Cómo elegir portátil sin ser un experto - Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Consejos para elegir portátil sin ser un experto

Consejos para elegir portátil

Si estás buscando un portátil, seguramente te suenen a chino muchas de las características técnicas. ¡Tranquil@! Te traducimos lo más importante, las características que te interesan. Ahí va una lista de consejos para elegir un portátil sin ser un experto.

1. ¿Qué uso le vas a dar al portátil?

Esta es la cuestión principal para saber qué tipo de portátil necesitas. ¿Lo quieres para estudiar, para trabajar, para edición de fotografía o vídeo, para jugar?

Es esencial que el portátil que elijas tenga todos los recursos necesarios para tu desempeño. Que no se quede corto, y tampoco pagar de más por un equipo con prestaciones que no vas a utilizar.

En términos muy generales, en función del uso , podemos hacer la siguiente clasificación de portátiles:

  • Portátiles convencionales: recomendados para uso doméstico y para trabajo/estudio. Por lo general, permiten trabajar igual que lo harías con un ordenador de sobremesa. Dentro de estos podemos hacer una subclasificación:

    • Portátiles 2 en 1: permiten separar teclado y pantalla para poder usarlo como tablet. Son muy ligeros, pero la batería suele tener menos duración.

    • Ultrabooks: son los modelos más livianos y los hay que incorporan muy buenas prestaciones. Los encontramos desde 13 pulgadas. Excelentes para viajar.

  • Portátiles profesionales: destinados a uso de softwares profesionales que requieren una elevada capacidad de procesador, como edición de vídeo e imagen. También permiten compaginar tareas con rapidez y efectividad. Su tamaño habitual es de 14 o 15 pulgadas. Al igual que los ultrabooks, buscan una buena duración de batería y ligereza.

  • Portátiles para gaming: se caracterizan por utilizar procesadores de alta gama, una memoria RAM suficiente para ejecutar cualquier tipo de juego y, sobre todo, una tarjeta gráfica dedicada. Para acomodar todo este hardware, suelen ser más grandes y pesados. Su tamaño habitual es de 17 o 18 pulgadas. Evidentemente, el precio también es muy superior.

Logo Simyo
 
100Mb de fibra
14GB datos móviles
Llamadas ilimitadas
 
Precio Definitivo
Acumula los gigas que no uses 
 
28
,99*
€/mes
 
Ver detalles
logo eurona
 
50Mb de fibra
9GB datos móviles
Llamadas ilimitadas
Incluye fijo
 
Precio Definitivo
¡Cobertura en zonas rurales!
 
29
,00*
€/mes
 
Ver detalles

2. ¿Qué sistema operativo prefieres?

Cada sistema operativo tiene sus propias características, que pueden gustar más o menos a cada tipo de usuario. Aquí te presentamos los tres principales: Windows, macOS y Chrome OS.

a. Windows

Es el sistema operativo más extendido y con gran variedad de marcas y modelos de ordenador disponibles. La última versión, Windows 10, proporciona gran estabilidad y cantidad de softwares compatibles.

b. macOS

Tradicionalmente, el principal inconveniente de macOs era la falta de compatibilidad con dispositivos y aplicaciones fuera del ecosistema de Apple. Sin embargo, actualmente, macOS permite la conexión con casi cualquier dispositivo periférico (impresora, escáner, teclado…) e incluso usar softwares de Windows, como Microsoft Office.

Suelen tener menos vulnerabilidad frente ataques de malware y virus. La durabilidad de sus baterías también solía hacerles destacar.

Su diseño y usabilidad son otra de las virtudes de los adeptos de Mac. Sin embargo, el precio es bastante más elevado en comparación con otros equipos de prestaciones de hardware similares.

pepephone
 
300Mb de fibra simétrica
23GB datos móviles
Llamadas ilimitadas
 
Precio Definitivo
 
38
,90*
€/mes
 
Ver detalles
pepephone
 
600Mb de fibra
42GB datos móviles
Llamadas ilimitadas
 
Precio especial añadiendo tu tarifa de Luz a precio de coste y 100% verde
 
48
,90*
€/mes
 
Ver detalles

c. ChromeOS

ChromeOS es el sistema operativo desarrollado por Google y basado en Linux. Utiliza la interfaz del navegador de Chrome, ampliando sus funcionalidades y reduciendo el número de recursos RAM dedicados en la navegación.

Al ser un software de código libre, los ordenadores con este sistema operativo son bastante más baratos (encontramos modelos desde 125€).

Es apropiado para tareas domésticas, reproducción en streaming, gestión de redes sociales… Para un uso profesional, definitivamente, no resultaría adecuado.


3. Características técnicas para elegir un portátil

El procesador del portátil

El procesador es uno de los componentes más importantes que has de tener en cuenta para elegir un portátil. Un buen procesador optimiza el consumo de batería y ofrece un rendimiento adecuado al tipo de tareas que desempeñas.

No solo debes fijarte en el tipo de procesador, sino en la cantidad de núcleos que tiene. Lo habitual hoy día, para tareas de rendimiento normal son 4 núcleos. Para gaming o renderizado de imágenes pueden requerirse 6 núcleos.


