos factores como la cantidad de coberturas contratadas,  entre otros.

En este artículo, la edad es el criterio que vamos a intentar desgranar.

Nos fijaremos en dos aspectos: ¿existe una edad límite para contratar un seguro médico? ¿Por qué son tan importantes los periodos de carencia?

¿Existe una edad límite para contratar un seguro de salud?

Muchas aseguradoras establecen un límite de edad de contratación que suele situarse entre los 60 y los 65 años. Sin embargo, un buen número de compañías de seguros importantes han incorporado a su cartera de servicios pólizas para casi cualquier edad.

Los seguros de salud para seniors suelen suprimir la cobertura de hospitalización y, sin embargo, pueden incorporar un amplio cuadro médico, servicios de urgencia y coberturas ex profeso como la de geriatría.

No obstante, recordemos que cada aseguradora tiene sus propios criterios para asegurar o no a cada cliente.

La importancia de los periodos de carencia

Los periodos de carencia son aquellos plazos durante los cuales no podemos acceder a determinados servicios, desde el momento de contratación de la póliza. 

Por ejemplo, las intervenciones quirúrgicas suelen estar sujetas a periodos de carencia. Así, mi seguro de salud podría establecer una carencia de dos años para este tipo de intervenciones.

¿Qué conclusión debemos extraer de aquí? Que cuanto antes contrates tu seguro, antes terminarán tus carencias, y podrás disfrutar de tus coberturas sin este inconveniente. Objetivamente, serás más mayor, por lo que, la probabilidad de usar tu seguro con más frecuencia se incrementa.