¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Cobertura de reposición de documentos en el seguro del hogar

documento-quemado-fuego

Renovar documentos públicos es una tarea tediosa. Por eso, te recomendamos incluir la cobertura de reposición de documentos en tu póliza del hogar. 

En España, contratar un seguro del hogar no es obligatorio, pero sí es especialmente recomendable. ¿Quieres exponer tus bienes más preciados? Protégelos con una póliza a medida. Hoy, te explicamos en qué consiste una de sus coberturas, la de reposición de documentos.

En casa, lo más seguro posible

En las viviendas, con el paso del tiempo, se acumulan cientos de objetos. Algunos de valor real, otros de valor personal y otros con valor administrativo.

Apostamos a que tienes una pieza de arte, una fotografía familiar a la que tienes especial cariño y, también, un cajón repleto de documentos que ni tú mism@ sabrías identificar pero que solo conocer su ubicación te tranquiliza.

Independientemente de su valor, como es lógico, querrás protegerlos de cualquier contingencia que pueda producirse. Aquí es donde mueve su ficha el seguro multirriesgo de hogar.

¿Quieres hacerle jaque mate a los siniestros? Configura tu póliza de la forma más completa posible. Desde garantías básicas de robo e incendio, hasta aquellas más desconocidas, como la reposición de documentos. ¡Nunca sabes lo que puede ocurrir!

Documentación importante

A lo largo de nuestra vida, obtenemos un gran número de documentos. La mayoría de ellos son importantes para resolver cuestiones del día a día, como por ejemplo, el Documento Nacional de Identidad.

Actualmente, algunos de ellos se pueden guardar en formato digital. Si bien, si eres de esas personas que aún prefiere el formato tradicional, te desglosamos algunos de los más representativos:

Documentos oficiales

  • Fotocopias de los Documentos Nacionales de Identidad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Pasaportes de todos los integrantes de la vivienda.
  • Partida de nacimiento de los hijos.
  • Libro de Familia.
  • Certificado de matrimonio.

Documentos administrativos

  • Contratos de trabajo.
  • Datos de la seguridad social.
  • Nóminas.
  • Impuestos y tasas, por ejemplo, una copia de la Declaración de la Renta.
  • Multas.

Documentos financieros

  • Cartillas bancarias.
  • Contratos de cuentas bancarias.
  • Contratos de inversiones.

Documentos relacionados con la vivienda

  • Contrato de hipoteca.
  • Contrato de alquiler de la vivienda.
  • Seguros relacionados con la vivienda.
  • Documento de IBI.
  • Contratos de suministros y servicios.
  • Recibos de la comunidad de vecinos.
  • Facturas.

Documentos relacionados con los vehículos

  • Contrato de compra del vehículo.
  • Contrato de renting o leasing del vehículo.
  • Seguros relacionados con el vehículo.
  • Revisiones.
  • Impuesto de circulación.
  • Documento de la ITV.

Documentos médicos

  • Historiales médicos.
  • Cartilla de vacunaciones.
  • Seguros médicos.
  • Información médica importante, como por ejemplo, grupo sanguíneo, enfermedades congénitas, alergias, etcétera.

Documentos relativos a la educación

  • Títulos.
  • Notas.
  • Documentación de admisión en centros educativos.
  • Resguardo de pago, en caso de centros privados.

Cobertura de reposición de documentos

Como ves, la lista de documentos es extensa, igual que la cantidad de situaciones que podrían dañarlos. Por eso, la mejor forma de proteger tus archivos es contratando un seguro de hogar con cobertura de reposición de documentos.

Esta cobertura garantiza la reposición de documentos ante pérdida o daño, siempre que se hayan producido por un siniestro amparado por las garantías de daños materiales.

¿Cómo funciona la cobertura? La entidad aseguradora se hará cargo de los gastos necesarios para el restablecimiento o expedición de duplicados de documentos personales. Eso sí, deben ser de carácter público.

Imagina que se produce un incendio en tu vivienda que, además de dañar considerablemente el continente y gran parte del contenido del inmueble, destruye el armario donde tenías la escritura de la casa, los pasaportes, el libro de familia, entre otros muchos. ¡Ningún problema! La cobertura de reposición de documentos se hará cargo de todo.

