5 consejos para ahorrar calefacción


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

5 consejos para ahorrar calefacción

radiador-blanco-billetes-euros

¿Miedo a recibir las facturas de luz y gas? Con estos cinco consejos de la OCU ahorrarás de lo lindo y podrás despreocuparte.

Comienza la época de frío y con ella, las temidas facturas de luz y gas. Este año más que nunca, con las subidas de los precios en la energía, conviene recurrir a trucos y consejos para ahorrar calefacción fácilmente.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) plantea 5 tips con los que podrás comenzar a ahorrar calefacción. Te los desglosamos a continuación. ¡Saca papel y bolígrafo!

Según alega la propia organización, la clave no está en incrementar la temperatura o mantener más horas encendida la calefacción sino en acondicionar el ambiente siguiendo un rigor específico.

logo ganaenergia
 
Tarifa 3.1
 
Sin permanencia
 
22
,91*
€/mes
 
Ver detalles
logo alterna energía
 
Tarifa 3.1
 
Sin permanencia
 
25
,84*
€/mes
 
Ver detalles
Logo Naturgy
 
Tarifa Plana Zen
Paga lo mismo todos los meses
 
Primer mes Gratis
Cuota fija y personalizada
Sin sorpresas y Sin permanencia
 
28
,17*
€/mes
 
Ir a la oferta

1. Ventila temprano y mantén las persianas abiertas

Sí, puede que estés pensando que ventilar en las épocas más frías puede generar el efecto contrario: que entre más frío. Sin embargo, es una práctica que debe llevarse a cabo para reciclar el aire que respiramos en el interior de la vivienda

¿Cuándo es más recomendable hacerlo? A primera hora de la mañana, según te levantes. Aprovechar las horas de luz para que, mientras se ventila la habitación, el sol entre por la ventana.

Si no es un día especialmente frío, lluvioso o ventoso, se recomienda mantener las persianas subidas para que el calor del sol pueda caldear las habitaciones. Por el contrario, si el día no lo permite es mejor mantener las persianas cerradas para evitar que el frío se cuele por las rendijas de las ventanas.

Ten en cuenta que en los meses de más calor, se recomienda bajar las persianas en las horas centrales del día para evitar que el calor penetre en la vivienda. Es lógico que en invierno sea al contrario. Eso sí, recuerda que el sol es la principal fuente de calor, sin él… ¡persianas abajo!

2. Instala burletes en puertas y ventanas

Los burletes son tiras fabricadas con materiales aislantes. Actualmente, la mayoría de ventanas y puertas los suelen incluir. Sin embargo, conviene que lo compruebes para, en caso de no tenerlos, incluirlos.

Su instalación es fácil y evitan que entre frío o que se escape el calor, mejorando en gran medida el aislamiento térmico de la vivienda. Esto se traduce en un importante ahorro en la factura de la luz/gas.

3. Utiliza decoración cálida

Parece una obviedad pero una decoración cálida puede influir considerablemente en la sensación de confort. Lo más recomendable es que uses elementos oscuros:

  • Alfombras.
  • Cortinas.
  • Pintar alguna pared de tonos cálidos.

El uso de este tipo de elementos mejora el aislamiento y la calidez de la vivienda. ¿El motivo? Estos colores absorben la radiación solar y ayudan a aumentar la temperatura.

4. Purga los radiadores y haz una revisión de la caldera

Ten en cuenta que los radiadores se encienden en España a principios de noviembre y permanecen activos hasta, más o menos, comienzos del mes de mayo. Todo ello dependerá de donde vivas. Si tienes la suerte de vivir en el paraíso canario, necesitarás una versión para aire acondicionado..

¿Qué queremos decir con esto? Básicamente que, aproximadamente seis meses al año, los radiadores permanecen inactivos. Por ello, es recomendable que, de cara a la temporada de invernal, lleves a cabo una puesta a punto. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Si tienes radiadores de agua, purga el aire para mejorar el rendimiento de tu caldera.
  • Recuerda, si tu caldera te ofrece un servicio de asistencia anual, quizá te convenga incluirlo en tu presupuesto de gastos del hogar. Según la OCU, un mantenimiento adecuado de la caldera podría ayudarte a ahorrar hasta un 15% al año en tus facturas de gas.

