Certificación energética: ¿es obligatoria y cuánto cuesta? - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Certificación energética: ¿es obligatoria? ¿Cuánto cuesta?

Una etiqueta energética sobre un escritorio

El certificado energético es imprescindible si quieres alquilar o vender una vivienda. Te hablamos de su obligatoriedad y de cuánto cuesta.

Qué es la certificación energética

La certificación energética es un documento que informa sobre el consumo de energía y las emisiones de CO2 que produce un inmueble. 

Este certificado tiene en cuenta el consumo de los sistemas de ventilación, la iluminación eléctrica, la calefacción, la refrigeración (aire acondicionado) y el agua caliente. En una sola mirada, se puede apreciar todo el consumo energético de una vivienda. El certificado energético también vale para controlar las emisiones de CO2 que van a parar a la atmósfera.

El documento solo puede ser generado por un técnico habilitado, y puede cubrir tanto un único hogar como todo un edificio. 

logo wombbbat
 
Precio Luz por tramos horarios
100% Luz verde
Tarifa de Gas natural 3.1
 
Sin permanencia
 
67
,99*
€/mes
 
Ver detalles


¿Es obligatorio el certificado energético?

En un principio, no lo fue. Sin embargo, a partir del 1 de junio de 2013, este documento se convirtió en obligatorio para todas las viviendas que se saquen al mercado, en venta o alquiler. 

Así, desde esa fecha, no puede existir un inmueble que esté en venta o en alquiler y que no lo tenga. Lo máximo que se permite es que la documentación esté en trámite a la hora de salir en alquiler.

En España, los propietarios de un inmueble están obligados a mostrar este certificado. Este imperativo está reflejado en el Real Decreto 390/2021. Sin embargo, no fue una obligación que naciera del propio gobierno nacional, sino que fue una decisión europea. La UE decidió que todos los estados miembros debían hacer del certificado energético un documento obligatorio. A día de hoy, todos han acatado esta decisión.


¿Cuánto cuesta conseguir el certificado energético?

El precio mínimo para tramitar el certificado suele ser de 45 euros. A esta cantidad hay que sumar el IVA y varias tasas administrativas que varían según la comunidad autónoma. El precio también puede subir según el inmueble. Un piso será mucho más barato que un chalet. El precio medio suele rondar los 53 euros.

A continuación, te mostramos los precios medios en función del tipo de inmueble, pero recuerda que es algo meramente orientativo.

Piso
Menos de 50 m2
Entre 50 y 80 m2
Entre 81 y 120 m2
Entre 121 y 180 m2
Entre 181 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 1000 m2
Precio medio
47€
48€
49€
54€
60€
101€
Desde 103€


Casa/Chalet
Menos de 80 m2
Entre 80 y 180 m2
Entre 181 y 240 m2
Entre 241 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 750 m2
Entre 751 y 1.000 m2
Más de 1.000 m2
Precio medio
53 €
57 €
60 €
67 €
81 €
101 €
156 €
Desde 201 €


Local
Menos de 50 m2
Entre 50 y 80 m2
Entre 81 y 120 m2
Entre 121 y 180 m2
Entre 181 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 750 m2
Más de 750
Precio medio
47 €
49 €
51 €
56 €
67 €
92 €
152 €
Desde 280 €


Oficina
Menos de 50 m2
Entre 50 y 80 m2
Entre 81 y 120 m2
Entre 121 y 180 m2
Entre 181 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 1.000 m2
Más de 1.500 m2
Precio medio
47 €
49 €
53 €
61 €80 €117 €163 €Desde 230 €


EdificioHasta 4 viviendas5-10 viv.11-30 viv.31-60 viv.61-120 viv.121-180 viv.181-250 viv.Más de 250 viv.
Precio medio121 €155 €271 €328 €693 €805 €1.501 €1.835 €


Lo que seguro que sale mucho más caro es poner en venta o en alquiler una un inmueble sin tener ni estar tramitando este documento. Las multas por esto oscilan entre los 300 euros y los 6.000 euros.

Vender o alquilar un inmueble sin contar con el certificado energético se considera como un infracción, según el Real Decreto Legislativo 7/2015. Las multas por esta infracción se agrupan en tres tipos: leves, graves y muy graves.

  • Tener el certificado pero no mostrarlo se considera falta leve, con una multa de entre los 300 euros y 600 euros.
  • No tener el certificado energético ni estar en proceso de obtenerlo es una falta grave, y tiene una multa de entre 600 y 1.000 euros.
  • No tener el certificado o tenerlo y falsear sus datos es considerado como una falta muy grave, lo que conlleva una multa entre los 1.000 y 6.000 euros.

 

¿Cómo puedes conseguir el certificado energético?

