España tiene la cuarta electricidad más cara de Europa | Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

España tiene la cuarta electricidad más cara de Europa

madrid consumo electrico noche

Según Eurostat, España se encuentra en la cuarta posición de los países con la electricidad más cara de Europa, en comparación con el poder adquisitivo. Solo la superan Dinamarca, Bélgica e Irlanda, respectivamente.

El estudio señala que España es el quinto país de Europa con la electricidad más cara en términos absolutos. Es decir, que tenemos la cuarta electricidad más cara en comparación con el poder adquisitivo y la quinta en términos globales. Durante los primeros seis meses de 2021, los españoles pagaron unos 0,2323 euros/kWh, con un consumo medio de entre 2.500 y 5.000 kWh. El estudio tiene encuentra los impuestos y los cargos extra de la factura de la luz.



Como decíamos, en la comparativa con el poder adquisitivo del país, España sube hasta la cuarta posición. En este contexto comparativo, según el estudio, en España se paga casi el doble que en los Países Bajos.  

Así, el país ibérico ha escalado tres puestos de este ranking (del séptimo al cuarto) en solo seis meses. El estudio también señala que el poder adquisitivo en España se aleja de la media europea en cuatro céntimos.

Por el contrario, los países que menos electricidad pagan en comparación con su poder adquisitivo son Islandia, Países bajos y Noruega. Para ellos,  en comparación con lo que ganan, la electricidad cuesta menos de la mitad de lo que nos cuesta a nosotros. 

Dejando el poder adquisitivo a un lado, Ucrania es el país con la electricidad más barata, a 0,0485.  


La factura de la luz de 2021 es 100 euros más cara que la de 2018 

Los españoles acogidos a la tarifa PVPC o tarifa regulada pagarán 945 euros anuales más con un consumo medio de 3.500 kWh. En este artículo puedes leer más sobre esta subida anual.  

El cálculo tiene en cuenta las medidas que se han adoptado hasta ahora por parte del Gobierno. Entre estas medidas figura la reducción del IVA o la reducción del IEE, al igual que la bajada de algunos cargos un 4%. 

Al parecer, incluso con estas medidas es imparable que la subida de la luz afecte a los consumidores, ya que, además, hay que sumar el 7% de subida del IPC acumulado. 

Ante estos datos, el Gobierno acudió la semana pasado a Bruselas para asistir a la cumbre de los países miembro. El resultado de la cumbre fue la promesa de que en diciembre habría una negociación sobre nuevas medidas para combatir esta escalada de precios de la luz. 


Por el momento, hasta dentro de dos meses no se conocerá ninguna medida nueva por parte de la UE para gestionar la crisis energética.


Sin embargo, Bruselas ya se ha mostrado contraria a llevar a cabo “políticas excepcionales” como quieren España, Grecia y Francia, los países más afectados por la subida de la luz.  

El Ejecutivo de Pedro Sánchez es uno de los que más están presionando para que se ejecuten medidas excepcionales, como la detracción de parte de los beneficios extraordinarios de las compañías eléctricas o la prolongación de las medidas del Suministro Mínimo Vital a 10 meses, entre otras.  

Home Noticias

Energía

España tiene la cuarta electricidad más cara de Europa

madrid consumo electrico noche

Según Eurostat, España se encuentra en la cuarta posición de los países con la electricidad más cara de Europa, en comparación con el poder adquisitivo. Solo la superan Dinamarca, Bélgica e Irlanda, respectivamente.

El estudio señala que España es el quinto país de Europa con la electricidad más cara en términos absolutos. Es decir, que tenemos la cuarta electricidad más cara en comparación con el poder adquisitivo y la quinta en términos globales. Durante los primeros seis meses de 2021, los españoles pagaron unos 0,2323 euros/kWh, con un consumo medio de entre 2.500 y 5.000 kWh. El estudio tiene encuentra los impuestos y los cargos extra de la factura de la luz.



Como decíamos, en la comparativa con el poder adquisitivo del país, España sube hasta la cuarta posición. En este contexto comparativo, según el estudio, en España se paga casi el doble que en los Países Bajos.  

Así, el país ibérico ha escalado tres puestos de este ranking (del séptimo al cuarto) en solo seis meses. El estudio también señala que el poder adquisitivo en España se aleja de la media europea en cuatro céntimos.

Por el contrario, los países que menos electricidad pagan en comparación con su poder adquisitivo son Islandia, Países bajos y Noruega. Para ellos,  en comparación con lo que ganan, la electricidad cuesta menos de la mitad de lo que nos cuesta a nosotros. 

Dejando el poder adquisitivo a un lado, Ucrania es el país con la electricidad más barata, a 0,0485.  


La factura de la luz de 2021 es 100 euros más cara que la de 2018 

Los españoles acogidos a la tarifa PVPC o tarifa regulada pagarán 945 euros anuales más con un consumo medio de 3.500 kWh. En este artículo puedes leer más sobre esta subida anual.  

El cálculo tiene en cuenta las medidas que se han adoptado hasta ahora por parte del Gobierno. Entre estas medidas figura la reducción del IVA o la reducción del IEE, al igual que la bajada de algunos cargos un 4%. 

Al parecer, incluso con estas medidas es imparable que la subida de la luz afecte a los consumidores, ya que, además, hay que sumar el 7% de subida del IPC acumulado. 

Ante estos datos, el Gobierno acudió la semana pasado a Bruselas para asistir a la cumbre de los países miembro. El resultado de la cumbre fue la promesa de que en diciembre habría una negociación sobre nuevas medidas para combatir esta escalada de precios de la luz. 


Por el momento, hasta dentro de dos meses no se conocerá ninguna medida nueva por parte de la UE para gestionar la crisis energética.


Sin embargo, Bruselas ya se ha mostrado contraria a llevar a cabo “políticas excepcionales” como quieren España, Grecia y Francia, los países más afectados por la subida de la luz.  

El Ejecutivo de Pedro Sánchez es uno de los que más están presionando para que se ejecuten medidas excepcionales, como la detracción de parte de los beneficios extraordinarios de las compañías eléctricas o la prolongación de las medidas del Suministro Mínimo Vital a 10 meses, entre otras.