¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Daños estéticos en el seguro del hogar

cocina-blanca-inundada-agua

¿Qué representa un daño estético? Básicamente la reparación o sustitución de un artículo o espacio concreto que haya sido afectado por un daño cubierto por la póliza. Te contamos más.

Cuando adquirimos un bien, queremos cuidarlo hasta la saciedad. Un sentimiento que se incentiva cuando éste tiene un valor considerable, por ejemplo, una vivienda. Para protegerla en un amplio abanico de situaciones, existen productos específicos. Te desglosamos los seguros del hogar con cobertura para daños estéticos. ¡Protege lo que es tuyo!

¿Qué es la cobertura de daños estéticos?

Antes de adentrarnos en la definición de cobertura por daños estéticos es importante definir qué es un daño estético. La mejor forma de entender el concepto es a través de un ejemplo práctico.

Imagina que las tuberías de tu baño tienen grietas que, con el tiempo, se van haciendo más grandes. A raíz de esas roturas, se provocan daños en los azulejos o la grifería o que. a consecuencia de la reparación, el fontanero necesita picar para encontrar el foco del problema. Ante la imposibilidad de igualar los materiales o colores de los elementos del baño, se produce un daño estético. Y como no, querrás subsanarlo para que la diferencia se note lo menos posible.

Es importante diferenciar daño estético (indirecto) de daño directo. El primero es, como decíamos, un perjuicio estético que se produce ante la imposibilidad de encontrar materiales similares a los que tiene el asegurado en su vivienda. El segundo es un daño producido en alguno de los elementos de la vivienda y que quedará cubierto por la aseguradora rápidamente, por ejemplo, un cristal roto a consecuencia de un temporal de granizo.

Entonces, ¿quién se encarga de cubrir este tipo de daños? Los seguros del hogar. Pero no cualquier seguro. Será necesario una póliza que cuente con la cobertura de daños estéticos.

Por tanto, dicha cobertura irá adosada a las coberturas habituales de los seguros multirriesgo de hogar, por ejemplo, daños por agua o incendio. De esta forma, se garantiza que la estética no se verá afectada, guardando uniformidad en cuanto a materiales y colores existentes previamente (siempre que sea posible).

Características de la cobertura por daños estéticos

Los daños estéticos pueden afectar tanto a contenido (todo aquello que se encuentra en el interior de la vivienda) y continente (la estructura de la vivienda y los materiales utilizados). Eso sí, para acceder a esta modalidad, se debe haber producido un siniestro contemplado en la póliza, por ejemplo, un incendio.

Cabe mencionar que, después de un siniestro no se produce una indemnización directa. Esto quiere decir que, como asegurado, tendrás que asumir los costes de la reparación estética y después, acreditarlo a la aseguradora mediante facturas para recibir una compensación económica por dichos daños. Aun así, todo esto depende de la entidad aseguradora con la que tengas contratado el seguro. Consulta las condiciones generales en tu contrato del seguro para ampliar información o ponte en contacto directamente con ellos.

No te olvides del capital máximo establecido: el coste cubierto para los daños estéticos quedará delimitado a capital máximo establecido en las Condiciones Generales del contrato del seguro. Por eso, te recomendamos marcar el límite a la alta para evitar sorpresas desagradables.

Limitaciones y exclusiones

Como en cualquier seguro, existen una serie de limitaciones y exclusiones que debes conocer para, llegado el momento, saber a qué enfrentarte. Te comentamos las más habituales:

Estancias delimitadas

Lo más común es que la entidad aseguradora plantee una limitación por estancias. Esto significa que solo quedará cubierta la habitación afectada. Sin embargo, existen pólizas que garantizan un mayor rango de cobertura para evitar cortes, por ejemplo, en un suelo de parquet.

Antigüedad de los materiales

Por ejemplo, si se viese afectada la grifería y no pudiese reemplazarse por algo idéntico, se buscaría una vía alternativa para causar el mínimo estrago posible. Algunas compañías no cubren grifería con una antigüedad superior a 25 años. Consúltalo antes de contratar esta cobertura.

Hechos accidentales

Otras de las exclusiones más comunes son, daños producidos por hechos accidentales.

Daños a terceros

Los daños a terceros no están cubiertos por la garantía de daños estéticos. Esto significa que si, por una negligencia o un acto ajeno a la voluntad del asegurado, se producen daños en viviendas colindantes que afectan a la estética del inmueble, no quedarán contemplados por la póliza. Si quieres subsanar los daños ocasionados a terceras personas tendrás que recurrir a la cobertura de responsabilidad civil.