Tecnología
Finanzas
Energía
Ahorro Del Hogar
Internet
Móvil
Televisión
Seguros
Ocio
Home Noticias

Seguros

Cobertura de reposición de documentos en el seguro del hogar

documento-quemado-fuego

Renovar documentos públicos es una tarea tediosa. Por eso, te recomendamos incluir la cobertura de reposición de documentos en tu póliza del hogar. 

En España, contratar un seguro del hogar no es obligatorio, pero sí es especialmente recomendable. ¿Quieres exponer tus bienes más preciados? Protégelos con una póliza a medida. Hoy, te explicamos en qué consiste una de sus coberturas, la de reposición de documentos.

En casa, lo más seguro posible

En las viviendas, con el paso del tiempo, se acumulan cientos de objetos. Algunos de valor real, otros de valor personal y otros con valor administrativo.

Apostamos a que tienes una pieza de arte, una fotografía familiar a la que tienes especial cariño y, también, un cajón repleto de documentos que ni tú mism@ sabrías identificar pero que solo conocer su ubicación te tranquiliza.

Independientemente de su valor, como es lógico, querrás protegerlos de cualquier contingencia que pueda producirse. Aquí es donde mueve su ficha el seguro multirriesgo de hogar.

¿Quieres hacerle jaque mate a los siniestros? Configura tu póliza de la forma más completa posible. Desde garantías básicas de robo e incendio, hasta aquellas más desconocidas, como la reposición de documentos. ¡Nunca sabes lo que puede ocurrir!

Documentación importante

A lo largo de nuestra vida, obtenemos un gran número de documentos. La mayoría de ellos son importantes para resolver cuestiones del día a día, como por ejemplo, el Documento Nacional de Identidad.

Actualmente, algunos de ellos se pueden guardar en formato digital. Si bien, si eres de esas personas que aún prefiere el formato tradicional, te desglosamos algunos de los más representativos:

Documentos oficiales

  • Fotocopias de los Documentos Nacionales de Identidad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Pasaportes de todos los integrantes de la vivienda.
  • Partida de nacimiento de los hijos.
  • Libro de Familia.
  • Certificado de matrimonio.

Documentos administrativos

  • Contratos de trabajo.
  • Datos de la seguridad social.
  • Nóminas.
  • Impuestos y tasas, por ejemplo, una copia de la Declaración de la Renta.
  • Multas.

Documentos financieros

  • Cartillas bancarias.
  • Contratos de cuentas bancarias.
  • Contratos de inversiones.

Documentos relacionados con la vivienda

  • Contrato de hipoteca.
  • Contrato de alquiler de la vivienda.
  • Seguros relacionados con la vivienda.
  • Documento de IBI.
  • Contratos de suministros y servicios.
  • Recibos de la comunidad de vecinos.
  • Facturas.

Documentos relacionados con los vehículos

  • Contrato de compra del vehículo.
  • Contrato de renting o leasing del vehículo.
  • Seguros relacionados con el vehículo.
  • Revisiones.
  • Impuesto de circulación.
  • Documento de la ITV.

Documentos médicos

  • Historiales médicos.
  • Cartilla de vacunaciones.
  • Seguros médicos.
  • Información médica importante, como por ejemplo, grupo sanguíneo, enfermedades congénitas, alergias, etcétera.

Documentos relativos a la educación

  • Títulos.
  • Notas.
  • Documentación de admisión en centros educativos.
  • Resguardo de pago, en caso de centros privados.

Cobertura de reposición de documentos

Como ves, la lista de documentos es extensa, igual que la cantidad de situaciones que podrían dañarlos. Por eso, la mejor forma de proteger tus archivos es contratando un seguro de hogar con cobertura de reposición de documentos.

Esta cobertura garantiza la reposición de documentos ante pérdida o daño, siempre que se hayan producido por un siniestro amparado por las garantías de daños materiales.

¿Cómo funciona la cobertura? La entidad aseguradora se hará cargo de los gastos necesarios para el restablecimiento o expedición de duplicados de documentos personales. Eso sí, deben ser de carácter público.

Imagina que se produce un incendio en tu vivienda que, además de dañar considerablemente el continente y gran parte del contenido del inmueble, destruye el armario donde tenías la escritura de la casa, los pasaportes, el libro de familia, entre otros muchos. ¡Ningún problema! La cobertura de reposición de documentos se hará cargo de todo.