10 consejos para una mudanza efectiva - Tarify
Ahorro del hogar

10 consejos para una mudanza efectiva (y no morir en el intento)

Síguenos en:

¿Quieres una mudanza rápida y eficaz? Con estos consejos se te hará muy llevadera. 3, 2, 1… ¡Comenzamos!

¿Tu casa se te ha quedado pequeña? Ha llegado el momento de mudarse. Tranquil@, no te agobies. Keep calm and relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor. Hoy, en Tarify, te ofrecemos 10 tips para que tu mudanza sea algo liviano, pasajero y… ¡divertido!

1. Haz una lista

lista-mudanza

Vale, lo primero que tienes que tener en cuenta para no agobiarte en una mudanza es la organización. Tatúate esta palabra en la frente, vas a necesitarla a lo largo de todo el proceso.

Aunque vivas en un apartamento a la hora de mudarte, saldrán ciento cincuenta millones de cosas, tal y como si fueses inquilino en el Palacio de Buckingham. Por tanto, lo más sensato será efectuar una lista con TODO lo que deseamos llevarnos a nuestro nuevo hogar.

Nuestra recomendación es que te organices por habitaciones y comiences con los elementos grandes: muebles, electrodomésticos, electrónica y demás. Por ejemplo:

✅ Salón: sofás, mesas, sillas, lámparas, televisión, equipo de música, etcétera.

Una vez tengas el grosso en una lista (sí, sabemos que no se te va a olvidar la tele, pero está bien hacer una checklist), es hora de organizar las cosas pequeñas (las más fáciles de olvidar y, sobre todo, de perder).

Con cosas pequeñas nos referimos a: fotografías, libros, elementos decorativos, etcétera.

2. Clasifica y haz limpieza

Tenemos una noticia un poco amarga. En tu mudanza, tendrás que hacer balance de lo que quieres y no puedes llevarte. Muy probablemente no todo lo que quieras llevarte tenga un lugar en tu nuevo hogar.

Por eso, cuando te embarques en la difícil tarea de clasificar, toma las decisiones en base al futuro. ¿Realmente necesito esta cinta mecánica si el nuevo edificio tiene gimnasio? ¡Dale una vuelta!

Además, esto te servirá para hacer limpieza. Lo que no puedas llevarte o decidas que se queda no tiene por qué acabar en la basura. Existen alternativa para darle una nueva oportunidad a los artículos:

  • Puedes donarlos a una ONG, así ayudarás a personas que no tienen recursos.
  • Puedes subirlos a una aplicación para vender lo que necesites. En este post te recomendamos algunas de las más interesantes. ¿A quién no le encanta ganarse un dinerillo extra?

⭐ También puede interesarte:

Tu casa y otros sitios donde puedes cargar un coche eléctrico.

¿Cómo detectar fugas de agua en casa fácilmente?

¿Cuál es la diferencia entre el butano y el propano?

logo ganaenergia
 
Luz 2.0TD Online TG
Sin horarios: mismo precio las 24 horas
Luz a precio fijo
Te asesoramos al elegir tu tarifa
 
Sin permanencia
Sin servicios o costes adicionales
Sin subidas de precio al renovar
 
47
,93*
€/mes
 
Ver detalles


3. Embalaje, siempre con estrategia

cajas-apiladas-salon

Cajas, cajas y más cajas. Esto es lo que más a ver a tu alrededor durante unas semanas. Por eso, para no acabar hipnotizad@ con tanto cartón de por medio, lo más sensato es que plantees una estrategia de embalaje.

¿Cómo se hace esto? Pues mira, sencillo no es. No te vamos a mentir. Pero he aquí dos tips que pueden serte de gran utilidad:

Utiliza cajas de distintos colores para cada habitación. Por ejemplo, marrón para la cocina, amarilla para las habitaciones y roja para el baño. Así sabrás en todo momento dónde metiste el cepillo de dientes.

Compra cajas rígidas. Para evitar cualquier accidente que destruya tu preciada escultura de cristal de Murano, lo más recomendable es que utilices cajas rígidas y siempre recubiertas de papel de periódico y mucho, mucho papel de burbuja.

4. Rotulador y… ¡a etiquetar!

Vale, siguiendo el hilo del embalaje… las cajas de colores te servirán para identificar la habitación, pero no lo que hay en su interior. A no ser que tengas visión rayos X, en ese caso. ¡Enhorabuena, tienes mucho trabajo hecho!

Sin embargo, si eres como el resto de los mortales y quieres encontrar las cosas a la primera… coge un rotulador de punta gruesa y etiqueta las cajas.

Recomendación: evita las palabras ambiguas. Sé lo más concret@ posible. De esta forma sabrás rápidamente cuál es el contenido de la caja. Ganarás tiempo y calidad de vida.

5. Selecciona los objetos más frágiles

embalaje-mudanza

Obviamente, no te vas a angustiar por cómo trata la empresa de mudanzas la caja con los cojines, las almohadas y demás objetos blanditos. ¡Lógicamente! Te vas a preocupar por la vajilla que te regalaron en tu boda, los artículos de electrónica y otros enseres frágiles.