Continente: exterior de la vivienda

Los daños estéticos producidos en los elementos del continente situados en el exterior de la vivienda no quedarán cubiertos. Hablamos de tejas, vallas, muros, fachadas, jardines, etcétera.

Duplicados de coberturas

No quedarán cubiertos los elementos protegidos por otra garantía. Lo más común son los daños en los cristales, por ejemplo, las vitrocerámicas o los espejos. Pero también, encimeras de mármol y granito o las placas solares.

Contenido: daños superficiales

Algunos daños producidos en el contenido tampoco quedan contemplados por la cobertura de daños estéticos, véase, los arañazos, ralladuras u otros desperfectos superficiales de carácter leve.

Seguro del hogar: cuanto más completo, más seguro

suelo-salon-charco-agua

Como ves, cuanto más completa esté tu póliza de hogar, mayor rango de situaciones quedarán amparadas. De esta forma, tu hogar mantendrá la estética del primer día. Si aún no tienes un seguro de hogar con cobertura de daños estéticos, lo más recomendable es que estudies entre diferentes compañías y, en base a sus características generales y, sobre todo, a tus necesidades, elijas la que mejor se adapte a tu hogar.

No es lo mismo vivir en un chalé que en una urbanización de apartamentos. Obviamente, la amplitud y el mayor número de bienes se pagan. Sin embargo, independientemente del tamaño de tu vivienda, todas tienen sus particularidades propias y, como no, querrás protegerlas frente a cualquier contingencia.

Un comparador de seguros puede ayudarte en esta ardua tarea. En pocos segundos, puedes conocer toda la información, coberturas y precios. Además, te ofrece la posibilidad de contratar directamente desde el sitio web para evitar esperas innecesarias al teléfono Aun así, si tienes dudas, siempre puedes ponerte en contacto con la aseguradora. Uno de sus agentes especializados te atenderán amablemente y resolverá tus preguntas satisfactoriamente. ¿A qué esperas?

Tecnología
Finanzas
Energía
Ahorro Del Hogar
Internet
Móvil
Televisión
Seguros
Ocio
Home Noticias

Seguros

Daños estéticos en el seguro del hogar

cocina-blanca-inundada-agua

¿Qué representa un daño estético? Básicamente la reparación o sustitución de un artículo o espacio concreto que haya sido afectado por un daño cubierto por la póliza. Te contamos más.

Cuando adquirimos un bien, queremos cuidarlo hasta la saciedad. Un sentimiento que se incentiva cuando éste tiene un valor considerable, por ejemplo, una vivienda. Para protegerla en un amplio abanico de situaciones, existen productos específicos. Te desglosamos los seguros del hogar con cobertura para daños estéticos. ¡Protege lo que es tuyo!

¿Qué es la cobertura de daños estéticos?

Antes de adentrarnos en la definición de cobertura por daños estéticos es importante definir qué es un daño estético. La mejor forma de entender el concepto es a través de un ejemplo práctico.

Imagina que las tuberías de tu baño tienen grietas que, con el tiempo, se van haciendo más grandes. A raíz de esas roturas, se provocan daños en los azulejos o la grifería o que. a consecuencia de la reparación, el fontanero necesita picar para encontrar el foco del problema. Ante la imposibilidad de igualar los materiales o colores de los elementos del baño, se produce un daño estético. Y como no, querrás subsanarlo para que la diferencia se note lo menos posible.

Es importante diferenciar daño estético (indirecto) de daño directo. El primero es, como decíamos, un perjuicio estético que se produce ante la imposibilidad de encontrar materiales similares a los que tiene el asegurado en su vivienda. El segundo es un daño producido en alguno de los elementos de la vivienda y que quedará cubierto por la aseguradora rápidamente, por ejemplo, un cristal roto a consecuencia de un temporal de granizo.

Entonces, ¿quién se encarga de cubrir este tipo de daños? Los seguros del hogar. Pero no cualquier seguro. Será necesario una póliza que cuente con la cobertura de daños estéticos.

Por tanto, dicha cobertura irá adosada a las coberturas habituales de los seguros multirriesgo de hogar, por ejemplo, daños por agua o incendio. De esta forma, se garantiza que la estética no se verá afectada, guardando uniformidad en cuanto a materiales y colores existentes previamente (siempre que sea posible).