5. Abrígate y baja el termostato

Lo de abrigarse en casa no es plato de buen gusto pero… ¡funciona! No con un anorak, pero si empiezas a usar un forro polar o un albornoz grueso quizá puedas bajar el termostato unos graditos.

Sabemos que es muy cómodo ir en manga corta por casa pero, en lugar de tener el termostato a 24º, poniéndote una chaqueta podrías bajarlo a 21º. Tal y como afirma la OCU, cada grado menos significa un 7% menos en la factura, por lo que esos tres grados de diferencia te ayudarán a ahorrar un 20%.

6. Consejo extra: recurre a las franjas horarias

Este consejo no es de la OCU, pero creemos que puede serte de gran utilidad. Las franjas horarias de calefacción pueden ayudarte, en gran medida, a reducir el gasto.

Actualmente, la mayoría de termostatos permiten programar por horas, días, semanas, etc. Si pasas mucho tiempo en casa, configura en base a dos horas: una por la mañana, de 8.00h a 14.00h y otra por la tarde de 19.00h a 00.00h.

Las horas pueden variar en función de tu rutina diaria. Sin embargo, esta franja permite caldear la vivienda según te levantas hasta la hora de comer y, después, aprovechar el calor de las horas centrales del día. En siguiente instancia, cuando se ponga el sol y bajen las temperaturas, se enciende de nuevo para caldear la casa antes de acostarte.

Si lo que quieres es ahorrar en tu factura de gas, no dudes en usar el comparador de ofertas de energía de Tarify, una herramienta fácil e intuitiva con la que se te desglosamos los precios y condiciones de las mejores compañías eléctricas del mercado para que encuentres la que mejor se adapte a ti y a tu vivienda.

logo alterna energía
 
Precio Luz por tramos horarios
Tarifa de Gas natural 3.1
 
Cuota gratis en tu factura de luz
Sin permanencia
 
79
,39*
€/mes
 
Ver detalles
Logo Naturgy
 
Luz a precio Fijo
Gas precio estable
 
Luz precio fijo 2 años
Gas precio fijo 1 año
SIn permanencia
 
75
,59*
€/mes
 
Ir a la oferta
logo ganaenergia
 
Precio Luz por tramos horarios
100% Luz verde
Tarifa de Gas natural 3.1
 
Sin permanencia
 
68
,17*
€/mes
 
Ver detalles
logo wombbbat
 
Precio Luz por tramos horarios
100% Luz verde
Tarifa de Gas natural 3.1
 
Sin permanencia
 
67
,99*
€/mes
 
Ver detalles
Home Noticias

Ahorro del hogar

5 consejos para ahorrar calefacción

radiador-blanco-billetes-euros

¿Miedo a recibir las facturas de luz y gas? Con estos cinco consejos de la OCU ahorrarás de lo lindo y podrás despreocuparte.

Comienza la época de frío y con ella, las temidas facturas de luz y gas. Este año más que nunca, con las subidas de los precios en la energía, conviene recurrir a trucos y consejos para ahorrar calefacción fácilmente.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) plantea 5 tips con los que podrás comenzar a ahorrar calefacción. Te los desglosamos a continuación. ¡Saca papel y bolígrafo!

Según alega la propia organización, la clave no está en incrementar la temperatura o mantener más horas encendida la calefacción sino en acondicionar el ambiente siguiendo un rigor específico.

1. Ventila temprano y mantén las persianas abiertas

Sí, puede que estés pensando que ventilar en las épocas más frías puede generar el efecto contrario: que entre más frío. Sin embargo, es una práctica que debe llevarse a cabo para reciclar el aire que respiramos en el interior de la vivienda

¿Cuándo es más recomendable hacerlo? A primera hora de la mañana, según te levantes. Aprovechar las horas de luz para que, mientras se ventila la habitación, el sol entre por la ventana.

