Los museos más raros del mundo - Tarify
Ocio y streaming

7 museos más raros del mundo

Síguenos en:

Desde un museo de los inodoros a una galería de esculturas subacuáticas o una exposición internacional de las peores obras de arte. Te presentamos los 7 museos más raros del mundo.


1. Museo de los excrementos

National Poo Museum - Museo Nacional de la Caca

Fuente: National Poo Museum.

Empezamos por el que, posiblemente, es el museo más escatológicos del planeta. Aunque en realidad no hay uno, sino dos museos de los excrementos

Vamos con el primero. El National Poo Museum (Museo Nacional de la Caca en castellano) se encuentra en la isla de Wight (sur de Inglaterra).

Inaugurado en 2016, en este museo encontrarás heces de lo más variopintas, eso sí, encapsuladas para omitir la parte olfativa a la experiencia. También hay artefactos relacionados con este tipo de desechos a lo largo de la historia.

Los precursores de esta oda a la caca aseguran que su intención es cambiar nuestra perspectiva sobre una sustancia que forma parte de cada uno de nosotros y no debería ser un tabú.


logo pepephone
 
99GB datos móviles
Llamadas ilimitadas
Netflix
 
Precio Definitivo
Acumula gigas cada mes
 
25
,90*
€/mes
 
Ver detalles
logo pepephone
 
2 líneas móviles
99GB datos móviles en cada línea
Llamadas ilimitadas
Netflix
 
Precio Definitivo
Acumula gigas cada mes
Añade líneas adicionales 99GB por 14,90€/mes
 
40
,80*
€/mes
 
Ver detalles


El otro museo de esta temática está en Italia. Se trata del Museo della Merde y está ubicado en un castillo medieval reconstruido en Castelbosco, en la provincia de Piacenza, a unos 100 km de Milán.

Su perspectiva es un tanto más científica que el caso anterior. Nos enseña las múltiples utilidades de los excrementos: desde convertir las heces en biogás, estiércol o materiales de construcción.


⭐ Contenidos relacionados:

Mejores apps de astrología gratis para ver tu horóscopo.

Trucos para añadir música a tus estados de WhatsApp.

Cómo evitar cortes de buffering en tus pelis o series..


2. Museo de los inodoros

International Museum of Toilets -  Museo Internacional de los Inodoros

Fuente: Sulabh International Museum of Toilets.

Seguimos con otro museo tan extravagante como escatológico: el Museo Internacional de los Inodoros (Sulabh International Museum of Toilets) se encuentra en Nueva Delhi (India) y exhibe artefactos de saneamiento datados desde el 3.000 a. C. hasta finales del siglo XX.

El museo retrata el desarrollo de los sistemas de gestión de este tipo de residuos, acomodándose a los hábitos sociales, el desarrollo tecnológico y el ámbito legal.

En la exposición podemos encontrar desde retretes y orinales a inodoros victorianos de abigarrada decoración. También muebles de baño, bidés o reproducciones de objetos insólitos como el retrete del rey Luis XIV, que lo utilizaba literalmente como segundo “trono”, ya que despachaba asuntos de Estado sentado en su letrina.

Asimismo, descubriremos inodoros de oro y plata de la antigua Roma, viñetas de humor, etc.


3. Museo de los penes

Faloteca Nacional de Islandia - The Icelandic Phallological Museum.

Fuente: The Icelandic Phallological Museum.

Sí, has leído bien. Se trata de la Faloteca Nacional Islandia, ubicada en Reykjavík

Alberga alrededor de 280 penes de casi todos los mamíferos: de ballenas, osos polares y, por supuesto, también una buena colección de órganos de homo sapiens conservados en formol o disecados. Actualmente, es la mayor colección de falos del mundo.

El museo también exhibe obras de arte y utensilios relacionados con la temática principal.


4. Museo subacuático de arte



El MUSA (Museo de Arte Subacuático) está ubicado en el Caribe mexicano, entre las islas de Cancún, Punta Nizuc e Isla Mujeres. Desde 2010 exhibe casi medio millar de esculturas de tamaño natural y estilo figurativo.

El objetivo de este museo submarino es proteger los corales naturales, creando arrecifes artificiales que disuadan a los visitantes de contaminar los de verdad.

En lugar de practicar submarinismo en el Parque Nacional de la zona, muy afectado por los más de 750.000 visitas anuales, la alternativa del MUSA propone una experiencia híbrida: natural y artística, que ayuda a regenerar el ecosistema.

La obra escultórica puede considerarse una simbiosis entre el ser humano y la naturaleza marina. Bajo las aguas, el arte es colonizado y va mutando al capricho de la vida coralina.


5. Museo del arte malo

Museo del arte malo - MOBA (Museum Of Bad Art)

Fuente: Museum of Bad Art.

El Museo del Arte Malo (MOBA: Museum of Bad Art) tiene varias sedes, la principal en el Somerville Theater (Massachusetts. Estados Unidos).

Cuenta con una colección de en torno a 800 piezas de arte que “no podría ser exhibido o valorado en ningún otro sitio”. De hecho el lema del museo es “el arte muy malo no puede ser ignorado”.

Es la única institución que se encarga de coleccionar, preservar y exponer el arte de serie B o serie Z, podríamos decir.

El origen de esta curiosa galería de arte fue casual. Todo empezó en con una obra rescatada de la basura. Después vinieron las compras en garajes, las subastas… de ahí a una exposición en un domicilio privado, hasta su actual ubicación.


6. Museo de la criptozoología

Museo de la Criptozoología

Fuente: Cryptozoology Museum.

La criptozoología es una pseudociencia que trata de demostrar la existencia de animales mitológicos, extintos o propios del folclore popular: el famoso Yeti, el chupacabras o el hombre polilla salen a relucir desde su escondrijo en este lugar.

El Museo Internacional de la Criptología se encuentra en Portland (EE.UU.) y es fruto del esfuerzo de Loren Coleman, un cazador de animales insólitos desde 1960.

La exhibición cuenta con una serie de reproducciones, muestras de cabello, huellas o fotografías, con el objetivo de despertar la curiosidad y el interés por disciplinas como la antropología y la biología.




7. Museo de los condones

Museo de los condones en Tailandia

Fuente: Condom Museum.

El Museo del Condón está en Tailandia y es todo un homenaje a este método de prevención del SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

Esta colección parte de una iniciativa gubernamental. Desde un punto de vista didáctico y divertido, el Museo del Condón pretende concienciar a las generaciones más jóvenes sobre el uso de este profiláctico.

En la primera sala del museo se exhibe una colección histórica de preservativos masculinos y femeninos, lubricantes e, incluso, un artilugio alargador de penes.

A continuación, en otra sala se muestran los controles de calidad donde los laboratorios miden la resistencia y elasticidad de los preservativos. Entre otras pruebas, los inflan con aire hasta que explotan o los llenan de agua y los someten a fricción para comprobar su resistencia y elasticidad.

Los responsables del museo indican que la probabilidad de que un preservativo se rompa durante el coito es inferior al 1%. Eso sí, el tamaño debe ser el adecuado. No solo la longitud sino, especialmente, el ancho, que oscila entre los 49 y los 56 mm, habitualmente.