❗ Para evitar un susto innecesario, puedes optar por dos vías. Utilizar un embalaje especial para este tipo de elementos. Recuerda que siempre tienen que estar amortiguados por papel de burbujas u otro. Además, es imprescindible que incluyas la palabra frágil bien a la vista.

Transportar tú mism@ los objetos de más valor o de carácter frágil. Si tienes vehículo propio, esta es la mejor solución. ¿El motivo? Sabrás cómo tratas la caja desde el punto X al punto Y.

6. Las cosas importantes, a buen recaudo

Aparte de los objetos frágiles, en una vivienda acumulamos ciertas cosas que tienen un valor especial o que son muy importantes en nuestra vida. Hablamos del papeleo: escrituras de la vivienda, libro de familia, facturas, pasaportes, etcétera.

Aunque vivimos en la era tecnológica y, prácticamente, todo esta informatizado. Aún existen ciertos documentos en formato impreso que tendrás que guardar a buen recaudo.

Para evitar que se traspapele cualquier documento y acabe en la basura, compra una carpeta de colores y divídelo por secciones. Por ejemplo, carpeta roja para la vivienda, carpeta azul para facturas, carpeta verde para documentación de la unidad familiar.

logo ganaenergia
 
Tarifa RL.1 sin más
Gas a precio de coste
Paga solo por lo que consumas
 
Sin permanencia
Sin servicios adicionales ni seguros
Sin subidas de precio al renovar
 
24
,33*
€/mes
 
Ver detalles
Logo Hola Luz
 
Cuota según consumo
Paga por lo que consumes
Te damos el precio final
 
Tú tienes el control, recibirás una prefactura para que compruebes que la lectura y el importe son correctos
 
41
,94*
€/mes
 
Ir a la oferta


7. ¿Qué pasa con los objetos pesados?

¿Tu nueva casa está completamente vacía? No dejes el frigorífico ni la lavadora solamente porque vivas en un quinto. ¡Busca alternativas! Si te los llevas, te ahorrarás un dineral en nuevos electrodomésticos.

Eso sí, antes de tomar la decisión, habla con el presidente o presidenta de tu comunidad de propietari@s. Algunos edificios no permiten el uso de los ascensores para mudanzas. Tendrás que hacer un listado de lo que vas a transportar, comprobar el peso y el tamaño y, después, verificar si el ascensor está preparado para aguantar esa carga.

En caso negativo, puedes alquilar un elevador. Compara precios en internet, existen cientos de empresas especializadas y los precios varían mucho de unas a otras. ¡Que no te la den con queso!

8. Desmonta los muebles

¿Amante de IKEA? ¡Tienes mucho recorrido! Te recomendamos que los muebles que sean fácilmente desmontables, los apiles en pequeñas porciones y por cajas. Así evitarás que cualquier golpe en el traslado acabe con la vida de tu preciosa cómoda blanca Koppang.

¿La desventaja? Que luego tendrás que volver a montar todos los muebles. Plantéatelo como una tarde diferente en familia. Organizaos por habitaciones y acabaréis en un santiamén.

9. Prepara un paquete de emergencia

Las mudanzas son periodos largos, cansados y algo tediosos. Por eso insistimos tanto en la organización. Sigas viviendo en tu casa habitual o estés en un hotel, necesitarás una serie de enseres personales importantes.

En este sentido, conviene que prepares un kit de supervivencia/emergencia. ¿Qué incluir en este paquete? Nosotros meteríamos lo siguiente:

❗ Medicamentos.

❗ Productos de higiene y algo de ropa.

❗ Cargador del teléfono.

❗ Documentación: DNI, tarjetas de crédito y carné de conducir.

❗ Papeleo relativo a la mudanza, la nueva vivienda y otros documentos de interés.

10. Paciencia y positividad

Son muchos los motivos que pueden impulsar una mudanza: necesidad de mayor espacio, un cambio laboral una situación económica adversa, un divorcio… Pero todas tienen tienen un eje común: son una fuente de estrés y ansiedad.

Y no solo el mero hecho de la organización de los paquetes y el transporte, también el cambio de situación y de vivienda. Son motivos que pueden generar una inestabilidad emocional.

¿Cómo evitar esto? Tómate la mudanza como algo esporádico y divertido. Apóyate en tus seres queridos, invita a amig@s a que te ayuden. Pon como colofón a un día de embalaje, un buen vino y una cata de quesos. ¡Eso anima a cualquiera!

Positividad, paciencia y confianza en un@ mism@. Tres aspectos que deberás grabar a fuego si no quieres que la situación te sobrepase. Recuerda, una mudanza es solo un pequeño periodo de tu vida, después todo volverá a la normalidad.

Aun así, si la situación te sobrepasa, siempre puedes acudir a un profesional que te ayude en este sentido. Los psicólogos de los seguros de salud son un gran apoyo. ¿No tienes póliza? En Tarify tenemos las mejores ofertas y solo trabajamos con las compañías de mayor renombre. ¡Accede a este enlace para más información!

⭐ Tal vez te interese:

Novedades octubre Netflix.

Vodafone lanza datos casi ilimitados para competir con Yoigo.

Cómo saber si un móvil es robado.