Si no es un día especialmente frío, lluvioso o ventoso, se recomienda mantener las persianas subidas para que el calor del sol pueda caldear las habitaciones. Por el contrario, si el día no lo permite es mejor mantener las persianas cerradas para evitar que el frío se cuele por las rendijas de las ventanas.

Ten en cuenta que en los meses de más calor, se recomienda bajar las persianas en las horas centrales del día para evitar que el calor penetre en la vivienda. Es lógico que en invierno sea al contrario. Eso sí, recuerda que el sol es la principal fuente de calor, sin él… ¡persianas abajo!

2. Instala burletes en puertas y ventanas

Los burletes son tiras fabricadas con materiales aislantes. Actualmente, la mayoría de ventanas y puertas los suelen incluir. Sin embargo, conviene que lo compruebes para, en caso de no tenerlos, incluirlos.

Su instalación es fácil y evitan que entre frío o que se escape el calor, mejorando en gran medida el aislamiento térmico de la vivienda. Esto se traduce en un importante ahorro en la factura de la luz/gas.

3. Utiliza decoración cálida

Parece una obviedad pero una decoración cálida puede influir considerablemente en la sensación de confort. Lo más recomendable es que uses elementos oscuros:

  • Alfombras.
  • Cortinas.
  • Pintar alguna pared de tonos cálidos.

El uso de este tipo de elementos mejora el aislamiento y la calidez de la vivienda. ¿El motivo? Estos colores absorben la radiación solar y ayudan a aumentar la temperatura.

4. Purga los radiadores y haz una revisión de la caldera

Ten en cuenta que los radiadores se encienden en España a principios de noviembre y permanecen activos hasta, más o menos, comienzos del mes de mayo. Todo ello dependerá de donde vivas. Si tienes la suerte de vivir en el paraíso canario, necesitarás una versión para aire acondicionado..

¿Qué queremos decir con esto? Básicamente que, aproximadamente seis meses al año, los radiadores permanecen inactivos. Por ello, es recomendable que, de cara a la temporada de invernal, lleves a cabo una puesta a punto. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Si tienes radiadores de agua, purga el aire para mejorar el rendimiento de tu caldera.
  • Recuerda, si tu caldera te ofrece un servicio de asistencia anual, quizá te convenga incluirlo en tu presupuesto de gastos del hogar. Según la OCU, un mantenimiento adecuado de la caldera podría ayudarte a ahorrar hasta un 15% al año en tus facturas de gas.

5. Abrígate y baja el termostato

Lo de abrigarse en casa no es plato de buen gusto pero… ¡funciona! No con un anorak, pero si empiezas a usar un forro polar o un albornoz grueso quizá puedas bajar el termostato unos graditos.

Sabemos que es muy cómodo ir en manga corta por casa pero, en lugar de tener el termostato a 24º, poniéndote una chaqueta podrías bajarlo a 21º. Tal y como afirma la OCU, cada grado menos significa un 7% menos en la factura, por lo que esos tres grados de diferencia te ayudarán a ahorrar un 20%.

6. Consejo extra: recurre a las franjas horarias

Este consejo no es de la OCU, pero creemos que puede serte de gran utilidad. Las franjas horarias de calefacción pueden ayudarte, en gran medida, a reducir el gasto.

Actualmente, la mayoría de termostatos permiten programar por horas, días, semanas, etc. Si pasas mucho tiempo en casa, configura en base a dos horas: una por la mañana, de 8.00h a 14.00h y otra por la tarde de 19.00h a 00.00h.

Las horas pueden variar en función de tu rutina diaria. Sin embargo, esta franja permite caldear la vivienda según te levantas hasta la hora de comer y, después, aprovechar el calor de las horas centrales del día. En siguiente instancia, cuando se ponga el sol y bajen las temperaturas, se enciende de nuevo para caldear la casa antes de acostarte.

Si lo que quieres es ahorrar en tu factura de gas, no dudes en usar el comparador de ofertas de energía de Tarify, una herramienta fácil e intuitiva con la que se te desglosamos los precios y condiciones de las mejores compañías eléctricas del mercado para que encuentres la que mejor se adapte a ti y a tu vivienda.