Para conseguir este certificado debes seguir unos  pasos burocráticos que te explicamos a continuación:

Localización y contacto con un certificador

Los únicos que pueden elaborar un certificado energético oficial son los técnicos profesionales cualificados. Todas las Comunidades Autónomas tienen la obligación de contar con un registro de técnicos habilitados para cumplir esa función. Además, los colegios profesionales de arquitectos y aparejadores también tienen estos listados. 


Concreción de la cita con el técnico

Una vez hayas encontrado esta lista, deberás contactar con un técnico para concretar una cita. Además, el profesional elaborará un presupuesto. Como dato interesante, cabe destacar que, si el inmueble es muy antiguo o necesita grandes reformas, hay empresas que pueden elaborar un certificado energético oficial de manera gratuita. Si no es tu caso, los honorarios del técnico correrán de tu parte. El precio de este servicio varía según la comunidad y según el propio técnico.

Antes de que el técnico visite en inmueble, recopilará todos los datos sobre el mismo. Pedirá documentos como el informe catastral, facturas de energía como las de la luz y el gas, informes de reformas hechas anteriormente, obras que se hayan realizado…


Revisión del inmueble

Una vez superado todo lo anterior, el técnico visitará la vivienda. Durante la revisión es de esperar que el profesional recopile datos sobre la superficie, las escales, el estado de las instalaciones energéticas, la orientación del inmueble, el número de habitaciones, etc.

El técnico también revisará el estado de la fachada y el estado de los materiales de construcción, así como la carpintería y el estado de las puertas y ventanas. 


Redacción del documento

Cuando el técnico concluya su visita, tendrá todos los datos necesarios para generar un certificado energético. Cuando el técnico saque en limpio toda la información, introducirá los datos en un programa informático oficial del Ministerio de Industria, que calcula de manera automática el gasto energético del inmueble.

Además, si el técnico lo cree necesario, junto al documento puede incluir un dossier con problemas a solucionar y sugerencias para mejorar la calificación energética de la vivienda.


Registro del certificado energético

Una vez tengas el documento, que podrás recoger en la oficina del técnico contratado, solo tienes que presentarlo ante el organismo competente de tu comunidad autónoma. Es importante tener en cuenta que el certificado energético no tendrá validez hasta que la Administración lo haya revisado.

Cuando el organismo público correspondiente dé su visto bueno y haya cobrado las tasas pertinentes, expedirá la etiqueta de certificación energética, con una validez de 10 años. Pasado ese tiempo, tendrás que renovarla.

A partir de ese momento, ya podrás incluir el certificado energético en los anuncios de venta o alquiler de tu inmueble. Tendrás una etiqueta energética que podrás presentar cuando te la pidan.



Home Noticias

Energía

Certificación energética: ¿es obligatoria? ¿Cuánto cuesta?

Una etiqueta energética sobre un escritorio

El certificado energético es imprescindible si quieres alquilar o vender una vivienda. Te hablamos de su obligatoriedad y de cuánto cuesta.

Qué es la certificación energética

La certificación energética es un documento que informa sobre el consumo de energía y las emisiones de CO2 que produce un inmueble. 

Este certificado tiene en cuenta el consumo de los sistemas de ventilación, la iluminación eléctrica, la calefacción, la refrigeración (aire acondicionado) y el agua caliente. En una sola mirada, se puede apreciar todo el consumo energético de una vivienda. El certificado energético también vale para controlar las emisiones de CO2 que van a parar a la atmósfera.

El documento solo puede ser generado por un técnico habilitado, y puede cubrir tanto un único hogar como todo un edificio. 


¿Es obligatorio el certificado energético?

En un principio, no lo fue. Sin embargo, a partir del 1 de junio de 2013, este documento se convirtió en obligatorio para todas las viviendas que se saquen al mercado, en venta o alquiler. 

Así, desde esa fecha, no puede existir un inmueble que esté en venta o en alquiler y que no lo tenga. Lo máximo que se permite es que la documentación esté en trámite a la hora de salir en alquiler.

En España, los propietarios de un inmueble están obligados a mostrar este certificado. Este imperativo está reflejado en el Real Decreto 390/2021. Sin embargo, no fue una obligación que naciera del propio gobierno nacional, sino que fue una decisión europea. La UE decidió que todos los estados miembros debían hacer del certificado energético un documento obligatorio. A día de hoy, todos han acatado esta decisión.


¿Cuánto cuesta conseguir el certificado energético?

El precio mínimo para tramitar el certificado suele ser de 45 euros. A esta cantidad hay que sumar el IVA y varias tasas administrativas que varían según la comunidad autónoma. El precio también puede subir según el inmueble. Un piso será mucho más barato que un chalet. El precio medio suele rondar los 53 euros.

A continuación, te mostramos los precios medios en función del tipo de inmueble, pero recuerda que es algo meramente orientativo.