Y más importante aún que el número de núcleos es el rendimiento de cada uno de ellos. Te recomendamos visitar las webs de Intel AMD (los procesadores más extendidos) para elegir el procesador que mejor se adapte a tus necesidades, y luego buscar el portátil. No al revés, como suele ser habitual.

Como sabrás, hay múltiples tipos de procesadores con grandes diferencias. En términos generales, podemos hacer una clasificación en función de su gama: alta, media o baja:

a. Procesadores de gama baja:

Intel Atom, Intel Pentium y Celeron: son económicos. Destinados a las tareas más básicas. Ofrecen bajo rendimiento de batería, especialmente los Pentium y los Celeron.

b Procesadores de gama media:

Intel Core i3, AMD A y Series E: rendimiento suficiente para tareas ofimáticas y de navegación. Pero hay gran diferencia con respecto al siguiente modelo, el Core i5.

c. Procesadores de gama alta:

  • Intel Core i5: buena relación calidad precio. Los modelos con mayor rendimiento (HQ) tienen cuatro núcleos.

  • Intel Core i7 e i9: alto rendimiento, sobre todo los modelos HQ y K, que son ideales para gaming y softwares profesionales.

Tarjeta gráfica

Nuevamente, en función del uso que le vayas a dar, tendrás que prestar más o menos atención a este componente.

Para gaming o edición de video necesitarás una gráfica dedicada. Si no es tu caso, con la tarjeta gráfica integrada en el procesador tendrás suficiente. Además, ahorrarás bastante dinero, pues las tarjetas dedicadas incrementan considerablemente el precio de los equipos.

Almacenamiento

Los portátiles modernos incorporan unidades de almacenamiento SSD basadas en flash, que sustituyen a los antiguos discos duros mecánicos. Esto aumenta su rendimiento considerablemente.

Por lo tanto, fíjate en que el portátil al que has echado el ojo incorpore esta mejora.

Memoria RAM

Para un uso distinto de edición de video o gaming, 8GB de RAM son más que suficientes.

En cualquier caso, se recomienda que las memorias RAM sean múltiplos de 4 para obtener garantías de buen rendimiento.

Conectividad

Los portátiles más pequeños y delgados pueden presentar limitaciones de conectividad. La mayoría ya solo incorporan un par de puertos USB como máximo. Es una característica a la que renunciamos a cambio de diseños más compactos y ligeros.

Fíjate que como mínimo tenga un puerto USB-C, que utiliza el estándar más reciente y tiene una buena tasa de transferencia. Enganchando un hub de puertos a este tipo de conexiones tendrás la conectividad que le falta a tu portátil.

Resolución de pantalla

Hoy en día, sería un atraso comprar un portátil con una resolución de pantalla inferior a Full HD.

En cuanto a portátiles con pantallas 4K, teniendo en cuenta el tamaño y el uso de recursos que necesita esa resolución, no sería la opción más recomendable. Apenas notarás la diferencia y ralentizará el funcionamiento.

Home Noticias

Tecnología

Consejos para elegir portátil sin ser un experto

Consejos para elegir portátil

Si estás buscando un portátil, seguramente te suenen a chino muchas de las características técnicas. ¡Tranquil@! Te traducimos lo más importante, las características que te interesan. Ahí va una lista de consejos para elegir un portátil sin ser un experto.

1. ¿Qué uso le vas a dar al portátil?

Esta es la cuestión principal para saber qué tipo de portátil necesitas. ¿Lo quieres para estudiar, para trabajar, para edición de fotografía o vídeo, para jugar?

Es esencial que el portátil que elijas tenga todos los recursos necesarios para tu desempeño. Que no se quede corto, y tampoco pagar de más por un equipo con prestaciones que no vas a utilizar.

En términos muy generales, en función del uso , podemos hacer la siguiente clasificación de portátiles:

  • Portátiles convencionales: recomendados para uso doméstico y para trabajo/estudio. Por lo general, permiten trabajar igual que lo harías con un ordenador de sobremesa. Dentro de estos podemos hacer una subclasificación:

    • Portátiles 2 en 1: permiten separar teclado y pantalla para poder usarlo como tablet. Son muy ligeros, pero la batería suele tener menos duración.

    • Ultrabooks: son los modelos más livianos y los hay que incorporan muy buenas prestaciones. Los encontramos desde 13 pulgadas. Excelentes para viajar.

  • Portátiles profesionales: destinados a uso de softwares profesionales que requieren una elevada capacidad de procesador, como edición de vídeo e imagen. También permiten compaginar tareas con rapidez y efectividad. Su tamaño habitual es de 14 o 15 pulgadas. Al igual que los ultrabooks, buscan una buena duración de batería y ligereza.

  • Portátiles para gaming: se caracterizan por utilizar procesadores de alta gama, una memoria RAM suficiente para ejecutar cualquier tipo de juego y, sobre todo, una tarjeta gráfica dedicada. Para acomodar todo este hardware, suelen ser más grandes y pesados. Su tamaño habitual es de 17 o 18 pulgadas. Evidentemente, el precio también es muy superior.

