¿Qué es la portabilidad?

La portabilidad es el proceso de cambiar de una línea móvil concreta que tengamos con un operador a otro distinto.
¿Qué es la portabilidad?

La mayoría de nosotros seguro que hemos escuchado el término portabilidad en algún momento y lo hemos asociado al mundo de la telefonía móvil. Pues bien, la portabilidad es aquel proceso u opción de cambiar de una línea móvil concreta que tengamos con cualquier operador a otro distinto. Es decir, la portabilidad es el cambio de una compañía móvil a otra manteniendo todos los datos del usuario y su número de teléfono.

La portabilidad viene marcada por la evolución del sector de la telefonía en los últimos años, que ha pasado de tener apenas cuatro compañías líderes a tener un amplio abanico de posibilidades para los usuarios. Las portabilidades se han vuelto cada vez más necesarias.

Cabe destacar que cuando vayamos a contratar una tarifa móvil con una compañía, es importante saber si esta tiene la posibilidad de realizar una portabilidad y si significa algún coste para el cliente. Además, siempre hay que estar pendiente de si la tarifa incluye compromiso de permanencia, para así conocer las posibilidades reales que tenemos de hacer una portabilidad a otra compañía.

¿Cómo se hace una portabilidad?

Para realizar una portabilidad, lo primero que debes de hacer, como es evidente, es tener claro que tarifa vas a contratar y con qué compañía en función de lo que vayas buscando o de tus necesidades.

✅ Para ello, te recomendamos nuestro comparador de Internet y telefonía en donde podrás encontrar la tarifa que necesites al mejor precio.

Una vez tengas claro a dónde vas a hacer tu portabilidad, se puede comenzar el proceso. Para ello, debes meterte en la página web de la nueva compañía e introducir unos datos. De aquí en adelante todo el proceso será realizado por ambas compañías. La compañía antigua tendrá que enviar los datos del cliente al nuevo operador, el cual se encargará de enviarte una tarjeta SIMy establecerte la línea de teléfono.

Cuando recibas la tarjeta SIM, sólo tendrás que esperar a que se te complete la portabilidad y se te active de nuevo la línea. El proceso se suele realizar de noche, ya que durante unos instantes estarás sin datos, llamadas y SMS. Con todo esto se dará por terminado el proceso de portabilidad.

¿Qué pasos debo seguir para hacer una portabilidad de internet?

Para realizar una portabilidad de internet o de internet + fijo deberás de seguir los siguientes pasos:

  • Elegir la tarifa deseada.
  • Comprobar la cobertura de esa operadora en tu zona.
  • Confirmar los datos de contratación.
  • Instalación de internet o internet + fijo.

Una vez realizados todos estos pasos, es bueno que tengas en cuenta otra serie de aspectos para que no pagues más de lo normal al realizar este proceso. El primero de ellos, es que todas las operadoras tienen un margen de 30 días para instalar el internet. Esto quiere decir que se puede dar el caso de que te pongan el router en casa al segunda día de contratar la tarifa y no tener internet hasta 20 días después.

Cuando hagas la portabilidad de internet + fijo lo normal es que el fijo se traspase antes que el router, por lo que tienes que estar atento de darle de baja y sobre todo y muy importante devolver el router.

¿Cómo se hace una portabilidad de contrato a contrato?

Para hacer una portabilidad de contrato, no hace falta darse de baja en el operador que quieres abandonar. En el momento que te pongas en contacto con el nuevo operador, éstos se encargarán de mandarles la solicitud de baja. Ellos hacen todos los trámites correspondientes al cambio.

Por ello, tú solo tienes que comunicar al nuevo operador móvil que quieres contratarlos, darles una serie de datos personales mediante vía telefónica, por internet en su página web o de manera presencial en cualquiera de sus tiendas físicas. La solicitud de baja anulará todos los servicios que el operador ofrecía al número del cliente. La baja tiene efecto en el mismo momento que el operador deja de prestar el servicio.

Es importante destacar también que puedes hacer una portabilidad de una tarifa prepago a otra compañía sin perder tu número de teléfono. Lo mismo ocurre si eres un autónomo o tu línea es de empresa. También es posible hacer una portabilidad a particular.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una portabilidad?

La portabilidad, si no hay ningún problema, suele tardar entre 2 o 3 días una vez hayamos recibido la nueva tarjeta SIM. Cabe destacar, que algunas compañías ofrecen la llamada portabilidad en un día. Si elegimos esta opción tendremos la portabilidad antes, pero correremos el riesgo de que la tarjeta SIM no haya llegado cuando nos porten el número.

¿Qué ventajas tiene la portabilidad?

Hacer una portabilidad es un trámite sencillo y no tiene coste para el cliente en comparación con dar de alta una nueva línea, que suele tener un coste que no asume el operador y significa un gasto de tiempo mayor al tener que volver a darle toda la información a la nueva compañía.

Por lo tanto, este método es el más sencillo para cambiar de compañía y el que resulta menos pesado tanto para el usuario como para los operadores. Es una situación en la que ambas partes ganan y además, hace que sea más sencillo cambiar de compañía.

¿Qué aspectos debo tener en cuenta antes de hacer una portabilidad?

A continuación, te mostramos una serie de aspectos importantes a tener en cuenta antes de hacer una portabilidad:

  1. El proceso de la portabilidad debe de durar como máximo 5 días laborables. Durante este plazo, las operadoras deben llevar a cabo la transferencia del número de una compañía a otra.
  2. Si os arrepentís de la portabilidad una vez empezada y queréis cancelarla, podéis. Para ello disponéis de sólo un 1 día y medio antes del momento en el que se hace efectiva la portabilidad.
  3. Si la portabilidad dura demasiado o surgen problemas, se puede reclamar.
  4. La portabilidad se reducirá a 1 sólo día. Es uno de los acuerdos contenidos en el Paquete Telecom promovido por la Comisión Europea, que se tendrá que trasladar a las normativas de cada país.
  5. Las cláusulas de permanencia, que por lo general suelen ser de 18 o 24 meses, pueden estar asociadas tanto a la línea de móvil como al terminal.
  6. Si os queréis portar antes de que termine el período de permanencia pagando una penalización.
  7. Las operadoras no pueden denegar una portabilidad porque haya facturas impagadas.
  8. La portabilidad ha de ser gratuita para el usuario.
  9. Cuando  estéis en pleno proceso de portabilidad, podéis consultar en qué estado se  encuentra desde la web de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.  Introducís vuestro número y os dirá a qué operadora pertenece.

Si tengo problemas con la portabilidad, ¿cómo debo solucionarlos?

Si tienes problemas con el operador, tienes que acudir a su servicio de atención al cliente. Ahí deberán notificar una incidencia la cual debe tener contestación en máximo un mes. De no ser así, tienes que acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor o a través de la web de la Oficina de Atención al Usuario de la Secretaría General de Telecomunicaciones.

TAGS: #portabilidad #telefonías móviles