Características de la cobertura por daños estéticos

Los daños estéticos pueden afectar tanto a contenido (todo aquello que se encuentra en el interior de la vivienda) y continente (la estructura de la vivienda y los materiales utilizados). Eso sí, para acceder a esta modalidad, se debe haber producido un siniestro contemplado en la póliza, por ejemplo, un incendio.

Cabe mencionar que, después de un siniestro no se produce una indemnización directa. Esto quiere decir que, como asegurado, tendrás que asumir los costes de la reparación estética y después, acreditarlo a la aseguradora mediante facturas para recibir una compensación económica por dichos daños. Aun así, todo esto depende de la entidad aseguradora con la que tengas contratado el seguro. Consulta las condiciones generales en tu contrato del seguro para ampliar información o ponte en contacto directamente con ellos.

No te olvides del capital máximo establecido: el coste cubierto para los daños estéticos quedará delimitado a capital máximo establecido en las Condiciones Generales del contrato del seguro. Por eso, te recomendamos marcar el límite a la alta para evitar sorpresas desagradables.

Limitaciones y exclusiones

Como en cualquier seguro, existen una serie de limitaciones y exclusiones que debes conocer para, llegado el momento, saber a qué enfrentarte. Te comentamos las más habituales:

Estancias delimitadas

Lo más común es que la entidad aseguradora plantee una limitación por estancias. Esto significa que solo quedará cubierta la habitación afectada. Sin embargo, existen pólizas que garantizan un mayor rango de cobertura para evitar cortes, por ejemplo, en un suelo de parquet.

Antigüedad de los materiales

Por ejemplo, si se viese afectada la grifería y no pudiese reemplazarse por algo idéntico, se buscaría una vía alternativa para causar el mínimo estrago posible. Algunas compañías no cubren grifería con una antigüedad superior a 25 años. Consúltalo antes de contratar esta cobertura.

Hechos accidentales

Otras de las exclusiones más comunes son, daños producidos por hechos accidentales.

Daños a terceros

Los daños a terceros no están cubiertos por la garantía de daños estéticos. Esto significa que si, por una negligencia o un acto ajeno a la voluntad del asegurado, se producen daños en viviendas colindantes que afectan a la estética del inmueble, no quedarán contemplados por la póliza. Si quieres subsanar los daños ocasionados a terceras personas tendrás que recurrir a la cobertura de responsabilidad civil.

Continente: exterior de la vivienda

Los daños estéticos producidos en los elementos del continente situados en el exterior de la vivienda no quedarán cubiertos. Hablamos de tejas, vallas, muros, fachadas, jardines, etcétera.

Duplicados de coberturas

No quedarán cubiertos los elementos protegidos por otra garantía. Lo más común son los daños en los cristales, por ejemplo, las vitrocerámicas o los espejos. Pero también, encimeras de mármol y granito o las placas solares.

Contenido: daños superficiales

Algunos daños producidos en el contenido tampoco quedan contemplados por la cobertura de daños estéticos, véase, los arañazos, ralladuras u otros desperfectos superficiales de carácter leve.

Seguro del hogar: cuanto más completo, más seguro

suelo-salon-charco-agua

Como ves, cuanto más completa esté tu póliza de hogar, mayor rango de situaciones quedarán amparadas. De esta forma, tu hogar mantendrá la estética del primer día. Si aún no tienes un seguro de hogar con cobertura de daños estéticos, lo más recomendable es que estudies entre diferentes compañías y, en base a sus características generales y, sobre todo, a tus necesidades, elijas la que mejor se adapte a tu hogar.

No es lo mismo vivir en un chalé que en una urbanización de apartamentos. Obviamente, la amplitud y el mayor número de bienes se pagan. Sin embargo, independientemente del tamaño de tu vivienda, todas tienen sus particularidades propias y, como no, querrás protegerlas frente a cualquier contingencia.

Un comparador de seguros puede ayudarte en esta ardua tarea. En pocos segundos, puedes conocer toda la información, coberturas y precios. Además, te ofrece la posibilidad de contratar directamente desde el sitio web para evitar esperas innecesarias al teléfono Aun así, si tienes dudas, siempre puedes ponerte en contacto con la aseguradora. Uno de sus agentes especializados te atenderán amablemente y resolverá tus preguntas satisfactoriamente. ¿A qué esperas?