2. ¿Qué sistema operativo prefieres?

Cada sistema operativo tiene sus propias características, que pueden gustar más o menos a cada tipo de usuario. Aquí te presentamos los tres principales: Windows, macOS y Chrome OS.

a. Windows

Es el sistema operativo más extendido y con gran variedad de marcas y modelos de ordenador disponibles. La última versión, Windows 10, proporciona gran estabilidad y cantidad de softwares compatibles.

b. macOS

Tradicionalmente, el principal inconveniente de macOs era la falta de compatibilidad con dispositivos y aplicaciones fuera del ecosistema de Apple. Sin embargo, actualmente, macOS permite la conexión con casi cualquier dispositivo periférico (impresora, escáner, teclado…) e incluso usar softwares de Windows, como Microsoft Office.

Suelen tener menos vulnerabilidad frente ataques de malware y virus. La durabilidad de sus baterías también solía hacerles destacar.

Su diseño y usabilidad son otra de las virtudes de los adeptos de Mac. Sin embargo, el precio es bastante más elevado en comparación con otros equipos de prestaciones de hardware similares.

c. ChromeOS

ChromeOS es el sistema operativo desarrollado por Google y basado en Linux. Utiliza la interfaz del navegador de Chrome, ampliando sus funcionalidades y reduciendo el número de recursos RAM dedicados en la navegación.

Al ser un software de código libre, los ordenadores con este sistema operativo son bastante más baratos (encontramos modelos desde 125€).

Es apropiado para tareas domésticas, reproducción en streaming, gestión de redes sociales… Para un uso profesional, definitivamente, no resultaría adecuado.


3. Características técnicas para elegir un portátil

El procesador del portátil

El procesador es uno de los componentes más importantes que has de tener en cuenta para elegir un portátil. Un buen procesador optimiza el consumo de batería y ofrece un rendimiento adecuado al tipo de tareas que desempeñas.

No solo debes fijarte en el tipo de procesador, sino en la cantidad de núcleos que tiene. Lo habitual hoy día, para tareas de rendimiento normal son 4 núcleos. Para gaming o renderizado de imágenes pueden requerirse 6 núcleos.


Y más importante aún que el número de núcleos es el rendimiento de cada uno de ellos. Te recomendamos visitar las webs de Intel AMD (los procesadores más extendidos) para elegir el procesador que mejor se adapte a tus necesidades, y luego buscar el portátil. No al revés, como suele ser habitual.

Como sabrás, hay múltiples tipos de procesadores con grandes diferencias. En términos generales, podemos hacer una clasificación en función de su gama: alta, media o baja:

a. Procesadores de gama baja:

Intel Atom, Intel Pentium y Celeron: son económicos. Destinados a las tareas más básicas. Ofrecen bajo rendimiento de batería, especialmente los Pentium y los Celeron.

b Procesadores de gama media:

Intel Core i3, AMD A y Series E: rendimiento suficiente para tareas ofimáticas y de navegación. Pero hay gran diferencia con respecto al siguiente modelo, el Core i5.

c. Procesadores de gama alta:

  • Intel Core i5: buena relación calidad precio. Los modelos con mayor rendimiento (HQ) tienen cuatro núcleos.

  • Intel Core i7 e i9: alto rendimiento, sobre todo los modelos HQ y K, que son ideales para gaming y softwares profesionales.

Tarjeta gráfica

Nuevamente, en función del uso que le vayas a dar, tendrás que prestar más o menos atención a este componente.

Para gaming o edición de video necesitarás una gráfica dedicada. Si no es tu caso, con la tarjeta gráfica integrada en el procesador tendrás suficiente. Además, ahorrarás bastante dinero, pues las tarjetas dedicadas incrementan considerablemente el precio de los equipos.

Almacenamiento

Los portátiles modernos incorporan unidades de almacenamiento SSD basadas en flash, que sustituyen a los antiguos discos duros mecánicos. Esto aumenta su rendimiento considerablemente.

Por lo tanto, fíjate en que el portátil al que has echado el ojo incorpore esta mejora.

Memoria RAM

Para un uso distinto de edición de video o gaming, 8GB de RAM son más que suficientes.

En cualquier caso, se recomienda que las memorias RAM sean múltiplos de 4 para obtener garantías de buen rendimiento.

Conectividad

Los portátiles más pequeños y delgados pueden presentar limitaciones de conectividad. La mayoría ya solo incorporan un par de puertos USB como máximo. Es una característica a la que renunciamos a cambio de diseños más compactos y ligeros.

Fíjate que como mínimo tenga un puerto USB-C, que utiliza el estándar más reciente y tiene una buena tasa de transferencia. Enganchando un hub de puertos a este tipo de conexiones tendrás la conectividad que le falta a tu portátil.

Resolución de pantalla

Hoy en día, sería un atraso comprar un portátil con una resolución de pantalla inferior a Full HD.

En cuanto a portátiles con pantallas 4K, teniendo en cuenta el tamaño y el uso de recursos que necesita esa resolución, no sería la opción más recomendable. Apenas notarás la diferencia y ralentizará el funcionamiento.