Piso
Menos de 50 m2
Entre 50 y 80 m2
Entre 81 y 120 m2
Entre 121 y 180 m2
Entre 181 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 1000 m2
Precio medio
47€
48€
49€
54€
60€
101€
Desde 103€


Casa/Chalet
Menos de 80 m2
Entre 80 y 180 m2
Entre 181 y 240 m2
Entre 241 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 750 m2
Entre 751 y 1.000 m2
Más de 1.000 m2
Precio medio
53 €
57 €
60 €
67 €
81 €
101 €
156 €
Desde 201 €


Local
Menos de 50 m2
Entre 50 y 80 m2
Entre 81 y 120 m2
Entre 121 y 180 m2
Entre 181 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 750 m2
Más de 750
Precio medio
47 €
49 €
51 €
56 €
67 €
92 €
152 €
Desde 280 €


Oficina
Menos de 50 m2
Entre 50 y 80 m2
Entre 81 y 120 m2
Entre 121 y 180 m2
Entre 181 y 350 m2
Entre 351 y 500 m2
Entre 501 y 1.000 m2
Más de 1.500 m2
Precio medio
47 €
49 €
53 €
61 €80 €117 €163 €Desde 230 €


EdificioHasta 4 viviendas5-10 viv.11-30 viv.31-60 viv.61-120 viv.121-180 viv.181-250 viv.Más de 250 viv.
Precio medio121 €155 €271 €328 €693 €805 €1.501 €1.835 €


Lo que seguro que sale mucho más caro es poner en venta o en alquiler una un inmueble sin tener ni estar tramitando este documento. Las multas por esto oscilan entre los 300 euros y los 6.000 euros.

Vender o alquilar un inmueble sin contar con el certificado energético se considera como un infracción, según el Real Decreto Legislativo 7/2015. Las multas por esta infracción se agrupan en tres tipos: leves, graves y muy graves.

  • Tener el certificado pero no mostrarlo se considera falta leve, con una multa de entre los 300 euros y 600 euros.
  • No tener el certificado energético ni estar en proceso de obtenerlo es una falta grave, y tiene una multa de entre 600 y 1.000 euros.
  • No tener el certificado o tenerlo y falsear sus datos es considerado como una falta muy grave, lo que conlleva una multa entre los 1.000 y 6.000 euros.

 

¿Cómo puedes conseguir el certificado energético?

Para conseguir este certificado debes seguir unos  pasos burocráticos que te explicamos a continuación:

Localización y contacto con un certificador

Los únicos que pueden elaborar un certificado energético oficial son los técnicos profesionales cualificados. Todas las Comunidades Autónomas tienen la obligación de contar con un registro de técnicos habilitados para cumplir esa función. Además, los colegios profesionales de arquitectos y aparejadores también tienen estos listados. 


Concreción de la cita con el técnico

Una vez hayas encontrado esta lista, deberás contactar con un técnico para concretar una cita. Además, el profesional elaborará un presupuesto. Como dato interesante, cabe destacar que, si el inmueble es muy antiguo o necesita grandes reformas, hay empresas que pueden elaborar un certificado energético oficial de manera gratuita. Si no es tu caso, los honorarios del técnico correrán de tu parte. El precio de este servicio varía según la comunidad y según el propio técnico.

Antes de que el técnico visite en inmueble, recopilará todos los datos sobre el mismo. Pedirá documentos como el informe catastral, facturas de energía como las de la luz y el gas, informes de reformas hechas anteriormente, obras que se hayan realizado…


Revisión del inmueble

Una vez superado todo lo anterior, el técnico visitará la vivienda. Durante la revisión es de esperar que el profesional recopile datos sobre la superficie, las escales, el estado de las instalaciones energéticas, la orientación del inmueble, el número de habitaciones, etc.

El técnico también revisará el estado de la fachada y el estado de los materiales de construcción, así como la carpintería y el estado de las puertas y ventanas. 


Redacción del documento

Cuando el técnico concluya su visita, tendrá todos los datos necesarios para generar un certificado energético. Cuando el técnico saque en limpio toda la información, introducirá los datos en un programa informático oficial del Ministerio de Industria, que calcula de manera automática el gasto energético del inmueble.

Además, si el técnico lo cree necesario, junto al documento puede incluir un dossier con problemas a solucionar y sugerencias para mejorar la calificación energética de la vivienda.


Registro del certificado energético

Una vez tengas el documento, que podrás recoger en la oficina del técnico contratado, solo tienes que presentarlo ante el organismo competente de tu comunidad autónoma. Es importante tener en cuenta que el certificado energético no tendrá validez hasta que la Administración lo haya revisado.

Cuando el organismo público correspondiente dé su visto bueno y haya cobrado las tasas pertinentes, expedirá la etiqueta de certificación energética, con una validez de 10 años. Pasado ese tiempo, tendrás que renovarla.

A partir de ese momento, ya podrás incluir el certificado energético en los anuncios de venta o alquiler de tu inmueble. Tendrás una etiqueta energética que podrás presentar cuando te la pidan.